Crisis Emocional

Todo Sobre la Crisis Emocional

¿Te has sentido fuera de ti mismo(a)? ¿Percibes ajenas tus emociones? ¿Sientes que a veces pierdes el control de lo que sientes? Si tu respuesta es “si” a cualquiera de las preguntas anteriores, es muy probable que estés atravesando una crisis emocional, pero ¡no te preocupes! no es tan grave como parece. A continuación, te damos toda la información necesaria para que puedas superarla con éxito. ¡Comencemos!

Crisis Emocional

¿Qué es una crisis emocional?

Primero que nada, la palabra “crisis” puede ser tomada según distintos significados, pero en general esto nos indica algo primordial: proceso de cambio. Ya que no hay nada que desencadene mejor ciertas crisis que aquellos cambios que atravesamos en nuestra vida y para los que no estamos preparados.

Ahora bien, ¿qué es una crisis emocional? No es más que un periodo que produce un desequilibrio mental, donde las emociones son las más afectadas. Generalmente, esta crisis a diferencia de otras, no suele pasar desapercibida, ya que puedes notar los cambios de manera drástica.

regresar al menú ↑

Síntomas de una crisis emocional

Al igual que la mayoría de las alteraciones psicológicas, los síntomas pueden ser muy variados e inespecíficos, donde podremos encontrar manifestaciones tanto físicas como emocionales, siendo estas últimas las más importantes. Te decimos lo más relevante a continuación:

  • Dolor en el pecho.
  • Cefalea (dolor de cabeza) constante.
  • Es posible que presentes algunas alteraciones gastrointestinales, ya sea diarrea o estreñimientos, incluso náuseas y vómitos.
  • Pensamientos de desesperanza y sentimientos de soledad.
  • Cambios de humor constantes, sin razón aparente.
  • Problemas para conciliar el sueño.
  • Cansancio permanente, lo que puede convertirse en un obstáculo para tu productividad.

regresar al menú ↑

Causas de una crisis emocional

Como hemos mencionado anteriormente, una crisis emocional se encuentra definida como un desequilibrio provocado por un estímulo negativo, ya sea interno o externo y que produce una serie de cambios en nuestra mente. Algunas de las situaciones que pueden generar una crisis emocional son:

  • La muerte de un ser querido.
  • El divorcio.
  • Enfermedades crónicas, ya sea cáncer, diabetes, insuficiencia renal crónica, que provocan depresión.
  • Patologías mentales y personalidad ansiosa.
  • Estrés sostenido, debido a una rutina agotadora.

En fin, todas aquellas situaciones que representen un cambio en tu vida y que te agarren desprevenido sin la capacidad de poner enfrentarlo.

regresar al menú ↑

Etapas de una crisis emocional

Podemos encontrar que las fases de tu crisis emocional se presentan muy demarcadas, permitiendo diferenciarla una de las otras. Te las describimos a continuación:

Estupor

Podemos marcarlo como la situación desencadenante o la reacción inmediata al problema que se presentó, por tanto, la emoción más predominante es un miedo que de cierta forma puede resultar paralizante para el afectado, impidiéndole buscar una salida eficaz y óptima al inconveniente, haciendo que este se extienda en el tiempo.

Esta fase actúa de “amortiguador” para el individuo, ya que puede disminuir la intensidad de los sentimientos que pueden resultar dañinos y le permite enfocarse en otros, como el miedo.

Incertidumbre

Después del shock inicial que se presenta en la fase anterior, entramos en un proceso de aceptación donde pensamos: “ok, sucedió esto, pero ahora, ¿qué hago?” lo que da inicio a un estado de ansiedad sostenida, ya que debes buscar una salida al problema y no sabes cuál es la mejor decisión, lo que a su vez te llena de miedo y desconcierto, alimentando tus inseguridades.

Resolución

Ya en esta etapa llegamos a una actitud de “auto-defensa” donde vemos el problema/situación/contratiempo como un enemigo y productor de todas las molestias. Acá pueden ocurrir dos posibilidades: la resolución y aceptación completa o el desequilibrio permanente, esto último poniendo en peligro la salud de tu psique.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos la resolución es satisfactoria y puedes llegar a ese punto sin ninguna ayuda. Sin embargo, existen personas que necesitan guía.

regresar al menú ↑

¿Cómo superar una crisis emocional?

Y ahora, por último, pero no menos importante: ¿puede superarse una crisis emocional? La respuesta es: ¡absolutamente, si! Siempre y cuando logre entrarse en el estado mental adecuado o en su defecto se busque ayuda profesional.

Es importante que entiendas que es probable que luego de tu crisis emocional ya no vuelvas a ser la misma persona, porque de eso se encargan las crisis: obligarte a que abraces el cambio. Ahora bien, si te resistes, puede que se te haga un poco más complicado mejorar y que incluso los síntomas empeoren.

Ahora bien, primero debes reconocer el problema desencadenante y a continuación entender que debes aceptar todo aquello que no puedes cambiar, solo de esta forma podrás tener paz mental y empezarás tu camino para superar tu crisis emocional.

Fuentes: