¿Son seguras las anchoas durante el embarazo? ¿Eres saludable?

¿Estás esperando un bebé y tienes antojo de anchoas? Es posible que te estés preguntando si es seguro disfrutar de este sabroso manjar durante el embarazo. ¡No te preocupes! En este artículo, responderemos a todas tus preguntas y te revelaremos si las anchoas son seguras para ti y tu pequeño. Además, descubrirás otros consejos para mantener una alimentación saludable durante esta maravillosa etapa de tu vida. ¡Sigue leyendo para saber más!

Última actualización el 29 de diciembre de 2021

Las anchoas, ya sean marinadas, enlatadas o crudas, suelen ser criticadas durante el embarazo. Su delicioso sabor a umami también los convierte en uno de los antojos más populares durante el embarazo. Pero, ¿son siempre seguros y, de ser así, qué beneficios para la salud tienen? Descubra más aquí.

¿Son seguras las anchoas durante el embarazo? Las anchoas son seguras para las mujeres embarazadas si provienen de lata, lata o frasco. Las anchoas crudas y marinadas no deben provenir de recipientes abiertos como los que se encuentran en una tienda de delicatessen. Todas las anchoas se pueden preparar de forma segura cocinándolas.

Las anchoas son probablemente uno de los pocos alimentos que no están pasteurizados ni esterilizados en lata o frasco. Por eso te he desglosado todas las formas de comprar y servir anchoas para que puedas comprobar cuál es la más segura.

¿Las anchoas son bajas en mercurio? ¿Cuál es su contenido de mercurio?

Antes de profundizar en los diferentes tipos de anchoas, responderé a una de las preguntas más comunes sobre ellas: si son o no un pescado bajo en mercurio.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ha probado repetidamente ciertos tipos de pescado para determinar sus niveles de mercurio y las anchoas tienen, en promedio, un nivel de mercurio muy bajo de 0,016 PPM (partes por millón) (Fuente: FDA).

El Fondo de Defensa Ambiental también distingue entre las diferentes especies de anchoveta que se encuentran en todo el mundo, pero todas caen en la clasificación de «bajo contenido de mercurio» (Fuente: FED).

Finalmente, un estudio realizado en Turquía en 2014 examinó cientos de muestras de anchoa y encontró que los niveles de mercurio se mantenían en niveles seguros «dentro de rangos aceptables» en quienes las consumían (fuente: PMC).

¿El resultado de todo esto? Las anchoas son pescados con bajo contenido de mercurio y se pueden disfrutar de forma segura durante el embarazo sin preocuparse por sus niveles de mercurio. Debido a que tienen un sabor tan intenso, no es habitual comer grandes cantidades de anchoas.

Tenga en cuenta que el NHS recomienda que los habitantes del Reino Unido limiten el consumo de pescado graso, como las anchoas, a dos porciones por semana. La razón de esto es la preocupación por el contenido de contaminantes (fuente: Servicio Nacional de Salud). Este límite recomendado no existe en otros países.

¿Son seguras las anchoas durante el embarazo? ¿Eres saludable?

¿Pueden las mujeres embarazadas comer anchoas crudas marinadas?

El único tipo de anchoa que las mujeres embarazadas deben evitar es el fría, marinada, estilo crudo Puedes conseguirlo en delis, sólo si se almacena o se sirve en recipientes abiertosdebido al riesgo de contaminación cruzada.

Las anchoas marinadas o curadas son fáciles de identificar porque son filetes de anchoa de color blanco (en lugar de marrón) y, por lo general, todavía tienen la cáscara.

Las bacterias no sobreviven bien en adobos como los ácidos que se utilizan para encurtir anchoas.. Sin embargo, uno de los patógenos más resistentes a los ácidos es la listeria (fuente: Diario de seguridad alimentaria).

Por este motivo, las anchoas marinadas envasadas de fábrica en vasos o recipientes se pueden consumir durante el embarazo. Probablemente sea mejor evitar aquellos que se sirven o almacenan en recipientes abiertos.como se ve en los mostradores de delicatessen, por ejemplo.

Las mujeres embarazadas deben comer crudo, NO marinado Anchoas y todos los demás pescados sin curar ni cocer, ya que el riesgo de contaminación bacteriana es bajo pero significativo (Fuente: Ginecología de Londres).

Anchoas enlatadas/enlatadas o en tarro durante el embarazo

A diferencia de casi todos los demás pescados enlatados, como el atún, las anchoas no se pasteurizan ni se esterilizan con calor. En cambio, están «semiconservados» (fuente: Príncipe heredero) porque se vuelven papilla cuando se cocinan en la lata; las anchoas se descomponen muy fácilmente cuando se cocinan.

Aunque «semiconserva» generalmente significa algo que se debe evitar durante el embarazo, las anchoas son un poco diferentes debido a la forma en que se procesan con mucha sal.

Las anchoas saladas (la variedad enlatada o en frasco) son seguras para comer durante el embarazo. Esto se debe a que es extremadamente difícil que las bacterias sobrevivan cuando las anchoas se procesan con sal de esta manera (Fuente: Diario de seguridad alimentaria).

¿Está bien la pasta de anchoas durante el embarazo?

La pasta de anchoa se puede tratar igual que las anchoas enlatadas o enlatadas. La pasta no está cruda, sino “semiconservada” con sal y, a veces, otros conservantes.

La pasta de anchoa es segura para comer durante el embarazopero recuerda conservarlo en el frigorífico una vez abierto y utilizarlo dentro del tiempo indicado en la etiqueta.

¿Son seguras las anchoas durante el embarazo? ¿Eres saludable?

¿Qué pasa con las anchoas en una ensalada César durante el embarazo?

Las ensaladas César se pueden servir con cualquier tipo de anchoa: fresca y marinada o enlatada y salada.

Puedes encontrar más información sobre cómo comer ensalada César durante el embarazo en este artículo, porque no sólo debes prestar atención a las anchoas, sino también al aderezo.

¿Las anchoas son saludables/buenas para usted durante el embarazo?

Las anchoas son una opción segura y saludable para las mujeres embarazadas porque tienen bajo contenido de mercurio y contienen ácidos grasos esenciales omega-3 (Fuente: Clínica Mayo). Sin embargo, dado que es un pescado azul que puede contener pequeñas cantidades de contaminantes potenciales como dioxinas, debes limitarlo a unas pocas porciones por semana (fuentes, Wikipedia, bbc).

Hay que tener en cuenta que una ración “normal” de anchoas es bastante pequeña, ya que se suelen consumir como condimento o guarnición y no solas. Es poco probable que superes los valores recomendados. ¡a menos que te comas una lata o un frasco entero!

Las anchoas son muy bajas en grasas y calorías y no contienen azúcar. Son una rica fuente de ácidos grasos esenciales omega-3, vitaminas A y K, así como ácido fólico y selenio (Fuente: Datos nutricionales).

La única precaución con el pescado anchoa durante el embarazo es que son Generalmente tienen un alto contenido de sodio porque son salados. antes de envasarlos si están en lata o frasco. Las anchoas frescas marinadas contienen menos sal. Dado que las anchoas se comen en pequeñas cantidades, esto sólo es un problema si se controla el consumo de sodio.

En total, Las anchoas son una forma súper sabrosa de darle sabor a algunos de los alimentos que son buenos para ti durante el embarazo., como ensaladas, verduras y carnes magras (a mí me gusta añadirlas a un filete de cordero). Son bastante versátiles y combinan tan bien con pasta como con pizza, por lo que hay muchas opciones de anchoas para elegir.


Usted también puede estar interesado en:

  • Si es seguro comer aceitunas durante el embarazo o no
  • Otros tipos de artículos de seguridad para mariscos
  • Una guía sobre cuánto atún puedes comer, incluidos los niveles de mercurio

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Frequently Asked Questions: ¿Son seguras las anchoas durante el embarazo? ¿Eres saludable?

¿Son seguras las anchoas durante el embarazo?

El embarazo es una etapa de la vida en la que las mujeres deben tener especial cuidado con su alimentación. Es común que surjan dudas relacionadas con los alimentos que son seguros o no para consumir durante esta etapa. Una de las preguntas más frecuentes es si las anchoas son seguras durante el embarazo.

Las anchoas son un tipo de pescado pequeño, salado y enlatado, conocido por su sabor distintivo. Afortunadamente, las anchoas pueden ser seguras para comer durante el embarazo si se siguen ciertas precauciones.

Consumo moderado: Como con cualquier alimento, es importante consumir las anchoas con moderación durante el embarazo. Se recomienda limitar el consumo a dos porciones de 75 gramos por semana para minimizar la exposición a posibles contaminantes.

Control de calidad: Al comprar anchoas, es esencial asegurarse de que provengan de una fuente confiable y cumplan con los estándares de calidad adecuados. Opta por marcas reconocidas y verifícalas en busca de certificaciones de seguridad alimentaria.

Preparación adecuada: Antes de consumir anchoas enlatadas, es importante lavarlas y eliminar el exceso de sal. También puedes optar por anchoas frescas o marinadas en lugar de las enlatadas. Asegúrate de cocinar las anchoas adecuadamente para evitar el riesgo de infecciones.

Beneficios nutricionales: Las anchoas son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, proteínas de alta calidad y varios nutrientes esenciales, como el calcio, el hierro y el zinc. Estos nutrientes son beneficiosos para el desarrollo fetal y el bienestar general durante el embarazo.

Siempre es recomendable consultar con tu médico o profesional de la salud antes de realizar cambios importantes en tu dieta durante el embarazo. Además, ten presente que las reacciones a los alimentos pueden variar entre las mujeres, por lo que es importante prestar atención a cualquier señal de malestar o alergias.

¿Eres saludable?

La salud es un aspecto fundamental en nuestras vidas. Muchas personas se preguntan cómo pueden mantenerse saludables y llevar un estilo de vida equilibrado. Aquí te proporcionamos algunas pautas clave para lograrlo:

1. Alimentación equilibrada:

Una alimentación equilibrada es esencial para mantenernos saludables. Asegúrate de incluir una variedad de alimentos en tu dieta, como frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras y grasas saludables. Evita los alimentos procesados y azucarados tanto como sea posible.

2. Actividad física regular:

Realizar actividad física de forma regular es fundamental para mantener una buena salud. Intenta incorporar al menos 150 minutos de ejercicio moderado o 75 minutos de ejercicio vigoroso a tu rutina semanal. Caminar, correr, nadar o practicar algún deporte son excelentes opciones.

3. Descanso adecuado:

El descanso adecuado es imprescindible para mantener nuestra salud física y mental. Asegúrate de dormir entre 7 y 9 horas cada noche y establece una rutina de sueño regular. Evita el uso excesivo de dispositivos electrónicos antes de dormir, ya que pueden interferir con la calidad del sueño.

4. Control del estrés:

El estrés crónico puede tener un impacto negativo en nuestra salud. Busca técnicas de manejo del estrés que funcionen para ti, como la meditación, la respiración profunda o la práctica de hobbies relajantes. También es importante establecer límites y delegar tareas cuando sea posible.

5. Revisiones médicas regulares:

Realizarse revisiones médicas regulares es una manera efectiva de prevenir enfermedades y detectar problemas de salud en etapas tempranas. No ignores los chequeos médicos recomendados y habla con tu médico sobre cualquier preocupación o síntoma que puedas tener.

Recuerda que cada persona es única y puede tener necesidades y requerimientos de salud específicos. Siempre es recomendable buscar asesoramiento médico personalizado para obtener recomendaciones adaptadas a tu situación particular.


Deja un comentario