¿Las semillas de sésamo son dañinas durante el embarazo? Instrucciones de seguridad

Durante el embarazo, es de vital importancia tomar medidas y precauciones para garantizar la salud tanto de la madre como del bebé en desarrollo. Entre los alimentos que suelen generar dudas y controversias se encuentran las semillas de sésamo. ¿Son dañinas durante el embarazo? En este artículo, te proporcionaremos información clara y confiable sobre las semillas de sésamo y cómo incorporarlas de manera segura en tu dieta durante esta etapa tan crucial. Si estás embarazada o conoces a alguien que lo esté, ¡presta atención a estas instrucciones de seguridad!

Última actualización el 24 de septiembre de 2022

Las semillas de sésamo se utilizan habitualmente en la cocina asiática y suelen encontrarse en panecillos, atún y ensaladas. Aportan un sabor, textura y apariencia únicos. También hay información engañosa sobre ellos en línea. Entonces, ¿es seguro consumir este ingrediente común durante el embarazo?

En general, las semillas de sésamo son seguras para consumir durante el embarazo siempre que no sea alérgica a las semillas de sésamo. De hecho, contienen muchos nutrientes esenciales, incluidas proteínas, fibra y ácidos grasos saludables.

Debido a los numerosos usos y variaciones, existe mucha confusión sobre la seguridad de las semillas de sésamo durante el embarazo, especialmente en el primer y tercer trimestre. Así que profundicemos en los hechos sobre ella y descubramos la verdad.

¿Es seguro comer semillas de sésamo durante el embarazo?

Muchas mujeres embarazadas se preguntan si pueden consumir semillas de sésamo durante el embarazo. En general, es seguro consumirlo durante el embarazo.

Estas semillas son deliciosas y nutritivas e incluso se recomiendan durante el embarazo (Fuente: Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos [ACOG]). Para obtener más información sobre el contenido nutricional de estas semillas, ¡consulte a continuación!

La cantidad de estas semillas en los alimentos varía desde unas pocas semillas espolvoreadas en un plato de arroz o un panecillo hasta cantidades mayores en alimentos con costra de sésamo, aderezos de sésamo, tahini y el postre halva a base de sésamo.

Todas las cantidades son seguras durante el embarazo. Sin embargo, se aplican consideraciones de seguridad especiales al tahini (relacionado con enfermedades transmitidas por alimentos, no con el contenido de sésamo). ¡Lea más sobre el tahini durante el embarazo aquí!

¿Las semillas de sésamo son dañinas durante el embarazo? Instrucciones de seguridad

¿Las semillas de sésamo son dañinas al final o al principio del embarazo?

Es posible que haya oído que es peligroso comer semillas de sésamo en el primer o tercer trimestre de su embarazo. No existe una base científica para esto, por lo que, afortunadamente, estas semillas se pueden comer con seguridad en cualquier momento durante el embarazo.

Siempre que esté atento a los signos de alergia al sésamo, es seguro consumirlo durante el embarazo.

Si te preguntas más sobre el aceite de sésamo que sobre las semillas, aquí tienes una guía sobre el aceite de sésamo durante el embarazo.

¿Las semillas de sésamo negro son seguras para las mujeres embarazadas?

Las semillas de sésamo negras son conocidas por su marcado contraste con las semillas de sésamo blancas y se usan comúnmente en la cocina asiática.

La diferencia entre el sésamo negro y otros colores es que las semillas negras todavía contienen la cáscara, mientras que los diferentes colores sólo representan el núcleo de la semilla.

Las semillas de sésamo negro no sólo son seguras para las mujeres embarazadas, ¡sino que son incluso más nutritivas! Contienen más vitaminas y minerales que las semillas del grano (fuente: Departamento de agricultura de los Estados Unidos [USDA]).

¿Las semillas de sésamo son dañinas durante el embarazo? Instrucciones de seguridad

¿Cuáles son los beneficios de las semillas de sésamo durante el embarazo?

Las semillas de sésamo tienen muchos beneficios nutricionales ya que contienen vitaminas, minerales, proteínas y grasas saludables. ¡Hablemos de algunos de los jugadores clave!

Primero, estas semillas, como cualquier nuez o semilla, son una buena fuente de proteínas y ricas en aminoácidos, que ayudan a facilitar cualquier reacción química en el cuerpo (fuente: MedlinePlus). La proteína ayuda a fortalecer y desarrollar músculos, huesos, piel y más.

Si bien las semillas de sésamo no contienen suficiente proteína para reemplazar la carne, las aves, el pescado o las fuentes de proteínas de origen vegetal como el tofu, agregar aproximadamente una cucharada de ellas es la manera perfecta de darle a su comida un impulso de proteínas.

También contienen mucha grasa. Sin embargo, contienen un tipo saludable de grasa llamada grasa insaturada. Las dos grasas insaturadas que contiene son grasas monoinsaturadas y grasas poliinsaturadas, como: B. Ácidos grasos omega-3.

En comparación, el consumo de grasas saturadas se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, como presión arterial alta, aterosclerosis y ataques cardíacos (Fuente: Asociación Americana del Corazón).

Reemplazar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas (como los alimentos fritos) con alimentos que contienen ácidos grasos insaturados (como las semillas de sésamo) puede ayudar a mantener un corazón y un sistema cardiovascular saludables.

Sin embargo, una porción de dos cucharadas (aproximadamente 16 gramos) de semillas de sésamo blanco contiene aproximadamente 1,5 gramos de grasa saturada (Fuente: USDA). Por lo tanto, no consumas más de unas pocas cucharadas de semillas de sésamo a la vez para asegurarte de no consumir demasiadas grasas saturadas.

Ahora analicemos algunas de las muchas vitaminas y minerales beneficiosos que contiene.

Son ricos en calcio mineral, que ayuda a formar los dientes y huesos del bebé (Fuente: ACOG). Por tanto, son una excelente fuente de calcio si tienes problemas para digerir productos lácteos como la leche, el queso y el yogur.

¿Las semillas de sésamo son dañinas durante el embarazo? Instrucciones de seguridad

También son ricos en hierro mineral (fuente: USDA). Si bien el hierro es esencial para la salud general en todo momento, es especialmente importante durante el embarazo.

El hierro apoya la función saludable de los glóbulos rojos, la producción de sangre, el transporte de oxígeno a través de la sangre y más (Fuente: Universidad de California San Francisco). La deficiencia de hierro es muy común, incluso en los Estados Unidos.

Se recomienda consumir al menos 18 miligramos de hierro al día para favorecer un embarazo saludable (Fuente: Asociación Americana del Embarazo).

Las semillas de sésamo contienen aproximadamente medio miligramo de hierro en una cucharada. Este valor aumenta a más de 1,3 miligramos de hierro por cucharada si consumes semillas de sésamo negro (Fuente: USDA).

Estas semillas y otras fuentes vegetales contienen hierro no hemo, que el cuerpo absorbe y utiliza con menos facilidad en comparación con el hierro hemo de fuentes animales.

Por lo tanto, combine su fuente de hierro no hemo, como: Por ejemplo las semillas de sésamo, siendo un alimento rico en vitamina C para que el organismo pueda absorberla más fácilmente. Agregar una fuente de vitamina C puede ser como combinar su comida rica en sésamo con un vaso de jugo de naranja, algunos pimientos morrones, coles de Bruselas y más.

Finalmente, las semillas de sésamo son una rica fuente de fibra (fuente: USDA). La fibra es una parte crucial de un sistema digestivo saludable.

La fibra puede ayudar a aliviar problemas gastrointestinales desagradables como el estreñimiento y la diarrea (Fuente: Clínica Mayo). La fibra también puede tener efectos positivos para mejorar los niveles de colesterol, reducir el azúcar en la sangre, controlar o perder peso e incluso promover la longevidad.

En general, las semillas de sésamo son una excelente adición a su dieta durante el embarazo, siempre y cuando no tenga alergia al sésamo. ¡Consuma unas cuantas cucharadas al día para obtener beneficios para la salud! Espero que este artículo haya aclarado cualquier confusión sobre el consumo de sésamo durante el embarazo.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





¿Las semillas de sésamo son dañinas durante el embarazo? – Instrucciones de seguridad

¿Las semillas de sésamo son dañinas durante el embarazo? – Instrucciones de seguridad

El embarazo es una etapa crucial en la vida de toda mujer y, naturalmente, surgen muchas dudas sobre qué alimentos son seguros consumir durante este periodo. Uno de los interrogantes frecuentes es si las semillas de sésamo pueden resultar perjudiciales para la madre y el bebé.

Beneficios de las semillas de sésamo durante el embarazo

Las semillas de sésamo son una excelente fuente de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales, proteínas y grasas saludables. Estas pequeñas semillas contienen calcio, hierro, zinc, ácido fólico y otras vitaminas del complejo B, nutrientes esenciales para el desarrollo adecuado del feto.

Además, las semillas de sésamo son ricas en ácidos grasos omega-3 y omega-6, que son fundamentales para el desarrollo cerebral y visual del bebé en gestación. Estos nutrientes también ayudan a mantener una piel saludable y a fortalecer el sistema inmunológico tanto de la madre como del bebé.

Precauciones al consumir semillas de sésamo durante el embarazo

A pesar de los beneficios que proporcionan, es importante tener en cuenta ciertas precauciones al consumir semillas de sésamo durante el embarazo. En primer lugar, asegúrate de adquirir semillas de sésamo de alta calidad y de origen confiable, para evitar el riesgo de contaminación o intoxicación.

En segundo lugar, debido a su pequeño tamaño, las semillas de sésamo pueden presentar riesgo de asfixia si se consumen enteras y sin masticar adecuadamente. Por lo tanto, es recomendable moler o triturar las semillas antes de su consumo para evitar cualquier peligro potencial.

Finalmente, aunque no se ha encontrado evidencia científica que indique que las semillas de sésamo sean dañinas durante el embarazo, siempre es recomendable consultar con tu médico o profesional de la salud antes de introducir nuevos alimentos en tu dieta durante esta etapa tan importante. Ellos podrán brindarte una orientación personalizada y tener en cuenta posibles condiciones médicas individuales.

Conclusión

En general, las semillas de sésamo pueden ser una adición saludable a la dieta de una mujer embarazada, gracias a sus nutrientes y beneficios para el desarrollo fetal. Sin embargo, es vital tomar las precauciones mencionadas anteriormente y buscar siempre el asesoramiento de un profesional de la salud para asegurar una alimentación segura y saludable durante el embarazo.

  1. Fuente 1: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6782852/
  2. Fuente 2: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0955286309001494

Deja un comentario