¿Pueden los bebés comer pizza? ¿Cuándo es seguro?

¡Hola a todos! Si eres padre o madre, seguramente te has hecho esta pregunta en más de una ocasión: ¿Pueden los bebés comer pizza? Y lo más importante, ¿cuándo es seguro incorporarla en su alimentación? La pizza es uno de esos alimentos que todos amamos, pero cuando se trata de nuestros pequeños, debemos asegurarnos de que lo que comen es seguro y adecuado para su desarrollo. En este artículo, vamos a explorar todas las facetas de esta deliciosa indulgencia y descubrir si realmente los bebés pueden disfrutarla. Así que, sigue leyendo y encuentra la respuesta que estás buscando. ¡Vamos a descubrir si los bebés pueden comer pizza y cuándo es seguro hacerlo!

La pizza es un plato popular en todo el mundo. ¡Se puede servir con una variedad de aderezos, desde pepperoni hasta piña, verduras y más! Sin embargo, ¿la pizza es segura para su bebé?

Los bebés mayores de un año pueden comer pizza cortada en trozos pequeños de forma segura. Sin embargo, tiene un alto contenido de sodio y grasas saturadas y debe servirse con moderación. Asegúrese de que toda la carne esté bien cocida y que la pizza esté cortada en trozos pequeños.

Desde pizza casera hasta pizza congelada comprada en tiendas y más, hay mucho que explorar en lo que respecta a la seguridad de la pizza para bebés. ¡Profundicemos en los hechos!

¿La pizza es segura para los bebés?

La palabra «pizza» tiene muchas definiciones para diferentes personas. Normalmente consiste en una base horneada con salsa de tomate y queso mozzarella. Asimismo, la pizza puede tener varios aderezos que incluyen carne, queso, frutas, verduras y más.

En general, la pizza es segura para los bebés siempre que la pizza y la carne estén completamente cocidas. Si la pizza contiene almuerzo o salchichas, asegúrese de calentarla hasta que esté humeante y luego enfriarla a la temperatura adecuada para el bebé (Fuente: Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. [FDA]).

¿Pueden los bebés comer pizza? ¿Cuándo es seguro?

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la pizza es excepcionalmente alta en sodio, especialmente cuando contiene carnes procesadas como pepperoni, salchichas y más. Por lo tanto, evite darles a los niños pequeños y bebés alimentos con alto contenido de sodio, como pizza, de forma regular (Fuente: Centros de Control y Prevención de Enfermedades [CDC]).

El queso de la pizza, típicamente mozzarella, también tiene un alto contenido de sodio. El queso también contiene cantidades significativas de grasas saturadas y colesterol dietético. Los bebés deben comer una cantidad limitada de ambos (Fuente: Asociación Americana del Corazón).

Debido a su alto contenido de sal y grasas saturadas, la pizza debe administrarse a los bebés con moderación.

Si le sobra pizza después de comer, asegúrese de colocarla en el refrigerador a más tardar dos horas después de cocinarla. Si la temperatura exterior es superior a 90 grados Fahrenheit, coloque la pizza en el refrigerador dentro de una hora después de hornearla.

Además, cuando recaliente las sobras de pizza para su bebé, asegúrese de calentarla a 165 grados Fahrenheit para matar bacterias potencialmente dañinas. ¡Más información sobre cómo servir pizza fría a continuación!

¿Cuándo pueden los bebés comer pizza?

Los bebés pueden empezar a comer alimentos sólidos alrededor de los cuatro meses de edad. Sin embargo, los expertos recomiendan esperar para dejar de amamantar o de fórmula hasta que el bebé tenga alrededor de seis meses (Fuente: Nemours Salud Infantil).

Una vez que el bebé alcance esta edad, puedes empezar a darle alimentos sólidos, empezando por papillas fortificadas. Una vez que esto va bien, el bebé comienza a comer otros alimentos sucesivamente, incluidos purés de frutas, carne, verduras y yogur.

No se recomienda comenzar a alimentar a su bebé con bocadillos hasta que tenga al menos nueve meses. Comience con alimentos muy suaves y blandos como pasta, pequeños trozos de plátano y más (Fuente: Medicina Johns Hopkins). Es mejor conservar la pizza hasta que el bebé tenga al menos un año.

Además, es importante cortar la pizza en trozos pequeños, del tamaño de un bocado, para reducir el riesgo de asfixia, especialmente si hay muchos aderezos como carne.

Al destetar de forma adaptada al bebé, la pizza se debe cortar muy pequeña para que el bebé pueda agarrar los trozos y no atragantarse. La pizza debe quedar muy blanda. Evite cocinar demasiado la pizza o se volverá más crujiente y difícil de comer.

¿Pueden los bebés comer pizza? ¿Cuándo es seguro?

¿Es la pizza casera más segura para los bebés?

Muchos padres se preguntan si hacer pizza en casa es una alternativa más segura que las pizzas prefabricadas. Si bien la pizza casera no es necesariamente más segura, puede ser más saludable para su hijo.

Aunque depende en gran medida de los ingredientes y aderezos utilizados, una pizza casera generalmente puede ser más saludable porque puedes controlar la cantidad de sodio, grasas saturadas y colesterol que se agregan.

Sin embargo, cuando pides una pizza en un restaurante o preparas una pizza congelada en el supermercado, tienes mucho menos control sobre los ingredientes, el contenido de grasa y sal de la pizza, aparte de elegir la marca o variedad que deseas.

Por ejemplo, si cocina pizza en casa, puede usar queso bajo en grasa o menos queso. También puedes optar por aderezos más saludables como frutas o verduras y reducir la cantidad de sal añadida. Estos intercambios de alimentos ayudarían a que la pizza fuera más saludable para su bebé.

¿Pueden los bebés comer pizza fría o congelada?

En general, los bebés no deben comer restos de pizza fría debido al riesgo de bacterias potencialmente dañinas (Fuente: FDA).

Para servir las sobras de pizza de forma segura, caliéntela a 165 grados Fahrenheit y luego déjela enfriar a una temperatura adecuada antes de servírsela a su bebé. Utilice un termómetro para alimentos para asegurarse de que la pizza alcance una temperatura segura.

Además, la pizza casera congelada es una opción adecuada para tu bebé. Sin embargo, es mejor optar por una pizza baja en sodio y en grasas saturadas y colesterol.

¿Pueden los bebés comer pizza? ¿Cuándo es seguro?

¿Pueden los bebés comer panecillos de pizza?

Los panecillos de pizza, especialmente los de la conocida marca Totino’s, son un snack popular. Se trata esencialmente de pequeños bolsitos de masa de pizza rellenos con salsa de tomate para pizza y varios quesos, e incluso pueden contener algunos aderezos, como cubitos de pepperoni.

Sin embargo, al igual que la pizza congelada comprada en la tienda, los rollos de pizza generalmente tienen un alto contenido de grasas saturadas, colesterol y sodio. Es mejor alimentar a su bebé con panecillos de pizza con moderación o evitarlos por completo.

También tenga en cuenta que los rollos de pizza suelen estar mucho más calientes por dentro que por fuera. Por lo tanto, recomendamos cortarlos por la mitad inmediatamente para asegurarse de que se enfríen antes de entregárselos a su bebé.

Espero que este artículo le haya ayudado a desglosar la información sobre las implicaciones para la seguridad y la salud de alimentar a su bebé con pizza, incluida la pizza congelada, la pizza casera, los panecillos de pizza y más.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Pueden los bebés comer pizza? ¿Cuándo es seguro?

¿Pueden los bebés comer pizza? ¿Cuándo es seguro?

La alimentación de los bebés es una preocupación constante para los padres, y es natural preguntarse si ciertos alimentos, como la pizza, son seguros para ellos. En este artículo, responderemos algunas de las preguntas frecuentes sobre si los bebés pueden comer pizza y cuándo es seguro introducirla en su dieta.

1. ¿A partir de cuándo los bebés pueden comer pizza?

La pizza es un alimento que generalmente se considera inapropiado para bebés menores de 12 meses. Durante los primeros meses de vida, los bebés deben consumir leche materna o fórmula infantil como su principal fuente de nutrición. La pizza contiene ingredientes que pueden ser difíciles de digerir para los bebés, como el queso y la salsa de tomate. Además, la pizza generalmente se hornea con harina que contiene gluten, lo cual puede ser problemático para bebés con intolerancia o alergia al gluten.

Por lo tanto, es recomendable esperar hasta que el bebé cumpla al menos un año para introducir la pizza en su dieta. Consulta siempre con el pediatra antes de hacerlo y asegúrate de que el bebé tenga una buena salud digestiva y sea capaz de masticar y tragar alimentos sólidos.

2. ¿Qué precauciones se deben tomar al dar pizza a un bebé?

Si decides introducir la pizza en la dieta de tu bebé después del primer año, es importante tomar algunas precauciones para garantizar su seguridad y salud:

  1. Elige una pizza de tamaño pequeño y de ingredientes suaves y fácilmente digeribles.
  2. Evita las pizzas con ingredientes picantes, como chiles o salsas fuertes.
  3. Asegúrate de que la pizza esté bien cocida y que no contenga ingredientes crudos o peligrosos, como carnes crudas o huevos sin cocinar.
  4. Corta la pizza en trozos pequeños y fáciles de masticar para evitar el riesgo de atragantamiento.

Recuerda que la pizza no debe convertirse en un alimento básico en la dieta de tu bebé. Es importante ofrecer una variedad de alimentos nutritivos para asegurar un crecimiento saludable.

3. ¿Existen alternativas más saludables a la pizza para los bebés?

Si quieres ofrecerle a tu bebé algo similar a la pizza pero más saludable, existen opciones que puedes considerar:

  1. Mini tortillas de trigo integral con salsa de tomate suave y queso bajo en grasa.
  2. Mini empanadas caseras con masa integral, verduras y queso.
  3. Trozos de pan integral tostado con salsa de tomate natural y queso derretido.

Estas alternativas son más nutritivas y hechas con ingredientes más suaves que la pizza tradicional.

Recuerda siempre consultar con el pediatra antes de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé. Cada bebé es único y puede tener necesidades y tolerancias diferentes.

¡Esperamos que estas respuestas a las preguntas frecuentes sobre si los bebés pueden comer pizza te hayan sido útiles!

Fuentes:

  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) – espanol.cdc.gov
  • Asociación Española de Pediatría – www.aeped.es


Deja un comentario