Mantenga vivo su matrimonio después de un diagnóstico de TEA

Enfrentar el diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (TEA) en uno de los miembros de nuestra familia puede ser una experiencia abrumadora y llena de desafíos. Sin embargo, cuando somos parte de un matrimonio, esta situación puede llegar a afectar la estabilidad de nuestra relación de pareja. Mantener vivo nuestro matrimonio después de un diagnóstico de TEA puede parecer un reto para muchos, pero no es imposible. En este artículo, descubriremos algunas estrategias y consejos para mantener nuestra unión sólida y amorosa incluso en medio de la incertidumbre que puede traer el TEA. ¡Sigue leyendo para conocer cómo mantener viva y floreciente tu relación matrimonial!

Uno de los conceptos más complejos y en constante evolución de la vida es el matrimonio. Decidir pasar el resto de la vida con una persona es una gran decisión, y hoy en día las tasas de divorcio llegan al 50%, lo que ensombrece el compromiso de por vida de estar separados hasta la muerte.

La decisión de tener hijos representa otra variable que complica el matrimonio, y si el niño tiene necesidades especiales, la tensión en el matrimonio puede volverse casi palpable. Tener un hijo con necesidades especiales a veces trae consigo emociones complicadas e intensas y es esencial contar con un sistema de apoyo adecuado (es de esperar que eso incluya a su cónyuge, por supuesto).

Mantener un matrimonio sano, íntimo, evolutivo y receptivo requiere dedicación, compromiso y comunicación abierta y honesta. Si el hijo o hijos de una pareja tienen necesidades especiales, como síndrome de Down o autismo, la necesidad de estas cualidades aumenta en el matrimonio. Entonces, ¿cómo puede mantener vivo su matrimonio después de que a su hijo le hayan diagnosticado una necesidad especial como el autismo?

Expertos, profesionales y parejas de larga data consideran cómo una pareja puede fortalecer su vínculo y fortalecer su apoyo mutuo. Aquí hay cinco maneras de mantener vivo y fuerte su matrimonio después del diagnóstico de autismo de su hijo.

1. ¡Comunícate, comunícate y luego comunícate un poco más!

Casi parece un cliché, pero la comunicación es en realidad la clave para un matrimonio feliz y pleno, especialmente para las parejas que están Educar a niños con necesidades especiales. Hablar es muy importante, y cuando no lo hacemos, comenzamos a hacer suposiciones y conclusiones sobre lo que la otra persona está pensando o haciendo, y a partir de ahí todo va cuesta abajo. Para los padres de un niño con necesidades especiales, la carga psicológica es enorme y es muy fácil perderse en la rutina diaria, las tareas y las citas frecuentes. Las parejas deben priorizar su matrimonio y, lo más importante, tomarse el tiempo para hablar entre ellos.

2. Tómese el tiempo para disfrutar de un tiempo de calidad 1:1

Una vez más, se nos recuerda la importancia de priorizar el matrimonio y garantizar un tiempo individual de calidad. Los padres de un niño con autismo u otra afección, a diferencia de los padres de niños neurotípicos, tienen limitaciones de tiempo para todo lo que se debe hacer en un día, incluida una mayor frecuencia de visitas al médico, al hospital o a terapia. Su gestión del tiempo está al límite y puede parecer imposible darle mayor prioridad al matrimonio, pero hay que hacerlo. Así como la comunicación es crucial para un matrimonio equilibrado y feliz, es necesario darle más prioridad a los cónyuges para fortalecer aún más el vínculo de pareja.

3. Piensen en su viaje juntos

En los días difíciles, tómate un minuto para reflexionar sobre tu viaje a través del matrimonio y tu vida en común. Esto se puede hacer solo o con su cónyuge y recuerde el momento en que estaban solo ustedes dos y cómo empezó todo. Puede parecer tonto y trivial, pero recordar tiempos más felices e incluso tiempos en los que la vida no era tan buena y recordar cómo ustedes dos lo superaron juntos es a veces un gran recordatorio de lo lejos que han llegado y de lo mucho que han llegado. Hasta dónde habéis llegado, qué fuertes sois como pareja.

4. Compartir responsabilidades

Fortalecer su matrimonio como padre de un niño con necesidades especiales debe significar dividir y conquistar todos los bienes adicionales que trae la vida diaria. En la mayoría de los casos, uno de los padres se convierte en el “padre predeterminado” cuando se trata de programar citas, pedir suministros, registrarse para clínicas, campamentos y exámenes, y más. Si este es el caso, el otro socio debe garantizar este equilibrio acompañando al niño a las citas, ayudando a inventariar los suministros actuales y completando otras tareas de rutina que su hijo necesita. Esto ayudará a evitar que se desarrolle resentimiento entre la pareja y les recordará que son capaces de afrontarlo juntos.

5. Ir a la cama en equipo

Puede parecer una tontería, pero la mentalidad de que sois un equipo ayudará a fortalecer el vínculo entre vosotros dos. Una forma de conseguirlo es acostarse juntos en equipo a la misma hora todas las noches. Dejar que el otro se vaya a la cama solo mientras el otro se queda en otra área de la casa puede resultar aislado, especialmente para un cuidador con necesidades especiales con exceso de trabajo como su cónyuge. Tan importante como es hablar entre ellos y hacer cosas en equipo con su cónyuge, las tareas rutinarias como la hora de acostarse son igualmente importantes.

Un matrimonio es una estructura dinámica, la “columna vertebral” del hogar, que es tu vida, por así decirlo. Cuando los huesos están unidos, fuertes e inquebrantables, pueden sostener y soportar casi cualquier cosa. Una pareja casada que busca una vida en común como padres con necesidades especiales debe priorizar su vínculo y asegurar la unidad para mantener los huesos sanos y fuertes. Puede que requiera trabajo extra, pero lo prometemos: ¡valdrá la pena!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Mantenga vivo su matrimonio después de un diagnóstico de TEA

Mantenga vivo su matrimonio después de un diagnóstico de TEA

Cuando uno de los miembros de la pareja recibe un diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista (TEA), es natural que la relación pueda enfrentar nuevos desafíos y cambios. Sin embargo, es importante recordar que un diagnóstico de TEA no significa el fin del matrimonio, sino que puede ser una oportunidad para fortalecer el vínculo de una manera única.

A continuación, encontrará algunas de las preguntas frecuentes que pueden surgir después de un diagnóstico de TEA:

  1. ¿Cómo puedo apoyar a mi cónyuge después del diagnóstico?
  2. El apoyo y la comprensión son fundamentales en esta etapa. Infórmese sobre el trastorno y sus características para entender mejor a su cónyuge. Busque recursos y terapias adecuadas para ayudar a su ser querido a desarrollar habilidades sociales y emocionales.

  3. ¿Cómo podemos adaptar nuestra comunicación?
  4. La comunicación efectiva es esencial en cualquier relación. A medida que aprenda más sobre el TEA, descubrirá las preferencias y necesidades de comunicación de su cónyuge. Sea paciente y utilice un enfoque claro y directo en sus interacciones.

  5. ¿Qué impacto tendrá el diagnóstico en nuestra vida cotidiana?
  6. Es probable que haya cambios en la rutina y en las dinámicas familiares. Acepte que puede llevar tiempo adaptarse a estos cambios y busque formas de mantener la armonía en su vida diaria. La terapia de pareja y el apoyo de otros padres de niños con TEA pueden ser de gran ayuda.

  7. ¿Cómo podemos cuidarnos a nosotros mismos como pareja?
  8. Es crucial dedicar tiempo a mantener la salud emocional y física de ambos miembros de la pareja. Busque momentos para disfrutar juntos, establezca límites y considere la posibilidad de obtener el apoyo de un terapeuta o consejero matrimonial.

Si desea obtener más información y recursos sobre el TEA y el mantenimiento de un matrimonio saludable después de un diagnóstico, le recomendamos visitar los siguientes enlaces:

Recuerde que cada matrimonio es único y el camino hacia la adaptación puede variar. Con el amor, la comunicación abierta y el apoyo adecuado, es posible mantener un matrimonio sólido y feliz a pesar del diagnóstico de TEA.


Deja un comentario