Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

El yodo es un mineral esencial durante el embarazo, ya que juega un papel fundamental en el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé en gestación. En nuestra Guía de yodo para el embarazo, te proporcionaremos información valiosa sobre las fuentes de alimentos ricos en este mineral, así como las posibles deficiencias y la importancia de la seguridad en su consumo. ¡Descubre todo lo que necesitas saber para asegurar un embarazo saludable y sin complicaciones!

Última actualización el 17 de septiembre de 2022

El yodo es un oligoelemento que no recibe mucha atención durante el embarazo, pero que es crucial para el desarrollo de las hormonas tiroideas en usted y su bebé.

Continúe leyendo para obtener más información sobre este nutriente, por qué lo necesita, cómo obtenerlo y qué sucede si consume demasiado.

La importancia del yodo durante el embarazo

El yodo juega un papel muy importante en el cuerpo, ¡especialmente durante el embarazo!

La función principal del yodo es apoyar la producción de hormonas tiroideas. La cantidad absorbida depende de la cantidad consumida.

es un mineral debe ser absorbido a través de alimentos y suplementos dietéticos y no puede ser producido por el propio cuerpo.

Para mantener niveles normales de tiroides durante el embarazo, su tiroides trabaja más duro y produce un 50% más de hormonas que cuando no está embarazada.

Su bebé en desarrollo y su placenta usan algunas de estas hormonas, y la necesidad aumenta en parte porque la tiroides en desarrollo de su bebé necesita un suministro continuo de yodo para continuar creciendo normalmente (fuente: Revista de investigación de la tiroides).

Durante la lactancia, la única fuente de yodo en la dieta de tu bebé es la leche materna, por lo que en algunos países se aumenta el requerimiento durante el embarazo y la lactancia.

Dosis de yodo durante el embarazo: ¿Cuánto debo consumir?

Las dosis de yodo recomendadas varían de un país a otro.

En algunos países, las cantidades diarias recomendadas se han ajustado para evitar una deficiencia, ya que las necesidades pueden aumentar durante el embarazo.

Las personas con mayor riesgo de sufrir deficiencia de yodo son las mujeres embarazadas y lactantes y sus hijos pequeños.

En los Estados Unidos, se agrega yodo a la sal para prevenir la deficiencia de yodo. Las recomendaciones para mujeres embarazadas y en período de lactancia son entre 220 y 290 mg (Fuente: NIH).

Sin embargo, en el Reino Unido la recomendación diaria es de 150 microgramos, sin aumento durante el embarazo (Fuente: Cambridge). La suplementación no es común en el Reino Unido.

UNICEF/OMS/ICCIDD recomienda una ingesta diaria de 250 microgramos por día para las mujeres durante el embarazo y 150 microgramos por día para todos los demás adultos (Fuente: Revista británica de nutrición).

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria recomienda 200 microgramos al día durante el embarazo.

Si no estás seguro de cuánto debes tomar para tu caso individual, consulta con tu médico en tu próxima revisión.

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Deficiencia de yodo durante el embarazo y defectos de nacimiento.

La deficiencia de yodo puede causar problemas a usted y a su bebé, incluidos hipotiroidismo, parto prematuro, muerte fetal y aborto espontáneo (Fuente: Revista de investigación de la tiroides).

Las investigaciones muestran que la deficiencia materna de yodo también puede provocar defectos de nacimiento, incluidos retraso y retraso mental, así como cretinismo general o dificultades de aprendizaje.

La deficiencia de yodo es la causa prevenible más común de discapacidad intelectual en todo el mundo (Fuente: JCEM).

En un interesante estudio de niños chinos, se descubrió que el coeficiente intelectual de los niños que vivían en áreas donde prácticamente no había deficiencia de yodo era más de 12 puntos mayor que el de los niños que vivían en áreas con deficiencia de yodo. (Fuente: Hindawi).

Otro pequeño estudio encontró que el TDAH era más común en niños nacidos en áreas con deficiencia de yodo leve a moderada que en niños nacidos en áreas sin deficiencia de yodo. (Hindawi)

En resumen, la deficiencia de yodo durante el embarazo sólo puede provocar malos resultados para usted y su bebé. Por tanto, una ingesta adecuada de yodo es crucial.

Afortunadamente, existen muchos alimentos ricos en yodo que puedes consumir de forma segura durante el embarazo; a continuación incluimos una lista completa.

¿Debo tomar un suplemento de yodo durante el embarazo?

En algunos países, la suplementación de yodo durante el embarazo es común, aunque el riesgo de deficiencia es bajo.

La mayoría de las mujeres obtienen cantidades moderadas de yodo de su dieta diaria y los sistemas gubernamentales apoyan este objetivo. La lista de alimentos (arriba) tiene como objetivo ayudarle a incorporar más de ellos en su dieta.

En algunos países, el agua del grifo está yodada (para su purificación), lo que ayudaría a aumentar su consumo (Fuente: IGN)

El agua de ciertos acuíferos tiene un mayor contenido de yodo. La sal yodada también es una manera fácil de obtener yodo, a menos que necesites limitar tu consumo de sal.

Las vitaminas prenatales también contienen yodo, pero la cantidad varía mucho según la marca y la fuente.

Las algas marinas proporcionan cantidades diferentes en comparación con el yoduro de potasio y, dado que los suplementos no están regulados por la FDA, es difícil elegir una marca o tipo sobre el otro (fuente: JTR).

Es mejor hablar sobre los suplementos de yodo con su médico para saber si necesita yodo o si puede obtenerlo a través de su dieta.

Debido a que cada persona es diferente, se puede realizar una prueba de orina y una prueba de tiroides para determinar los niveles de yodo existentes antes de tomar un suplemento durante el embarazo.

Investigaciones limitadas muestran que la suplementación podría provocar niveles anormales de hormona tiroidea y aumentar el riesgo de hipotiroidismo después del embarazo (Fuente: Revista americana de epidemiología).

Aparte de eso, el Los beneficios superan con creces los riesgos si está considerando si debe tomar un suplemento de yodo.

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

¿Es peligroso el exceso de yodo durante el embarazo?

El límite superior tolerable (UL) para el yodo varía desde la recomendación de la OMS de 500 microgramos hasta los 1100 microgramos del IOM.

Las investigaciones muestran que el consumo moderado de yodo puede aumentar los niveles de yodo en el feto, lo que en realidad puede ayudar a mejorar la cognición (Fuente: Revista de investigación de la tiroides)

Sin embargo, existe un efecto secundario interesante que puede ocurrir después del consumo excesivo de yodo, llamado efecto Wolff-Chaikoff. Esto ocurre cuando la tiroides deja de producir hormonas tiroideas en respuesta a niveles elevados de yodo.

La tiroides de la madre embarazada puede adaptarse, pero la tiroides del bebé en crecimiento no puede ajustar su regulación hasta la semana 36 de embarazo.

Esto significa que el consumo excesivo de yodo puede provocar hipotiroidismo fetal (conocido como “hipotiroidismo”).

Sin embargo, el exceso de yodo suele salir del cuerpo al orinar, por lo que el riesgo de intoxicación o ingestión excesiva suele ser bastante bajo (fuente: JTR).

yodo Escasez Su bebé también puede desarrollar una enfermedad de la tiroides durante el embarazo. Por lo tanto, es importante llevar una dieta rica en yodo y tomar vitaminas diariamente antes de dar a luz para garantizar la satisfacción de las necesidades diarias.

Es mucho más común consumir muy poco yodo que demasiado. Sin embargo, si sospecha que está consumiendo demasiado yodo, hable con su médico.

¿Demasiado yodo puede provocar un aborto espontáneo?

Hay verdad detrás de la frase «demasiado de algo bueno».

Aparte de eso, NO hay evidencia ni vínculo directo entre la suplementación con yodo y el aborto espontáneo.

El riesgo de aborto espontáneo tampoco está directamente relacionado con la deficiencia de yodo.

La conexión entre la deficiencia de yodo y la pérdida del embarazo se examinó en el estudio LIFE, que siguió a más de 500 mujeres durante todo el embarazo.

Se monitorearon los niveles de yodo y se encontró que en casi el 60% de las participantes, la deficiencia de yodo no se reflejó en la incidencia de abortos espontáneos (Fuente: Diario de nutrientes).

Con suerte, esto puede asegurarle que la deficiencia de yodo no significa directamente un mayor riesgo de aborto espontáneo y que ninguna investigación sugiere que demasiado yodo pueda causar un aborto espontáneo.

13 alimentos ricos en yodo para el embarazo

¡Conseguir suficiente yodo no tiene por qué ser difícil!

Para ayudarte a alcanzar niveles óptimos de yodo durante el embarazo, aquí tienes algunos alimentos ricos en yodo que son fáciles de incorporar a tu dieta durante el embarazo:

1. algas

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 10 gramos de nori seco = 232 microgramos (Fuente: NIH)

Las algas son una de las fuentes más ricas en yodo que podemos consumir.

Durante el embarazo, Es importante elegir algas de fuentes confiables. Si las algas provienen de agua contaminada, podrían aumentar el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.

¡Una excelente manera de incorporar algas a tu dieta es comiendo rollos de sushi de verduras! El arroz, las verduras frescas y las algas son nutritivos, deliciosos y seguros para consumir durante el embarazo.

Tenemos una Guía de Embarazo de Algas que te indica TODAS las variedades seguras que puedes comer y también hay una guía completa de sushi durante el embarazo.

2. Pan integral

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 1 rebanada = 198 microgramos (Fuente: NIH).

El contenido de yodo en el pan varía de una marca a otra, pero el enriquecimiento es una práctica común en la mayoría de las empresas establecidas.

Una o dos rebanadas de pan tostado con mantequilla y mermelada/gelatina por la mañana o un sándwich de queso asado por la tarde son algunas formas sencillas de satisfacer sus necesidades diarias de yodo junto con fibra y otros nutrientes.

Si estás siguiendo una dieta sin gluten debido a la enfermedad celíaca, debes evitarlo.

3. Bacalao

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 3 onzas de bacalao = 158 microgramos (Fuente: NIH).

El bacalao es uno de los pescados de sabor más suave del mercado y es seguro comerlo durante el embarazo cuando está completamente cocido (para obtener más información sobre el bacalao durante el embarazo, incluidos otros problemas como el mercurio, consulte nuestro artículo aquí).

El bacalao se puede preparar de diversas formas: al horno, frito o a la parrilla. Su sabor suave es adecuado para el embarazo, cuando los sabores u olores más fuertes pueden provocar náuseas.

Pruebe el bacalao al horno con limón sobre quinua o arroz integral para obtener una cena deliciosa y abundante que puede ayudar a proporcionar la mayor parte del yodo que necesita durante el día.

Para una alternativa más ligera a la carne molida, pruebe las hojuelas de bacalao en tacos de pescado.

4. yogur griego

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 1 taza = 116 microgramos (Fuente: NIH).

Los productos lácteos no sólo son una gran fuente de yodo, sino que también son ricos en proteínas, calcio y potasio, lo que los convierte en una fuente de nutrientes durante (y después) del embarazo.

El yogur griego se filtra dos veces, lo que significa que es más espeso que el yogur normal. Se eliminó más líquido.

Otro yogur espeso es el Skyr, una forma islandesa de yogur colado. El yogur griego con frutos rojos y granola es un desayuno abundante, nutritivo y fácil de consumir durante el embarazo.

También puedes preparar un batido con fruta y yogur si prefieres beber en lugar de comer por la mañana.

¡También tenemos una guía dedicada a las mejores marcas de yogur para el embarazo!

5. ostras hervidas

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 3 onzas = 93 microgramos (Fuente: NIH).

¡Las ostras pueden ser algo que anhelas o que no soportas durante el embarazo!

Algunos pueden encontrar la consistencia desagradable, pero a otros les puede gustar mucho la textura suave y masticable.

No se recomienda comer mariscos poco cocidos durante el embarazo porque el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos es alto.

Más bien, las ostras al vapor, a la parrilla, asadas, al horno o al vapor son alternativas maravillosas.

El guiso de ostras y el aderezo de ostras son dos platos tradicionales de ostras. Las ostras también se pueden cocinar al vapor con mejillones y servir con pasta para obtener una comida abundante y rica en yodo.

Las ostras deben prepararse adecuadamente para que sean seguras durante el embarazo. Lea nuestra guía sobre la seguridad de las ostras para mujeres embarazadas.

6. leche

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 1 taza = 85 microgramos (NIH).

Si la consistencia del yogur no es la adecuada para usted, beber unos cuantos vasos de leche puede ayudar a satisfacer sus necesidades diarias de yodo durante el embarazo.

Además del agua, también es una de las mejores bebidas durante el embarazo.

La leche se puede agregar al cereal, mezclarla en un batido o incluso consumirla tibia; Considere remojar un poco de té descafeinado con leche tibia como alternativa relajante al café con leche tradicional.

Si es intolerante a la lactosa, considere la posibilidad de tomar leche sin lactosa, que aún contiene yodo.

7. Sal yodada

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: ¼ de cucharadita = 76 microgramos (NIH).

Desde 1924, los fabricantes de Estados Unidos han añadido yodo a la sal para reducir el desarrollo del bocio, que es un resultado directo de la deficiencia de yodo (Fuente: harvard).

La sal yodada se indica en la etiqueta. La sal yodada es menos común en otros países, pero revisa los ingredientes.

Sin embargo, es importante saber que la sal contribuye a la hipertensión arterial, la retención de líquidos, las enfermedades renales y el agravamiento general de las enfermedades cardiovasculares.

Si necesita limitar su consumo de sal, esta lista tiene muchos otros alimentos que puede consumir para satisfacer sus necesidades diarias de yodo.

8. Pasta Enriquecida (cocida en agua con sal yodada)

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 1 taza cocida = 36 microgramos (Fuente: NIH).

La mayoría de las pastas están fortificadas con nutrientes, incluido el yodo, y cocinar la pasta en agua salada yodada ayuda a aumentar la absorción de yodo.

Intente combinar pasta con ostras o camarones para obtener una dosis doble de yodo y agregue una ensalada verde fresca como acompañamiento para una comida saludable y completa.

9. huevo cocido

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 1 huevo grande = 26 microgramos (Fuente: NIH).

Además de aportar yodo, los huevos son una de las mejores fuentes de proteínas disponibles.

Durante el embarazo, consumir huevos ciertamente puede ayudar a satisfacer sus necesidades y hacer que se sienta más llena por más tiempo. Los huevos revueltos con tostadas integrales pueden ser un desayuno fantástico y fácil, listo en minutos y fácil de digerir, lo que puede ayudar con las náuseas o las náuseas matutinas.

Los huevos también se pueden comer duros, en quiche o escalfados. Los huevos siempre deben estar completamente cocidos, incluida la yema, a menos que vivas en el Reino Unido y comas huevos Lion Mark. Puede leer todo sobre cómo cocinar huevos de forma segura durante el embarazo aquí.

10. Helado de chocolate

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: ½ taza = 21 microgramos (Fuente: NIH).

Si comer helado de chocolate durante el embarazo es una forma de satisfacer tus necesidades diarias de yodo, ¡has venido al lugar correcto!

El helado de chocolate es genial En moderación, y se puede convertir en batido si se desea; ¡Considera agregar unas cucharadas de mantequilla de maní o un plátano a tu batido para darle otra capa de sabor!

Si necesita evitar el exceso de azúcar debido a la diabetes gestacional, considere un helado de chocolate con bajo contenido de azúcar; Aún puede proporcionar yodo sin aumentar el nivel de azúcar en la sangre.

11. Hígado de res

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 3 onzas = 14 microgramos (Fuente: NIH).

Existe el riesgo de toxicidad por vitamina A por el consumo excesivo de hígado, pero es poco probable que algunas porciones aquí y allá causen efectos secundarios dañinos. Puede leer sobre la vitamina A durante el embarazo aquí.

Además de una porción saludable de proteínas, el hígado de res también es una excelente manera de satisfacer sus necesidades de yodo.

El hígado se puede comer con salsa gravy, puré de papas o cebollas; solo asegúrese de que esté completamente cocido antes de agregarlo.

12. queso cheddar

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 1 onza = 14 microgramos (Fuente: NIH).

El queso cheddar no proporciona tanto yodo como otros alimentos, pero es un excelente refrigerio y también una buena fuente de proteínas.

Combina maravillosamente con fruta fresca y pan como refrigerio, o derretido en huevos para un desayuno lleno de proteínas.

El queso cheddar añejo puede ser mejor para alguien que es intolerante a la lactosa, así que pruebe con una porción pequeña y aumente a partir de ahí.

Puede leer nuestra guía completa sobre el queso cheddar durante el embarazo aquí.

13. Gambas cocidas (gambas)

Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Contenido de yodo: 3 onzas = 13 microgramos (Fuente: NIH)

Los camarones aportan una cantidad importante de proteínas, así como una cantidad moderada de yodo para satisfacer las necesidades diarias.

La mayoría de los camarones son seguros y bajos en mercurio, pero también debes verificar de dónde provienen: aquí tenemos una guía de seguridad de los camarones durante el embarazo.

Podrías intentar comer camarones con salsa cóctel (especialmente si te apetece especias), salteados con fideos para una deliciosa comida casera con calidad de restaurante, o en curry de coco para una comida abundante y abundante.

Diploma

En resumen, la deficiencia de yodo es el principal riesgo de retrasos congénitos y retraso mental en los niños y puede provocar hipotiroidismo (una tiroides poco activa) en usted y su bebé.

Es importante obtener suficiente yodo durante el embarazo, y la lista de alimentos anterior debería ayudarla a obtener suficiente yodo en su dieta.

El riesgo de toxicidad por yodo es bajo y los beneficios del yodo superan con creces los riesgos de consumir demasiado yodo.

Afortunadamente, comer una amplia variedad de alimentos ricos en yodo puede ayudarle a satisfacer estas necesidades diarias. Si es necesario un suplemento dietético, consulte a su médico para asegurarse de que el suplemento que está utilizando esté compuesto únicamente por productos de la más alta calidad.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Guía de yodo para el embarazo: fuentes de alimentos, deficiencias y seguridad

Guía de yodo para el embarazo

El yodo es un mineral esencial para el funcionamiento adecuado de nuestra glándula tiroides. Durante el embarazo, la ingesta de yodo es especialmente importante, ya que este mineral desempeña un papel crucial en el desarrollo del sistema nervioso del feto. En esta guía, abordaremos las fuentes de alimentos ricos en yodo, las deficiencias más comunes y la seguridad del consumo de yodo durante el embarazo.

Fuentes de alimentos ricos en yodo

Existen diversas fuentes de alimentos que son excelentes fuentes naturales de yodo. Entre las principales se encuentran:

  1. Pescados y mariscos: El pescado, particularmente el pescado de agua salada, es una fuente rica en yodo. Los mariscos como las ostras y los camarones también son excelentes opciones. Se recomienda consumir pescado fresco y bien cocido durante el embarazo.
  2. Productos lácteos: La leche, el yogur y el queso son buenas fuentes de yodo, especialmente si se ha enriquecido con yodo. Verifica las etiquetas de los productos lácteos para asegurarte de que contengan yodo.
  3. Huevos: Los huevos también contienen yodo en cantidades moderadas. Además, son una excelente opción para obtener proteínas y otros nutrientes esenciales durante el embarazo.

Deficiencias de yodo durante el embarazo

Una deficiencia de yodo durante el embarazo puede tener consecuencias negativas para el desarrollo del feto. Algunos problemas relacionados con una ingesta insuficiente de yodo incluyen:

  1. Bajo cociente intelectual: La deficiencia de yodo puede afectar el desarrollo cerebral del feto, lo que puede resultar en un bajo cociente intelectual.
  2. Riesgo de aborto espontáneo: Las mujeres embarazadas con deficiencia de yodo tienen un mayor riesgo de aborto espontáneo.
  3. Retraso mental: En casos extremos de deficiencia de yodo, el feto puede experimentar retraso mental.

Seguridad del consumo de yodo durante el embarazo

Es importante tener en cuenta que tanto la deficiencia como la excesiva ingesta de yodo pueden ser perjudiciales durante el embarazo. Es fundamental mantener un equilibrio adecuado. Durante el embarazo, se recomienda seguir estas pautas:

  1. Consultar con un médico: Siempre es recomendable hablar con un médico antes de tomar suplementos de yodo durante el embarazo.
  2. Consumir yodo naturalmente: En lugar de depender únicamente de los suplementos, es preferible obtener yodo de fuentes naturales de alimentos. Asegúrate de incluir una variedad de alimentos ricos en yodo en tu dieta diaria.
  3. No exceder la ingesta recomendada: Sigue las recomendaciones de tu médico o del profesional de la salud en cuanto a la ingesta diaria de yodo.

Recuerda que la información proporcionada en este artículo es meramente informativa y no debe sustituir el consejo médico profesional. Siempre consulta a un médico para obtener recomendaciones personalizadas sobre tu salud y la de tu bebé durante el embarazo.

Fuentes:


Deja un comentario