¿Se puede comer sopa de miso durante el embarazo? Beneficios y seguridad

El embarazo es un momento de gran importancia en la vida de una mujer, en el cual es fundamental cuidar de su salud y la del bebé. Sin embargo, es común tener dudas sobre qué alimentos son seguros y beneficiosos durante esta etapa. Una de las preguntas que pueden surgir es si se puede o no consumir sopa de miso durante el embarazo. En este artículo, exploraremos los beneficios y la seguridad de incluir esta deliciosa sopa en la dieta de las futuras mamás. ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Última actualización el 27 de septiembre de 2021

La sopa de miso se considera desde hace mucho tiempo una opción nutritiva y saludable frente a otras sopas cremosas y ricas en calorías. Si está embarazada, hay otras cosas que debe considerar sobre la sopa de miso, incluido cómo prepararla, qué acompañar y con qué frecuencia debe comerla (o beberla).

¿Se puede comer sopa de miso durante el embarazo? Dependiendo de los ingredientes utilizados en la mezcla de sopa, la sopa de miso generalmente es segura durante el embarazo. Si estás vigilando tus niveles de soja o sodio, también debes prestar atención a tu consumo de sopa de miso.

Hay tantos tipos de sopa de miso como marcas, por lo que he intentado enumerar muchas de las más populares aquí, junto con consideraciones generales de seguridad durante el embarazo. Si eres fanática de la comida japonesa, he cubierto muchos más platos, incluidos restaurantes japoneses, en mi guía para salir a comer durante el embarazo.

¿Es segura la sopa de miso durante el embarazo?

Hay tantas variaciones de sopa de miso que es difícil dar una respuesta general que cubra todos los tipos de sopa de miso. En general, la sopa de miso es segura para el embarazo. Los ingredientes y tipos que quizás se pregunte incluyen:

Annie Chun, Clearspring y otras marcas populares – Son seguros durante el embarazo ya que los ingredientes están liofilizados, pasteurizados o ambos. Sin embargo, compruebe el contenido de sodio, ya que puede ser bastante alto según el tamaño de la porción.

Sopa de miso instantánea – Ya sea en forma de polvo o pasta, la sopa de miso instantánea producida comercialmente es segura durante el embarazo. Nuevamente, depende de la porción, pero puede contener mucho sodio.

Si lees algunas de las etiquetas de ingredientes, verás que muchas mezclas comerciales de sopa de miso pueden hacer esto. muy alto en sodio (Sal); en algunos casos hasta el 50% de la dosis diaria recomendada.

Investigadores en Japón descubrieron en 2011 que las mujeres embarazadas que consumían principalmente frutas, verduras, sopa de miso y pescado recibían más nutrientes que otros grupos de control, pero también tenían la mayor ingesta de sodio (fuente: La revista de la sociedad de nutrición).

La ingesta de sodio debe limitarse a 2400 mg por día y no es necesario cambiarla durante el embarazo. En otros países, los ingredientes pueden aparecer como sal en lugar de sodio, lo cual no es lo mismo. En el Reino Unido el límite diario es de 6 g de sal. En Estados Unidos son 2.400 mg (o 2,4 g) de sodio. En realidad, es lo mismo: 6 g de sal contienen 2,4 g de sodio.

Exceder el límite ocasionalmente no es necesariamente dañino, pero una dieta alta en sodio puede causar o empeorar la retención de líquidos, especialmente en las últimas etapas del embarazo (fuente: padres.com).

Por esta razón, tiene sentido controlar la cantidad de sodio que consume a lo largo del día. Puedes superar fácilmente los límites recomendados sin darte cuenta, especialmente si comes o bebes sopa de miso.

Un buen consejo: cuanto más clara sea la sopa de miso (por ejemplo, miso blanco), menor será el contenido de sodio en comparación con las variedades más oscuras (por ejemplo, miso rojo o marrón).

¿Se puede comer sopa de miso durante el embarazo? Beneficios y seguridad

Ingredientes de la sopa de miso y su seguridad durante el embarazo

Algunas sopas de miso contienen verduras, tofu, mariscos, fideos u otros añadidos para hacer una comida más completa. Además del contenido de sodio, también debes prestar atención a los ingredientes agregados a la sopa de miso que pueden requerir mayor consideración si estás embarazada. Por ejemplo:

mariscos – Algunas sopas de miso contienen mariscos como mejillones, gambas, langostinos u otros mariscos. Siempre que estos mariscos estén completamente cocidos, se pueden comer sin peligro con sopa de miso. Primero revisa un trozo pequeño y asegúrate de que esté completamente cocido.

Si tiene preguntas individuales sobre productos del mar, busque en este sitio web en la parte superior derecha y vea si he escrito un artículo aparte al respecto. Por ejemplo, he escrito otros artículos dedicados a camarones y calamares.

algas marinas y vegetales marinos: son seguros para comer durante el embarazo cuando se cocinan y son muy comunes en la mayoría de las sopas de miso.

huevo – Algunas sopas de miso o versiones de ramen contienen un huevo (a veces un “huevo manchado de té”). Asegúrese de que esté duro o frito hasta que la yema esté bien cocida y no quede blanda ni media. Los huevos crudos o líquidos pueden no ser seguros durante el embarazo debido al riesgo de salmonela.

Si desea obtener más información sobre esto, es posible que le interese otro artículo que escribí sobre la seguridad de los óvulos durante el embarazo.

Tofu o soja – Suelen añadirse en pequeñas cantidades a varios tipos de sopas de miso. Los productos de soja como el edamame y el tofu son seguros durante el embarazo.

Sin embargo, si le han dicho que evite la soja (por ejemplo, si le han diagnosticado cáncer de mama o hipotiroidismo), debe limitar su consumo de soja (Fuente: Servicio Nacional de Salud). Tenga en cuenta que la pasta de miso suele estar hecha de soja fermentada. Para obtener más información sobre el tofu y el embarazo, consulte nuestro artículo dedicado aquí.

Mirin y sake – Estas bebidas alcohólicas japonesas a veces se añaden como saborizante a la base de la sopa de miso. El alcohol se hierve casi por completo y se consume en cantidades tan pequeñas que no es lo suficientemente importante como para tener algún efecto durante el embarazo.

Verduras – La sopa de miso a veces contiene verduras o se adorna con cebollas verdes o cebollines en rodajas. Si está embarazada, es seguro comerlos si primero se lavan completamente.

Preste más atención a los aderezos de la sopa de miso (por ejemplo, cebollas verdes), ya que no se cocinan en la sopa. Si tienes dudas a la hora de lavar las verduras, omite la cobertura.

Fideos (udon, ramen, etc.) – Todas las pastas se pueden consumir con moderación durante el embarazo ya que muchas de ellas se consideran carbohidratos con almidón (como la pasta de trigo).

Pasta de miso casera o sin pasteurizar – Esta es una de las pocas cosas a las que debes prestar atención cuando estás embarazada.

Muchas pastas de miso fermentadas producidas comercialmente son buenas durante el embarazo, pero los alimentos fermentados caseros tienen un mayor riesgo de contaminación cruzada durante o después del proceso de fermentación, simplemente porque los cocineros caseros son más propensos a cometer errores que una fábrica estéril.

Si desea comer sopa de miso durante el embarazo, es mejor seguir con pastas, paquetes y polvos comerciales.

Los beneficios de la sopa de miso durante el embarazo: ¿es buena para usted?

Aparte de su alto contenido de sodio, la sopa de miso es conocida por su alto contenido de nutrientes. Es una excelente fuente de vitamina K, manganeso, zinc, cobre y riboflavina..

Además, tiene un alto contenido de proteínas, lo que la convierte en una opción de sopa saludable pero saciante (Fuente: información nutricional). Debido a que el miso está elaborado a partir de ingredientes fermentados, también es una buena fuente natural de probióticos (Fuente: apa).

Agregar vegetales adicionales, combinados con un puñado de carbohidratos como pasta integral o papas cortadas en cubitos, puede hacer una comida completa, abundante y saludable, aunque rica en sodio. Si estás haciendo tu propia sopa de miso desde cero, puedes usar menos pasta de miso (o usar miso blanco) para contrarrestar la absorción de sal.

¿Se puede comer sopa de miso durante el embarazo? Beneficios y seguridad

¿La sopa de miso es buena para las náuseas matutinas?

Hay tales en este momento. sin estudios médicos concretos quienes informan que la sopa de miso es eficaz contra las náuseas matutinas. Sin embargo, hay muchos informes de mujeres que se sienten mejor después de comer sopa de miso para combatir las náuseas matutinas (o las náuseas en general).

Toda la evidencia es anecdótica, pero no hay nada de malo en probarla. Comience con una pequeña cantidad y vea si mejora sus síntomas. Como mínimo, te ayudará a mantenerte hidratado si has estado enfermo, pero recuerda también beber mucha agua. Algunos remedios para las náuseas matutinas también se tratan en mi sección de alimentos y golosinas seguras para el embarazo.

¿Puedo comer sopa de miso en todos los trimestres?

Las mujeres embarazadas pueden comer sopa de miso de forma segura durante el primer, segundo o tercer trimestre si controlan su consumo de sodio. Especialmente en el tercer trimestre, comer muchos alimentos ricos en sodio puede provocar retención de líquidos.

La sopa de miso es una opción buena y nutritiva para las mujeres embarazadas. Pero primero revise las etiquetas y asegúrese de no exceder con frecuencia la cantidad diaria recomendada de sal (6 g) o sodio (2400 mg), que es aproximadamente una cucharadita de sal (Fuente: Servicio Nacional de Salud).

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Se puede comer sopa de miso durante el embarazo? Beneficios y seguridad

¿Se puede comer sopa de miso durante el embarazo?

El embarazo es un momento crucial en la vida de una mujer, y es natural tener preguntas sobre la alimentación y los alimentos que se pueden consumir durante este período. Una pregunta común que surge es si se puede comer sopa de miso durante el embarazo y cuáles son sus beneficios y seguridad.

Beneficios de la sopa de miso durante el embarazo

La sopa de miso, un plato tradicional japonés, está hecha de pasta de soja fermentada llamada miso, mezclada con caldo de pescado o vegetales. Esta sopa proporciona varios beneficios nutricionales importantes durante el embarazo:

  1. Fuente de proteínas: El miso es rico en proteínas, que son esenciales para el crecimiento y desarrollo del bebé en el útero.
  2. Alta en probióticos: La pasta de miso fermentada contiene probióticos que favorecen la salud intestinal, lo que puede ayudar a prevenir el estreñimiento y fortalecer el sistema inmunológico tanto de la madre como del bebé.
  3. Contiene nutrientes esenciales: La sopa de miso puede ser una buena fuente de vitaminas y minerales, como la vitamina K, vitamina E, vitamina B12, ácido fólico, hierro y zinc.

Es importante tener en cuenta que la sopa de miso sola no puede satisfacer todas las necesidades nutricionales durante el embarazo. Se recomienda consumirla como parte de una dieta equilibrada y variada, rica en otros alimentos nutritivos.

Seguridad de consumir sopa de miso durante el embarazo

En general, la sopa de miso se considera segura durante el embarazo. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunas precauciones:

  1. Controlar la cantidad de sodio: Algunas sopas de miso pueden tener un alto contenido de sodio, lo cual puede ser perjudicial para la salud en exceso. Es importante leer las etiquetas y elegir opciones bajas en sodio o limitar su consumo.
  2. Elegir miso pasteurizado: Durante el embarazo, es recomendable consumir miso pasteurizado, ya que esto ayuda a evitar el riesgo de infecciones por bacterias. Consulta con tu médico o nutricionista para obtener más información sobre el miso adecuado para consumir durante el embarazo.

Siempre es recomendable hablar con tu médico o profesional de la salud antes de hacer cambios en tu dieta durante el embarazo para asegurarte de que se adapten a tus necesidades particulares y condiciones de salud.

Recuerda que cada embarazo es único y lo que funciona para una mujer puede no funcionar para otra. Si tienes alguna preocupación o pregunta específica, no dudes en consultarlo con tu médico.

En resumen, la sopa de miso puede formar parte de una dieta saludable durante el embarazo debido a sus beneficios nutricionales. Sin embargo, es importante consumirla con moderación y teniendo en cuenta las precauciones mencionadas anteriormente.

Fuentes externas:

  1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2774916/
  2. https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/expert-answers/pregnancy-nutrition/faq-20057897


Deja un comentario