Crisis Gastritis

Todo Sobre la Crisis Gastritis

La gastritis es una enfermedad que se comporta de manera insidiosa, es decir, tiene un progreso lento pero molesto al mismo tiempo. Si te han diagnosticado de gastritis previamente y después de ingerir ciertos alimentos, los síntomas aparecen o empeoran, probablemente se deba a que tienes una crisis de gastritis. ¿Quieres conocer más al respecto? ¡Quédate con nosotros y te lo contamos todo!

crisis de gastritis

¿Qué es una crisis de gastritis?

Primero que nada, el término “gastritis” se refiere a la inflamación de las capas que conforman tu estómago –específicamente la mucosa- y puede desarrollarse de forma aguda o crónica, lo que va a establecer el tiempo que durará la crisis. Aunque puede parecerte grave, en la mayoría de los casos la gastritis es inocua y con un adecuado tratamiento te verás completamente recuperado.

Sin embargo, si es posible presentar ciertas complicaciones si no sigues los cuidados adecuados, que generalmente es una combinación entre una dieta específica y algunos medicamentos. Además, ciertos hábitos como el consumo de alcohol pueden empeorar tu cuadro de gastritis y prolongar la curación.

regresar al menú ↑

Diagnóstico de una crisis de gastritis

Es posible que tu médico te diagnostique con una crisis de gastritis después de una serie de exámenes, pero el principal es una endoscopia, que consiste en introducir un dispositivo alargado y flexible que posee una cámara, a través de tu boca, pasando por tu garganta y esófago hasta llegar al estómago.

Solo de esta manera es posible observar las paredes del órgano y dependiendo de sus características, realizar el diagnóstico. En caso de tener gastritis las paredes de tu estómago se verán inflamadas y mucho más rosadas de lo normal, incluso en fases avanzadas pueden encontrarse pequeñas ulceras.

regresar al menú ↑

Síntomas de una crisis de gastritis

Respecto a los síntomas que puedes presentar durante esta crisis: pues son muy variados y a veces un poco inespecíficos. Pero lo más común es que sientas que empeoran con el paso del tiempo y es justo en este momento que debes buscar asistencia médica. Sin embargo, de manera general, las manifestaciones más comunes son:

  • Ardor y dolor, con presencia de reflujo o no.
  • Nauseas, sobre todo después de tus comidas.
  • Vómitos.
  • Puedes sentir una sensación inespecífica de malestar, como una indigestión.
  • El hipo es muy frecuente.
  • Es común que pierdas el apetito.
  • A veces podrás percibir que tu abdomen aumenta de tamaño y se llena de gases.

Es importante destacar que no siempre presentaras estos síntomas, a veces es posible que no sientas ninguno de ellos y tengas una gastritis asintomática. La forma en la que una patología se manifiesta varia de persona a persona.

regresar al menú ↑

Causas de una crisis de gastritis

La gastritis y sus crisis generalmente son desencadenadas por múltiples factores, algunos de ellos relacionados directamente con tu rutina diaria y los hábitos alimenticios que posees, también tu carga genética, entre otras cosas. Es una combinación muy amplia, pero las causas más comunes son:

Causas exógenas

  • Que hayas estado expuesto a radiación meses previos, ya sea por un tratamiento o por el trabajo.
  • Si ingieres algunos medicamentos como analgésicos no esteroideos (AINES), ya sean acetaminofén o ibuprofeno.
  • Que poseas una alimentación alta en picantes y otros irritantes.
  • En caso de que ingieras drogas o alcohol constantemente, ya que estudios han determinado que el consumo de alcohol crónico es uno de los principales causantes.
  • A veces la raza tiene algo que ver, ya que esta enfermedad es más común en caucásicos.

Causas endógenas

  • Si eres de aquellos que produce mucho acido gástrico, corres más riesgo de presentar gastritis.
  • En caso de que poseas enfermedades renales de base y ocurran complicaciones.
  • Las causas autoinmunes también son importantes.

Pero, además de lo anterior, una de las principales causas es la infección por una bacteria llamada Helicobacter pylori, que suele adquirirse a través de comidas contaminadas y hasta el 60% de la población en países desarrollados la padece. Por tanto, es probable que tú también la poseas y sea la causante de tu gastritis.

regresar al menú ↑

Consecuencias de una crisis de gastritis

Lo cierto es que, aunque son poco probables, las consecuencias de la gastritis pueden ser graves. Es por esto la importancia de seguir los cuidados correspondientes una vez tengas el diagnóstico.

La principal complicación y la más común es la aparición de ulceras gástricas o duodenales, lo que ocurre porque hay cambios en el revestimiento de tu estómago, precisamente por la inflamación presente. Estas ulceras pueden sangrar, empeorando tus síntomas.

También se ha encontrado relación entre la infección por H. pylori, la gastritis crónica y la aparición de cáncer de estómago. Ya que, con el paso del tiempo, este daño en las paredes del órgano, provocan cambios malignos en las células. Pero ¡recuerda! Esto es poco probable.

regresar al menú ↑

Tratamiento para una crisis de gastritis

El tratamiento debe establecerse lo más rápido posible, para mejorar los síntomas y reducir los riesgos. Después del diagnóstico es probable que tu médico te comunique los siguientes cuidados:

  • Dieta libre de sustancias irritantes: picante, ají, café, tabaco o alcohol.
  • Te pueden prescribir antiácidos orales.
  • Protectores de la mucosa, para evitar que los ácidos sigan dañando más la pared gástrica.
  • En caso de que presentes nauseas o vómitos, es posible que te recomienden antieméticos.

Fuentes externas:

[content-egg module=Youtube template=tile]