¿Es seguro tomar jugos durante el embarazo? Consejos y riesgos

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de una mujer, llena de alegría y expectativas. Sin embargo, también es un momento en el que hay que tener especial cuidado con la alimentación, ya que lo que se consume puede afectar tanto a la madre como al bebé. En este sentido, una pregunta que muchas mujeres se hacen es si es seguro tomar jugos durante el embarazo. En este artículo, te daremos algunos consejos y analizaremos los posibles riesgos que pueden estar asociados a esta práctica. ¡Sigue leyendo para descubrir más!

Los jugos o “juices” caseros frescos, suaves y refrescantes se han vuelto muy populares en la última década. Sin mencionar que los jugos a menudo se promocionan como un alimento saludable, debido en parte a sus vitaminas y minerales naturales.

Si bien el perfil de seguridad de los jugos comprados en tiendas es bastante claro, los jugos caseros implican más de lo que parece.

A diferencia de los jugos frescos y no pasteurizados disponibles comercialmente, se pueden tomar jugos en casa durante el embarazo siempre que la seguridad sea una prioridad. Lavar todas las frutas y verduras que planea exprimir, incluso las peladas, es la mejor manera de evitar enfermedades transmitidas por los alimentos.

Siempre existe el riesgo de intoxicación alimentaria accidental con frutas y verduras frescas, especialmente jugos. Explicaré la ciencia detrás de la seguridad de los jugos caseros y le mostraré algunos métodos adicionales para llevar la seguridad alimentaria un paso más allá.

¿Los jugos son buenos para usted durante el embarazo?

No es ningún secreto que los zumos caseros y recién exprimidos pueden resultar caros. Los jugos frescos no pasteurizados tampoco se recomiendan durante el embarazo y no son seguros ya que conllevan el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos. Por supuesto, muchas mujeres recurren a los zumos en casa, especialmente durante el embarazo.

Hay dos formas principales de preparar jugo casero. El primero se prensa a mano o con ayuda de un rallador de cítricos. El segundo método, que suele ser más sencillo y permite exprimir una mayor variedad de productos, es una máquina exprimidora especial, también llamada exprimidor. Ambos métodos producen jugo fresco y no pasteurizado.

¿Es seguro tomar jugos durante el embarazo? Consejos y riesgos

Si bien los jugos no pasteurizados tradicionalmente se han considerado tabú durante el embarazo, los jugos caseros pueden ser más seguros (fuente: FDA). La razón por la que no se recomiendan los jugos no pasteurizados durante el embarazo es que los productos lavados incorrectamente pueden permitir que las bacterias ingresen al jugo fresco desde el exterior.

Sin el calor proporcionado por la pasteurización, las bacterias del jugo pueden seguir creciendo.

Al preparar el jugo usted mismo, usted tiene control sobre la limpieza y puede garantizar mejor la seguridad de los alimentos, comenzando con frutas y verduras adecuadamente lavadas.

A menudo promocionado como un alimento saludable, hay algunos nutrientes importantes que se encuentran en las frutas enteras que faltan en sus contrapartes líquidas. El proceso de exprimido separa los productos agrícolas en jugo y pulpa, eliminando casi la fibra beneficiosa. Esta fibra ayuda a prevenir el estreñimiento, que es muy común durante el embarazo.

Algunas vitaminas y minerales también se pierden al hacer jugo, ya que la cáscara y la pulpa almacenan muchos de estos nutrientes.

¡Sin embargo, no todo está perdido! Los antioxidantes, fitonutrientes y ciertas vitaminas y minerales llegan al producto de jugo terminado. Por ejemplo, el jugo que contenía partes iguales de rodajas de naranja y jugo 100% de naranja contenía tanto magnesio, potasio y ácido fólico como las rodajas de naranja (fuente: Avances en nutrición).

Si buscas una bebida fría y refrescante sin perder ningún nutriente, los batidos son una buena alternativa. Los batidos se preparan en una licuadora y mantienen la pulpa en la mezcla, por lo que conservan todos los beneficios de la fibra de las frutas y verduras enteras. Las mismas pautas de seguridad alimentaria se aplican a los batidos.

¿Es seguro tomar jugos en casa durante el embarazo?

A diferencia de los jugos exprimidos disponibles comercialmente y otras bebidas llamadas «desintoxicantes», el jugo casero es completamente seguro durante el embarazo siempre que la seguridad alimentaria sea una prioridad.

Debido a que los jugos caseros (e incluso los batidos) no están pasteurizados para matar las bacterias presentes, es importante lavar bien todos los productos antes de exprimirlos, incluso si planea pelarlos antes de exprimirlos.

¿Es seguro tomar jugos durante el embarazo? Consejos y riesgos

También puedes hervir y calentar brevemente el jugo fresco a aproximadamente 160 °F durante 1 minuto para pasteurizarlo (Fuente: Centro de Control de Enfermedades de Columbia Británica).

Para obtener más información sobre cómo lavar minuciosamente y almacenar de forma segura frutas y verduras frescas durante el embarazo, consulte nuestra guía para lavar verduras, ensaladas y frutas durante el embarazo.

Al utilizar una máquina exprimidora, también es importante limpiar minuciosamente todas las piezas entre usos. Estas máquinas suelen tener muchas piezas extraíbles, lo que crea numerosos rincones donde las bacterias pueden esconderse. Lave con agua caliente y jabón y un cepillo para limpiar las áreas de difícil acceso.

¿Es seguro tomar jugos al comienzo del embarazo o al primer trimestre?

Muchas mujeres se preguntan si es seguro tomar jugos durante el primer trimestre, ya que este puede ser un momento particularmente sensible para el crecimiento y desarrollo del bebé. ¡Sin mencionar que es posible que algunas mujeres ni siquiera sepan que están embarazadas!

Los jugos caseros pueden ser seguros en cualquier etapa del embarazo, incluido el primer trimestre. Seguir los pasos enumerados anteriormente para mantener limpios la cocina, el exprimidor y los productos agrícolas es clave para garantizar que el jugo que prepare sea seguro tanto para usted como para su bebé.

Las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden ser graves en cualquier momento durante el embarazo. Por eso, es importante que prepares tu zumo casero de forma segura y lo limpies en profundidad.

Si bebe accidentalmente jugo sin pasteurizar durante el embarazo, incluso al comienzo del embarazo, esté atento a síntomas de enfermedades como:

  • Náuseas o calambres estomacales
  • Diarrea
  • Fiebre
  • escalofríos
  • y dolores musculares (excepto, por supuesto, los asociados con el embarazo)

(Fuente: Marcha de monedas de diez centavos).

¿Es seguro tomar jugos durante el embarazo? Consejos y riesgos

Recetas para hacer jugos durante el embarazo.

Los jugos vienen en todos los colores y ya no solo se elaboran con frutas. Agregar algunas verduras o cambiar su receta habitual es una excelente manera de aumentar la variedad de su dieta e incluir una gama más amplia de nutrientes.

Asegúrese de consultar con su médico acerca de cualquier restricción, como algunos jugos de frutas, como: B. Pomelo, puede interactuar con ciertos medicamentos.

  • Si te gusta el jugo de naranja: prueba una mezcla de jengibre, pomelo y naranja sanguina.
  • Para un ambiente otoñal máximo: pruebe con naranja, manzana, jengibre y zanahoria. Agrega remolacha para darle un toque morado.
  • Si te gustan los batidos verdes: prueba con pepino, apio, verduras (col rizada o espinacas), limón y manzana.
  • Si le molestan las náuseas matutinas: pruebe con limón, naranja y jengibre.

Si toma jugo con regularidad, es probable que obtenga mucha pulpa. Como mencioné antes, la pulpa está llena de vitaminas y minerales, ¡así que no la tires! Intente agregar la pulpa a la masa para muffins: ¡la pulpa de zanahoria es particularmente buena para hacer muffins de pastel de zanahoria!

Si hornear con pulpa no es para usted, la pulpa exprimidora es igual de nutritiva para sus plantas y su jardín. Espolvorea la tierra alrededor de tus plantas para crear un fertilizante casero. Bien por ti y el planeta.

Ya sea que prefieras frutas, verduras o una combinación de ambas, los jugos en casa aún pueden ser una parte (segura) de tu dieta durante el embarazo. Esperamos que este artículo le haya resultado útil para aclarar cualquier confusión que pueda tener sobre la seguridad del jugo casero en comparación con su contraparte comprado en la tienda.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





¿Es seguro tomar jugos durante el embarazo? Consejos y riesgos

¿Es seguro tomar jugos durante el embarazo? Consejos y riesgos

El embarazo es una etapa de la vida en la que es fundamental cuidar de nuestra salud y alimentación. Durante este periodo, algunas mujeres se preguntan si es seguro consumir jugos. A continuación, te proporcionamos información relevante para aclarar tus dudas.

Beneficios de tomar jugos durante el embarazo

Los jugos naturales pueden ser una excelente fuente de vitaminas y minerales para las mujeres embarazadas. Estas bebidas son ricas en antioxidantes y pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, el cual puede verse debilitado durante el embarazo.

Además, los jugos de frutas y verduras son excelentes para mantenerse hidratada, ya que contienen una gran cantidad de agua. Esto es especialmente importante durante el embarazo, ya que la deshidratación puede ser perjudicial tanto para la madre como para el bebé.

Es importante recordar que los jugos deben ser consumidos con moderación y como complemento de una alimentación equilibrada. No deben reemplazar comidas principales ni ser la única fuente de nutrientes.

Peligros y consideraciones al consumir jugos durante el embarazo

Si bien los jugos naturales pueden ser beneficiosos, también es importante tener en cuenta ciertos riesgos y consideraciones al consumirlos durante el embarazo:

  1. Riesgo de contaminación: Los jugos naturales pueden estar expuestos a bacterias como Salmonella o Escherichia coli, que pueden causar enfermedades graves. Por lo tanto, es crucial asegurarse de que los jugos estén preparados con ingredientes frescos y limpios.
  2. Exceso de azúcar: Algunos jugos comerciales pueden contener altos niveles de azúcar añadido, lo cual no es recomendable durante el embarazo. Es mejor optar por jugos caseros, sin azúcares añadidos y preferiblemente sin edulcorantes artificiales.
  3. Acidez estomacal: Algunas mujeres embarazadas experimentan acidez estomacal, por lo que es importante evitar jugos cítricos o ácidos que puedan empeorar esta condición. Opta por jugos suaves y menos ácidos, como los de manzana o pera.

Siempre es recomendable consultar a tu médico o nutricionista antes de realizar cambios importantes en tu alimentación durante el embarazo. Ellos podrán proporcionarte recomendaciones específicas basadas en tus necesidades individuales.

Recuerda que cada embarazo es único, y lo que funciona para una mujer puede no ser adecuado para otra. Escucha a tu cuerpo y haz lo que te haga sentir mejor y más segura.

Fuentes consultadas:


Deja un comentario