Crisis Matrimonial

Todo Sobre la Crisis Matrimonial

En muchas ocasiones con tu pareja llegas a un punto donde la convivencia se vuelve un poco insoportable, cargada de discusiones y problemas, incluso algunas veces sientes que no sabes que es lo que pasa y esto trae como consecuencia muchas dudas. A toda esta tormenta emocional, lo denominamos crisis matrimonial. ¡Quédate con nosotros y entérate de que se trata!

crisis matrimonial

¿Qué es la crisis matrimonial?

La crisis matrimonial comienza a surgir de una manera muy lenta y progresiva, casi de forma imperceptible y a medida que pasa el tiempo va arrojando distintos destellos, sin embargo, muchas veces no se le presta atención debido al estrés diario y el peso de las actividades cotidianas.

Este tipo de crisis suele presentarse en promedio desde los 35 a 50 años de edad y la mayoría de estas alteraciones proviene de una crisis personal, es por ello la importancia del apoyo y comprensión por parte del esposo o esposa.  

regresar al menú ↑

Síntomas de la crisis matrimonial

Entre los síntomas más comunes que demuestran la existencia de una crisis en el matrimonio tenemos:

  • Limitaciones físicas y conductuales: Comienzan a surgir ciertos cambios desde el punto de vista emocional, donde se entra en una etapa de madurez que puede originar una crisis individual.
  • Otras atracciones: Quizás en pleno proceso puedas sentir que te atraen otras cosas que son totalmente externas a tu familia o a la unión conyugal. Aparecen experiencias que no habías tenido antes.
  • La relación se comienza a enfriar: El intenso amor que existía en tu relación se va desplomando poco a poco y empieza a originarse la sensación de que las metas matrimoniales ya se han cumplido.
  • Miedo a la vejez: Con el paso de los años se va entrando en una etapa más madura donde pueden aparecer crisis individuales, esto debido al miedo de envejecer y de que pase el tiempo sin aun cumplir ciertas metas en la vida.
  • Es común que sientas que los objetivos que te planteaste antes del matrimonio aún no han sido cumplidos, trayendo consigo molestia, angustia y frustración.

regresar al menú ↑

Causas de la crisis matrimonial

Son diversas las causas que pueden originar una crisis matrimonial, sin embargo, aquí te mencionaremos las más comunes:

  • Pérdida de valores: Dejar atrás tus principios, convicciones y virtudes no solo ocasionará un gran daño en tu vida sino también a nivel matrimonial.
  • Dar por terminado los objetivos: Es una causa muy común en las parejas y suele ocurrir cuando aún queda mucho camino por recorrer. Es importante que tengas una visión amplia y que no te limites a lo superficial.
  • Cambios físicos a causa de la edad: A medida que va pasando el tiempo es frecuente la aparición de cambios físicos, lo que puede acarrear malestar y disgusto. Sin embargo, si la pareja lo asume con madurez puede tener una repercusión positiva.
  • Abandono del hogar de los hijos: Cuando los hijos crecen y abandonan la casa dejan un vacío enorme, esto trae como consecuencia depresión y pensamientos negativos por parte de los padres que puede repercutir en la relación matrimonial.
  • Cambios económicos y sociales: Si no enfrentas con tu conyugue los problemas externos con madurez y compromiso, estos pueden trascender negativamente en la relación.

regresar al menú ↑

Consecuencias de la crisis matrimonial

Cuando existen problemas desde el punto de vista psicológico o mental debido al desequilibrio en la relación conyugal, va a repercutir directamente en el sistema inmunológico de la pareja, predisponiendo a la aparición de diferentes enfermedades. Además, el cuerpo somatiza el estrés y el hombre o la mujer pueden comenzar a sentir diferentes manifestaciones clínicas.

Debido a una falta de comunicación y coordinación en las diferentes actividades diarias, puede parecer un exceso de trabajo para ti o tu pareja, generando sobrecarga y afectando la salud de ambos.

regresar al menú ↑

¿Cómo superar la crisis matrimonial?

Si estás buscando soluciones de cómo superar las crisis matrimoniales, puede que las siguientes recomendaciones te ayuden:

  • Eliminar la opción del divorcio: Es de suma importancia que elimines esta opción de tu mente. Es verdad que es una alternativa que se recomienda en algunos casos, pero también es imprescindible que cada matrimonio ponga todo su esfuerzo en lograr la unión familiar.
  • Buscar nuevas actividades: Es fundamental la búsqueda de nuevas oportunidades donde valga la pena replantear la relación.
  • Cuando los hijos abandonan el hogar es importante poner en práctica estrategias y actividades para mantener la convivencia familiar.

Una crisis en el matrimonio siempre puede superarse mientras exista la lealtad y el compromiso por parte de ambos. Por otro lado, el diálogo siempre es vital para mantener una buena comunicación y una excelente relación.

Fuentes externas:

[content-egg module=Youtube template=tile]