Estoy embarazada y mi gato no me deja en paz

Si eres una futura mamá y tienes un adorable gato que no deja de mostrarte su cariño, es posible que te identifiques con este problema. Estoy embarazada y mi gato no me deja en paz. Esta situación puede resultar frustrante y confusa, pero no te preocupes, ¡estás en el lugar indicado! En este artículo, te daremos consejos y soluciones para lidiar con esta situación y mantener a tu gato feliz mientras esperas la llegada de tu bebé. Así que, prepara a tu minino y ven con nosotros en esta aventura llena de amor y comprensión.

Estás esperando un bebé de verdad, me refiero a un bebé humano. Si eres madre gata, es posible que notes que su comportamiento ha cambiado antes de la prueba o que ha estado actuando un poco extraño. Si dices que estoy embarazada y mi gato no me deja en paz, ¡tal vez no seas el único!

Destacar

Un gato puede sentirse atraído por una mujer embarazada porque puede detectar los cambios de una mujer desde las primeras etapas del embarazo.

Estoy embarazada y mi gato no me deja en paz

Estoy embarazada y mi gato no me deja en paz, ¿por qué?

¡Estoy embarazada y mi gato me sigue a todas partes! Si esto le suena familiar, es posible que no esté solo. ¡Muchos conductistas animales han descubierto que nuestros amigos felinos pueden saber que estás embarazada antes que tú! Debido a los cambios hormonales, una temperatura corporal más alta y, por supuesto, el crecimiento de su barriga, es posible que sus compañeros peludos busquen más amor y atención y asuman una responsabilidad protectora.

Gatos y embarazo

Los gatos son una de las mascotas más populares en el hogar. Además de acurrucarse y jugar, tu gato también responde muy bien a cualquier cambio en el hogar. Es posible que notes que tu comportamiento cambia una vez que te das cuenta de que estás embarazada. ¿Pero desde cuándo se han mostrado especialmente cariñosos? ¿Ha mostrado mayor protección en la casa o está contento de realizar menos trabajo físico? ¿Puede un gato saber si estás embarazada?

Continúe leyendo mientras profundizamos para descubrir qué rasgos divertidos podrían mostrar nuestros amigos felinos cuando esté embarazada.

¿Los gatos se sienten atraídos por las mujeres embarazadas?

Es posible que notes que tu pequeña bola de pelos nunca está lejos de tu lado y, desde que lo descubriste, esperas que tienda a seguirte o a abrazarte con más frecuencia. Hay razones muy reales por las que tu bola de pelos puede estar actuando un poco extraño.

‣ Notar un cambio en el comportamiento.

Ya sea que te hayas dado cuenta o sientas que un pequeño bulto comienza a crecer, tu comportamiento está cambiando. Suelen evitar tareas más exigentes físicamente y asumir tareas más ligeras en la casa.

No te dejes engañar pensando que tu gato perezoso no está prestando atención. De hecho, ella es muy consciente de tu cambio de comportamiento, por pequeño que sea.

‣ Sensación de calor

Cuando quedas embarazada, la temperatura de tu cuerpo aumenta debido al volumen extra de sangre y, bueno, ¡te conviertes en un ser humano real! A medida que tu cuerpo funcione más rápido y tu bebé crezca, ¡tú también tendrás más calor!

A los gatos les encantan los abrazos y los espacios cálidos, por eso se les puede encontrar en los alféizares de las ventanas bajo la luz del sol. Con el horno interno al máximo, tu gato lo notará desde lejos y le encantarán los abrazos adicionales en tu regazo. Quizás estés pensando: «¡Mi gata está obsesionada con el hecho de que estoy embarazada y le acabas de dar el lugar para dormir más acogedor y cálido de la casa!».

‣ Hormonas de la felicidad

No sorprende que los cambios hormonales acompañen al embarazo. El aumento de hCG, estrógeno y progesterona no sólo provoca un caos en el cuerpo. Gracias a los 200 millones de receptores de sus diminutas narices, tu gato tiene un excelente sentido del olfato. Estas hormonas pueden cambiar tu olor natural. No estoy diciendo que serás una montaña apestosa cuando camines, pero tu bola de pelos puede detectar las ondas de estas feromonas. Su olfato es tan agudo que su sentido del olfato es unas 40 veces más fuerte que el nuestro, por lo que es posible que recibas una atención especial por parte de tu gata durante el embarazo.

Cuando estas hormonas se estabilizan, su bebé se desarrolla a un ritmo milagroso. Gracias a los pliegues y la forma de las orejas de los gatos, es posible que puedan oír en mayor medida los sonidos. Algunas personas realmente creen que pueden oír los latidos del corazón de su bebé. ¡Qué mágico es eso! ¡Tu bebé peludo y tu bebé real pueden unirse antes del nacimiento!

Estoy embarazada y mi gato no me deja en paz

¿Qué cambios notas?

Si notas que tu gato macho no deja sola a una gata preñada, ya seas tú o alguien de tu casa, es posible que notes cambios en su comportamiento. Muchos propietarios han descubierto que el cambio de comportamiento en realidad los impulsó a realizar una prueba.

¿Significa esto que tu gata podría enterarse de tu embarazo antes que tú? Antes de dirigirse a la farmacia para comprar una prueba, veamos algunas características de comportamiento comunes que pueden presentar.

‣ Cariñosamente obsesionado

Si crees que estoy embarazada y mi gato no me deja en paz, puede ser que estés tratando con un gato pegajoso, entonces podría ser porque siente una nueva vida en ti. Como ya se mencionó, su audición está mejorada para que puedan escuchar todo lo que sucede en su estómago.

Estar embarazada también significa que no tienes que hacer tantas tareas domésticas. Entonces, si te sientas en el sofá con más frecuencia, es una señal de que debes abrazar al gato. ¡Quizás tu gato aproveche los abrazos adicionales que obviamente se ofrecen! Además, tu temperatura es más alta, por lo que es posible que les guste el calor que emites.

Si bien puedes prestarle mucha atención a tu gato, ten cuidado de no exagerar o puede ser contraproducente cuando nazca tu bebé y no te quede tanto tiempo.

‣ Agresivo

Esto nos lleva en muchas direcciones. Notar un comportamiento agresivo o malo después de enterarse de que estás embarazada no significa que tu gata se esté resistiendo a los cambios, pero como sabrás, su vida ha dado un giro completamente diferente y lo seguirá haciendo cuando el bebé nazca. aquí.

Cualquier mala conducta debe remediarse inmediatamente. Los gatos son criaturas sensibles que aman sus hábitos diarios. Un pequeño cambio y podrías estar lidiando con un gato destructivo.

Asegúrate de darle a tu gato el mismo amor y afecto que le das a tus bebés. Cualquier pequeño cambio puede conducir a una espiral de comportamiento.

Recuerda que el comportamiento, bueno o malo, llama la atención y, según tu gato, cualquier atención es buena en ese momento.

‣ vocal

¿Estás rodeado de maullidos constantes? Por muy molesto que parezca, tu gato te está diciendo que necesita tu atención. Como se mencionó, la necesidad de atención puede ser aún mayor ahora durante este momento loco de sus vidas.

Los gatos son sensibles a los cambios y es posible que su necesidad de más atención sólo se note cuando se vuelven más ruidosos.

‣ Protector

Un gato sobreprotector no significa que te esté protegiendo a ti o al bebé, pero podría estar luchando para proteger tu relación y tu estatus en la casa. Si nota que está siendo pegajoso o actuando agresivamente, esta podría ser su forma de decir: «No me olvides, mamá».

Como madre, entiendo que entre las tareas del hogar y el cuidado de tu bebé, tu atención se dirige en tantas direcciones que es fácil pasar por alto la rutina habitual que tienes con tu gato.

Durante los momentos estresantes de tu día, presta atención a cómo se comporta tu gato en la casa. Darle un poco de amor puede asegurarle que su relación sigue siendo la misma.

‣ Celoso

No es raro que los gatos y otros animales sientan celos de usted durante el embarazo.

Un gato envidioso puede tener una serie de comportamientos difíciles porque es una criatura de hábitos. Cualquier cosa que suceda fuera de lo normal puede resultarles desagradable.

Seguir sus rutinas puede mostrarles que son tan importantes como su bebé por nacer y ayudar a construir un vínculo cuando nazca el bebé.

¿Puedo comportarme normalmente con mi gato si estoy embarazada?

Por supuesto, puedes comportarte normalmente con tu gata durante el embarazo. Incluso podrías disfrutar de algunos abrazos adicionales mientras levantas los pies. No hace falta decir que existen muchos mitos sobre querer tener un gato durante el embarazo.

“No puedo dejar que mi gato se acueste boca abajo”

Esto es completamente falso, incluso si tienes un gato grande, nunca sería lo suficientemente pesado como para dañar a tu bebé. Es posible que desees estar atento al calor adicional, pero en general está perfectamente bien mantener los mismos tiempos de abrazos y de vueltas.

¡Asegurarte de que tu gata esté bien cuidada durante todo el embarazo puede fortalecer su necesidad de atención y afecto después de que su vida cambie también!

Lo único con lo que debes tener cuidado es con el maloliente trabajo de clasificar la caja de arena. Los parásitos transportados por el aire en las heces de los gatos pueden tener efectos catastróficos en el feto. Conocido como Toxoplasmosis, es importante que se mantenga alejado de este trabajo.

¡No es una mala tarea para dejársela a tu pareja!

Estoy embarazada y mi gato no me deja en paz
Resumen

Hay muchas razones por las que crees que estoy embarazada y mi gato no me deja en paz.

Como hemos descubierto, las gatas pueden detectar cambios desde las primeras etapas de su embarazo. Esto puede provocar cambios en el comportamiento, desde la obsesión hasta el absoluto desapego y la agresividad.

Independientemente de cómo reaccione tu gato, debes asegurarte de que haya formas de ayudarlo a adaptarse tal como lo harías con un hermano humano.

Más para leer:

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Estoy embarazada y mi gato no me deja en paz

La noticia de que estás embarazada es emocionante, pero también puede llevar consigo algunas preocupaciones, especialmente si tienes una mascota como un gato en casa. Es natural preguntarse sobre la seguridad de convivir con un gato durante el embarazo y cómo manejar ciertos comportamientos que puedan surgir.

¿Es seguro convivir con un gato durante el embarazo?

¡Sí! Convivir con un gato durante el embarazo es seguro, siempre y cuando tomes algunas precauciones adicionales para protegerte a ti y a tu bebé en desarrollo. A diferencia de algunas creencias populares, el contacto con los gatos no aumenta el riesgo de complicaciones en el embarazo.

Debes recordar que los gatos pueden albergar una bacteria llamada Toxoplasma gondii en sus heces. Si contraes esta infección por primera vez durante el embarazo, existe el riesgo de transmitirla a tu bebé en desarrollo. Sin embargo, puedes evitar esta situación siguiendo medidas preventivas simples:

  1. Lávate las manos después de limpiar la caja de arena o de tener contacto con las heces de tu gato.
  2. Designa a otra persona para limpiar la caja de arena mientras estás embarazada, si es posible.
  3. Si no puedes evitar limpiar la caja de arena, usa guantes desechables y lávate bien las manos después.

Comportamientos comunes del gato durante el embarazo

Es posible que notes algunos comportamientos nuevos o inusuales por parte de tu gato durante el embarazo. Aquí hay algunas preguntas frecuentes sobre estos comportamientos:

1. Mi gato está más cariñoso y demandante de atención. ¿Es normal?

Sí, es completamente normal. Los gatos pueden percibir los cambios hormonales en tu cuerpo y mostrarse más afectuosos. Disfruta de estos momentos de conexión con tu mascota y aprovecha para relajarte y disfrutar de su compañía.

2. Mi gato está más agresivo o territorial. ¿Qué debo hacer?

Si tu gato se vuelve más agresivo o territorial, es esencial mantener una comunicación abierta con tu médico y con un veterinario. Estos cambios repentinos pueden ser causados por el estrés, la ansiedad o incluso problemas de salud en tu mascota. El veterinario podrá evaluar la situación y ofrecerte recomendaciones específicas según las necesidades individuales de tu gato.

3. Mi gato evita acercarse a mí desde que estoy embarazada. ¿Es normal?

Algunos gatos pueden percibir los cambios en tu cuerpo y comportarse de manera distante o evitar el contacto. Es importante recordar que cada gato es único y, al igual que nosotros, pueden tener diferentes reacciones a situaciones nuevas. Dale tiempo a tu gato para que se ajuste a los cambios y ofrece un ambiente tranquilo y seguro para que se sienta cómodo a tu lado.

Recuerda, si tienes alguna preocupación adicional acerca de cómo tu gato pueda afectar tu embarazo, siempre es recomendable consultar con un médico y un veterinario. Ellos podrán brindarte información personalizada y recomendaciones específicas para garantizar tu seguridad y la de tu bebé.

Deja un comentario