Crisis Familiar

Todo Sobre la Crisis Familiar

La familia comúnmente está expuesta a momentos críticos, donde algunos de ellos vienen como parte del curso natural de la vida, sin embargo, otros no están relacionados con el ciclo vital y se asocian más que todo a hechos o circunstancias inesperadas. Todo esto puede generar un ambiente hostil y originar una crisis familiar. ¡Quédate con nosotros y entérate de que se trata!

crisis familiar

¿Qué es una crisis familiar?

La crisis en la familia viene siendo un conjunto de etapas que estas atraviesan y que, en muchas ocasiones, tienen como inicio la carencia de habilidades para solucionar las diferentes dificultades que pueden presentarse en un sistema familiar.

Muchas de estas crisis son de tipo normativa, en donde se requiere ciertos cambios en las estructuras y reglas que se manejan dentro de una familia. Es por ello, que son numerosas las veces donde es necesario un plan que perfeccione el funcionamiento de cada uno de los integrantes, mejorando así la satisfacción de las necesidades individuales.

regresar al menú ↑

Síntomas una crisis familiar

Generalmente cuando sucede un hecho abrupto que afecta a un integrante de tu familia y este no puede confrontarlo ni evitarlo, es común, que además del propio estrés del problema, sobrevengan otros sentimientos negativos como la impotencia, desamparo y confusión.  La tensión psicológica de cada uno de los integrantes aumenta hasta llegar a un nivel insoportable.

En algunos casos es posible que se manifiesten conductas inapropiadas de diversos tipos, así como también episodios emocionales bruscos. Asimismo, se empieza a poner en evidencia la carencia de recursos y habilidades para salir de esta situación, haciéndose evidentes cada vez más los sentimientos depresivos y de fracaso.

regresar al menú ↑

Causas una crisis familiar

Las causas de una descomposición familiar muchas veces provienen de la carencia de ciertos valores como el amor y el respeto. También existen otras muy comunes como:

  • La situación económica: Los problemas económicos pueden complicar tus relaciones familiares y alterar el buen desarrollo de tus hijos. Además, un desequilibrio en las finanzas puede generar endeudamientos que crean deterioro en los vínculos afectivos.
  • Adicciones: El consumo de drogas es un inconveniente que se presenta comúnmente en las familias y ataca principalmente a los jóvenes ya que despiertan una gran curiosidad, donde domina la necesidad de sentir nuevas experiencias.
  • Falta de comunicación: Una buena comunicación siempre será importante para resolver problemas y tomar buenas decisiones, por el contrario si esta no existe es probable que la unidad familiar se vaya destruyendo de manera progresiva.

Otra de las causas principales de este proceso es la infidelidad, la cual viene siendo una de las peores traiciones por la cual pasará alguna pareja. Esta infidelidad no solo puede ser desde el punto de vista sexual sino también físico, emocional e intelectual.

regresar al menú ↑

Consecuencias una crisis familiar

Muchas familias no logran mantener un buen equilibro en su relación, lo que trae como consecuencia diferentes tipos de alteraciones. La baja autoestima de cada uno de sus integrantes es uno de los resultados más importantes de una unidad familiar dañada.

Debido al estrés y la frustración a la que puede estar sometido tu grupo familiar, muchos de sus integrantes toman la decisión de liberarse a través de la toma de alcohol, acarreando graves consecuencias, pudiendo así, llegar a la adicción.

Estos conflictos producen un intenso desequilibrio emocional, lo que puede traer como resultado un conjunto de alteraciones mentales, agravando aún más los problemas. Una atmosfera familiar hostil puede afectar directamente a los más pequeños, perturbando su desarrollo.

regresar al menú ↑

¿Cómo superar una crisis familiar?

Uno de los principales objetivos que hay que tener en cuenta ante una crisis familiar, es la buena comunicación entre los padres e hijos. En todas las circunstancias donde exista algún problema, mientras esté presente la interlocución de cada uno de los integrantes, hay más probabilidad de resolver dicha situación.

Si tu hijo está involucrado en todo este mal entendido, es importante que hables con él y prestes atención en todo lo que tenga que decir o desee manifestar. Es importante darle apoyo, cariño y trasmitirle confianza. Siempre es imperioso evitar acusaciones, gritos o algún otro tipo de violencia.

Una de las formas más eficaces de prevenir las crisis familiares, es pasando tiempo juntos, ya sea en el parque, jugando, paseando o realizando cualquier tipo de actividad donde interactúe cada uno de los integrantes. Si trabajas todo el día, es fundamental que saques un tiempo y así disfrutes de tu familia.

Fuentes externas:

[content-egg module=Youtube template=tile]