Crisis Hipertensiva

Todo Sobre la Crisis Hipertensiva

Crisis Hipertensiva

La hipertensión arterial es una de las enfermedades más comunes en el mundo y que, además, es un factor de riesgo importante para la salud cardiovascular. ¿Conoces a alguien con hipertensión? ¿Sufres de presión arterial alta? Pues este es uno de los principales causantes de la crisis hipertensiva. A continuación, te contamos porqué y todo lo que debes conocer para evitarlas.


¿Qué es una crisis hipertensiva?

Primero, es importante saber que la presión arterial es aquella ejercida por el bombeo del corazón contra las paredes de tu sistema vascular, lo que es imprescindible para la correcta circulación de la sangre. Ahora bien, una crisis hipertensiva aparece cuando esta presión es exagerada, con valores superiores a 120 mmHg en el componente diastólico o más de 180 mmHg en el sistólico.

Esta elevada presión puede provocar daños en tu sistema cardiovascular, generando distintas complicaciones si no buscas ayuda médica de forma inmediata. Por tanto, las crisis hipertensivas son una causa frecuente de consulta en urgencias y casi el 5% de los pacientes con hipertensión arterial tendrán un episodio a lo largo de su vida, sobre todo si no siguen el tratamiento correctamente, por esta razón es tan importante que consultes a tu médico regularmente.

regresar al menú ↑

Síntomas de una crisis hipertensiva

Las manifestaciones que puedes experimentar durante una crisis hipertensiva son muy variadas, siendo posible que en algunos casos ocurre de forma asintomática. Sin embargo, las más comunes son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos y vértigos.
  • Ansiedad.

Generalmente, los síntomas anteriores suelen presentarse en una urgencia hipertensiva, lo que quiere decir que no presenta riesgo para tu vida y que las presiones se normalizaran gradualmente con ayuda de tratamiento oral y observación médica. Sin embargo, en caso de emergencia hipertensiva, pueden ocurrir lesiones graves a órganos y esto sí podría ser mortal, siendo comunes los siguientes signos:

  • Dolor de pecho intenso.
  • Visión borrosa y desorientación.
  • Dificultad para respirar.
  • Convulsiones y alucinaciones.

Si presentas alguno de los síntomas anteriores lo mejor es que te dirijas al centro asistencial más cercano, para ser evaluado de forma correcta por personal médico y de esta forma evitar posibles complicaciones.

regresar al menú ↑

Causas de una crisis hipertensiva

Las causas que pueden provocar una crisis hipertensiva son muy variadas y puede determinarse según distintos factores, ya sean enfermedades o accidentes, pero las situaciones más comunes son las siguientes:

  • Tomar de forma incorrecta el medicamento para la presión arterial.
  • En caso de enfermedad cerebro vascular o ictus.
  • Infarto al miocardio.
  • Si estas en estado de gestación, es particularmente peligroso.
  • Por accidente que provocó un traumatismo cráneo-encefálico.
  • En periodos post-operatorios.
  • En caso de enfermedades renales de base.
  • Ingesta de cocaína y otras drogas estimulantes.
  • Después de un trasplante renal.

regresar al menú ↑

Consecuencias de una crisis hipertensiva

Si la crisis hipertensiva progresa y se prolonga en el tiempo, lo más probable es que sufras algunas complicaciones o consecuencias, debido a las altas presiones que está manejando tu sistema vascular. Algunas de estas son:

  • Hemorragias debido a la ruptura de vasos provocada por la hipertensión, esto es particularmente grave si produce un accidente cerebro-vascular ya que podría afectar algunas partes de la corteza, limitando las conexiones motoras y sensitivas.
  • En mujeres embarazadas pueden provocar la muerte tanto a la madre como al bebé.
  • Puede ocurrir una disección aórtica, sobre todo si hay dolor intenso en el pecho.
  • Es común el infarto al miocardio en pacientes con crisis hipertensivas, siendo una de sus principales complicaciones.

regresar al menú ↑

Tratamiento para una crisis hipertensiva

Lo cierto es que, si es abordada a tiempo, es una situación muy manejable, pero es primordial buscar ayuda médica especializada, ya que solo un profesional de salud podrá determinar si se trata de una urgencia o emergencia hipertensiva y de acuerdo a eso, establecer el tratamiento específico. Entre los principales cuidados tenemos:

  • Administración oral o intravenosa de medicamentos antihipertensivos, con la finalidad de devolver la presión a valores más normales.
  • Es probable que sea necesario hacer más estudios, como un electrocardiograma y medición de signos vitales.

Además, luego de ser estabilizado, lo más importante es empezar por tomar el tratamiento antihipertensivo de manera regular y retomar su rutina diaria con pequeños cambios que promuevan una vida más saludable.

Fuentes externas:

[content-egg module=Youtube template=tile]