Judías verdes durante el embarazo: seguridad, beneficios y más

Durante el embarazo, es de vital importancia llevar una alimentación equilibrada y saludable para asegurar el adecuado desarrollo del bebé. En este sentido, las judías verdes se presentan como una opción a considerar debido a sus numerosos beneficios y su alta seguridad. En este artículo, descubriremos los aspectos clave sobre las judías verdes durante el embarazo, desde su aporte nutricional hasta su impacto en la salud materna y fetal. ¡No te lo pierdas!

Última actualización el 24 de septiembre de 2022

Crujientes, deliciosas y fáciles de preparar, las judías verdes son un complemento saludable y sabroso para cualquier dieta. ¿Pero son seguros durante el embarazo?

Las judías verdes son seguras para las mujeres embarazadas si se lavan bien con agua corriente. Las judías verdes congeladas deben almacenarse según las instrucciones del paquete. Cuando se trata de enlatar frijoles, tenga cuidado con las variedades enlatadas caseras y elija latas disponibles comercialmente que no estén dañadas.

¿Cómo puede el lavado de estos frijoles hacerlos seguros y las conservas caseras inseguras? ¡Siga leyendo para encontrar las respuestas a estas preguntas y aprender qué nutrientes puede obtener de estos frijoles!

¿Las judías verdes son buenas para las mujeres embarazadas? Las ventajas

Las judías verdes, también conocidas como judías verdes o “judías verdes”, son un excelente acompañamiento para la cena. ¡Algunas personas incluso los comen como refrigerio!

Porque no sólo son riquísimos y fáciles de preparar, sino que además tienen unos valores nutricionales impresionantes.

Una ración de 100 gramos de estos frijoles aporta cantidades importantes de potasio, vitamina A, vitamina K y fibra.

Durante el embarazo, tiene sentido controlar la ingesta de sodio y aumentar la ingesta de potasio. Las judías verdes tienen un contenido significativo de potasio y son bajas en sodio, lo que las convierte en una buena opción.

Estos son algunos de los otros nutrientes que contiene y sus beneficios durante el embarazo:

  • potasio ayuda a regular la presión arterial y contrarrestar los efectos del sodio sobre la presión arterial (Fuente: NIH).
  • La vitamina A es necesaria durante un embarazo saludable ya que apoya el desarrollo de su bebé y su metabolismo (Fuente: NIH).
  • Vitamina K También es importante para prevenir hemorragias graves y garantizar una buena salud ósea (Fuente: MedlinePlus).
  • fibra Puede ser una amiga durante el embarazo. Contribuye a una buena digestión y puede ayudar a prevenir el estreñimiento, el aumento de peso durante el embarazo y la intolerancia a la glucosa (Fuente: NIH).

Además, estos frijoles también contienen clorofila y fitoquímicos. Los fitonutrientes actúan como antioxidantes y agentes antiinflamatorios en el cuerpo (Fuente: Ciencia Directa).

Judías verdes durante el embarazo: seguridad, beneficios y más

¿Son seguras las judías verdes durante el embarazo?

Las judías verdes son seguras para comer durante el embarazo si se lavan primero.

Si bien las verduras son excelentes fuentes de nutrientes, también pueden ser una buena fuente de gérmenes, particularmente salmonella y listeria (Fuente: NIH).

Según los CDC, los productos cocidos son los más seguros de consumir. Los productos bien lavados son los segundos más seguros.

Para judías verdes frescas, puede minimizar el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos lavando las verduras con agua corriente. Su piel o cáscara puede contener patógenos que pueden entrar al cortarlos. Así que asegúrate de lavarlos bien. (Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades).

Frótelos bien con las manos bajo el chorro de agua. Esto también ayuda a eliminar cualquier plaga, suciedad o pesticidas que puedan estar presentes (Fuente: expansión del CSU). Para obtener más información sobre esto, consulte nuestra guía para lavar verduras.

Recomendamos no quitar el vástago y el cordón hasta que esté listo para usarlo. Luego sécalos bien con una toalla limpia.

Judías verdes congeladas están cortados o enteros. Según el USDA, estos son los diferentes tipos de frijoles congelados envasados:

  • Proceso normal: procesado para que el brillo no se vea afectado
  • Proceso de escaldado avanzado: este proceso afecta el brillo de los granos.
  • Paquete Especial – contiene dos o más tipos diferentes de judías verdes

(Fuente: USDA).

La mayoría de los frijoles congelados que encuentras en el supermercado no contienen estas etiquetas. Aun así, estos frijoles son seguros si los almacenas según las instrucciones del paquete y solo los descongelas cuando estés listo para cocinarlos.

El USDA recomienda tres métodos seguros para descongelar alimentos: en agua fría, en el refrigerador o en el microondas (Fuente: USDA).

Asegúrate de comprar Judías verdes enlatadas de fabricantes que se adhieren a prácticas seguras de manipulación, preparación y enlatado.

Debes evitar enlatarlos en casa a menos que tengas todo el equipo y las habilidades necesarias para prepararlos de forma segura. Las judías verdes enlatadas caseras están bajo escrutinio después de que una pareja en Alemania se infectara con botulismo al ingerir judías verdes enlatadas.

El botulismo es causado por una bacteria dañina llamada Clostridium botulinum que produce toxinas. La toxina identificada en este caso fue la neurotoxina botulínica tipo A (Fuente: Revista de informes de casos médicos). Esta toxina se puede encontrar en alimentos mal conservados como los frijoles.

Por tanto, si ingiere alimentos enlatados en casa durante el embarazo, debe tener cuidado, especialmente si no está segura de los procedimientos utilizados y de la esterilización.

Judías verdes durante el embarazo: seguridad, beneficios y más

¿Es seguro comer judías verdes crudas durante el embarazo?

Las judías verdes se pueden comer crudas durante el embarazo siempre que se laven bien. Lo mismo ocurre con la mayoría de las frutas y verduras crudas o frescas.

Anhelo las judías verdes durante el embarazo: ¿es esto normal?

Los antojos de comida son normales durante el embarazo. Es posible que experimentes un antojo de dulces, algo salado o incluso un producto no alimentario como el helado.

Si tiene antojo de judías verdes, puede satisfacerlo con seguridad si están bien preparadas, lavadas o cocidas.

Las judías verdes son una excelente manera de mantenerse saludable durante el embarazo y son seguras si se lavan y preparan adecuadamente. Esperamos que este artículo haya ayudado a responder sus preguntas sobre estos frijoles.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Judías verdes durante el embarazo: seguridad, beneficios y más

El embarazo es un momento de alegría y también de muchas preguntas. Durante este período, es importante cuidar de nuestra salud y prestar atención a la alimentación. Una pregunta frecuente que surge con respecto a la dieta durante el embarazo es si se pueden consumir judías verdes o ejotes. En este artículo resolveremos tus dudas y te proporcionaremos información relevante sobre la seguridad y los beneficios de consumir judías verdes durante el embarazo.

¿Son seguras las judías verdes durante el embarazo?

¡La respuesta es sí! Las judías verdes son seguras para consumir durante el embarazo. Son una excelente fuente de nutrientes esenciales que te ayudarán a mantenerte saludable durante esta etapa tan importante de tu vida.

Las judías verdes son bajas en calorías y ricas en fibra, lo que te ayudará a controlar el aumento de peso y a prevenir el estreñimiento, un problema común durante el embarazo. Además, contienen ácido fólico, un nutriente crucial para el desarrollo adecuado del tubo neural del feto.

Es importante destacar que las judías verdes también son una buena fuente de hierro, un mineral esencial durante el embarazo para prevenir la anemia. Consumir judías verdes regularmente puede ayudarte a mantener los niveles de hierro adecuados y a prevenir la fatiga y debilidad.

Beneficios adicionales de consumir judías verdes durante el embarazo

Además de los nutrientes mencionados anteriormente, las judías verdes también contienen vitamina C y vitamina A, dos antioxidantes poderosos que fortalecen el sistema inmune y contribuyen al desarrollo saludable del feto.

Asimismo, las judías verdes son una excelente fuente de potasio, un mineral que ayuda a mantener equilibrados los niveles de líquidos en el cuerpo, previene la retención de líquidos y contribuye a un correcto funcionamiento del sistema cardiovascular y nervioso.

Otro beneficio importante de las judías verdes durante el embarazo es su contenido de calcio. Este mineral es esencial para el desarrollo de los huesos y dientes del bebé, así como para mantener la salud ósea de la madre.

Formas de preparar y consumir judías verdes durante el embarazo

Ahora que conoces los beneficios de las judías verdes, seguro te preguntas cómo incorporarlas en tu dieta diaria. Aquí te presentamos algunas ideas:

  1. Ensaladas: Añade judías verdes crudas y cortadas en trozos pequeños a tus ensaladas para obtener un extra de textura y sabor.
  2. Salteadas: Saltea las judías verdes con un poco de aceite de oliva y ajo para obtener un plato rápido y delicioso.
  3. Al vapor: Cocina las judías verdes al vapor para mantener su textura y sabor, y así obtener el máximo de nutrientes.

Recuerda siempre lavar bien las judías verdes antes de prepararlas y asegurarte de que estén frescas. Siempre es recomendable consultar a tu médico o nutricionista antes de realizar cualquier cambio en tu dieta durante el embarazo.

En conclusión, las judías verdes son seguras y beneficiosas para consumir durante el embarazo. Son una excelente fuente de nutrientes esenciales que contribuirán a tu salud y al desarrollo adecuado del feto. ¡Incorpora las judías verdes en tu dieta y disfruta de todos sus beneficios!

Fuentes:

  1. NHS – Foods to avoid during pregnancy
  2. WebMD – Beans: Nutrition overview
  3. National Center for Biotechnology Information – The role of folic acid in pregnancy
  4. NIH Office of Dietary Supplements – Vitamin C

Deja un comentario