¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

El embarazo es un momento emocionante, lleno de cambios y nuevas experiencias. A medida que una futura mamá se adapta a su nuevo estilo de vida, una pregunta común que surge es: ¿es segura la comida china durante el embarazo? En esta guía de menú completa, exploraremos los beneficios y precauciones que debes tener en cuenta al disfrutar de la deliciosa cocina china durante esta etapa tan especial de tu vida. Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber para disfrutar de una comida china segura y deliciosa durante el embarazo.

Última actualización el 31 de mayo de 2022

Si valora la buena comida china durante el embarazo, querrá saber qué platos son seguros y cuáles no, y si hay algún ingrediente específico que debe tener en cuenta y que es mejor evitar. ¿Qué puedes comer de forma segura?

La mayoría de los platos chinos se pueden comer durante el embarazo, siempre y cuando se sirvan calientes. Sin embargo, como ocurre con otros tipos de cocina, hay algunos ingredientes que son más seguros que otros durante el embarazo.

La comida china puede contener fuentes ocultas de sal o azúcar según el plato, por lo que aquí analizaremos algunas de las más comunes.

¿Qué pasa con el glutamato monosódico? ¿Y puedo comer comida china en el primer trimestre? ¡Estas (y muchas otras) preguntas se responden a continuación!

¿La comida china es mala durante el embarazo? ¿Debería evitarlo?

En primer lugar, cuando decimos “comida china”, nos referimos a la comida chino-estadounidense, o al tipo de comida china disponible en restaurantes y comida para llevar en EE. UU., Reino Unido, Europa, Australia, etc.

Es el alimento más común. afuera China y adaptada al paladar local. Cuando comes auténtica comida china, algunos de estos principios se siguen aplicando.

Al contrario de lo que algunas personas piensan, la comida china no es especialmente «mala» durante el embarazo. La mayoría de los alimentos chinos son seguros, aunque muchos de ellos no son especialmente saludables.

La comida china tiene cierta reputación de ser insegura durante el embarazo, en gran parte debido a posibles reacciones del glutamato monosódico (que analizaremos a continuación). todo Comida china.

Aún puedes disfrutar de la comida china si sabes qué ingredientes buscar. Estas son las cosas más importantes que necesita saber:

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Niveles de sal (y sodio) en la comida china

La comida china suele tener un alto contenido de sal, Algunos platos contienen cinco veces más sal que un Big Mac de McDonald’s (Fuente: Semana de noticias).

Ya sean de supermercados o restaurantes, más de la mitad de los platos analizados contenían más de 3 g de sal por plato, lo que supone la mitad de la ingesta diaria recomendada según la Organización Mundial de la Salud, que recomienda un máximo de 5 g de sal al día.

¿El plato que encabeza la lista en cuanto a sal se refiere? Carne de Res en Salsa de Frijoles Negros (Fuente: Zmeciencia).

A diferencia de muchos otros países, el 80% de la sal de los platos chinos se añade mientras Cocinar en lugar de estar presente en alimentos preenvasados.

Actualmente existen iniciativas para reducir el contenido de sal en muchos platos (fuente: JMIR).

Durante el embarazo, sus necesidades de sal son las mismas que las de las mujeres no embarazadas; sin embargo, demasiada sal puede afectar su presión arterial o causar una hinchazón no deseada (edema) durante el embarazo (Fuente: aptaclub).

Por lo tanto, es una buena idea mantener bajo control el consumo de sodio y sal durante el embarazo.

Para combatir la salinidad, Busca platos con verduras al vapor.y evita añadir salsa de soja a tus comidas.

Una cucharada de salsa de soja contiene 1300 mg de sodio, que es poco más de la mitad del valor diario promedio para el consumo de un adulto (Fuente: USDA).

Azúcar en la comida china

Algunos platos chinos contienen mucha azúcar.dependiendo de la salsa utilizada.

Los alimentos básicos como el pollo a la naranja, todos los platos agridulces y el pollo General Tso tienen un alto contenido de azúcar.

Para que os hagáis una idea, un pedido de cerdo agridulce en un restaurante puede contener 62,9g de azúcar (sin contar el arroz) (Fuente: USDA).

Esto es casi tres veces la ingesta diaria de azúcar recomendada para las mujeres de no más de 25 g de azúcar al día (Fuente: AHA).

Comer Demasiada azúcar durante el embarazo puede causar problemasincluido un mayor riesgo de diabetes gestacional y un impacto negativo en el desarrollo cerebral de su bebé (Fuente: Clínica Cleveland).

No hay nada de malo en darse un capricho de vez en cuando, pero como muchos platos chinos son sabrosos, también debes tener cuidado con el contenido de azúcar «oculto».

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Calorías y grasas en la comida china.

Algunos alimentos fritos chinos son grasosos y ricos en grasas.. Al igual que otros tipos de cocina, es mejor consumir alimentos fritos con moderación, ya que contienen calorías innecesarias y grasas saturadas.

Algunos ejemplos de la cocina china incluyen los wontons, las galletas de camarones, los rollitos de primavera o los buñuelos de plátano o manzana.

Más adelante en este artículo, desglosamos algunos platos chinos populares y analizamos si son una buena opción durante el embarazo.

¿Puedo comer comida china al principio del embarazo (primer trimestre)?

Puede comer comida china de forma segura al principio del embarazo y no existen ingredientes específicos que sean más peligrosos al principio del embarazo que en los últimos trimestres.

El único ingrediente que preocupa a la gente es el glutamato monosódico. Sin embargo, si no eres alérgico, no deberías tener problemas para comer pequeñas cantidades. Puede encontrar más información sobre el glutamato monosódico a continuación.

¿Es seguro el glutamato monosódico (Ajinomoto) presente en los alimentos chinos durante el embarazo?

El glutamato monosódico, conocido como Ajinomoto o glutamato monosódico, se encuentra naturalmente en muchos alimentos, como el queso y los tomates. Es la sal sódica de un aminoácido común llamado ácido glutámico.

Llevamos este ácido en nuestro cuerpo y, a veces, se agrega a los alimentos como potenciador del sabor. Es particularmente común en la comida china.

Según la FDA, el glutamato monosódico generalmente se considera un aditivo seguro para los alimentos (Fuente: FDA). Esto también incluye su uso en la cocina china.

Por esta razón, el glutamato monosódico también se considera seguro durante el embarazo y no es necesario evitarlo a menos que sea particularmente sensible a él.

Algunas personas reaccionan fuertemente al glutamato monosódico.aunque los científicos aún no han podido descubrir exactamente por qué es así.

En un estudio científico independiente, las personas que respondieron al glutamato monosódico con síntomas como dolores de cabeza, palpitaciones del corazón, entumecimiento, sofocos u hormigueo experimentaron estos síntomas cuando consumieron 3 gramos o más de glutamato monosódico sin alimentos.

Sin embargo, las porciones de alimentos que contienen glutamato monosódico normalmente no contienen más de 0,5 gramos (Fuente: FDA), por lo que es poco probable que tengas una reacción negativa al glutamato monosódico a menos que seas particularmente sensible. Si el glutamato monosódico no le sienta bien, es mejor evitarlo.

Muchos restaurantes ofrecen platos que no contienen glutamato monosódico y algunas comidas preparadas también están etiquetadas como libres de glutamato monosódico.

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Estudios recientes sobre glutamato monosódico han demostrado que las ratas preñadas cuando se alimentaban con glutamato monosódico tenían tasas más altas de hipertensión (Fuente: revistas egipcias).

Sin embargo, cuando se trata de los efectos del glutamato monosódico en la salud humana y el desarrollo fetal, se considera seguro consumirlo porque los humanos no consumen grandes cantidades, como lo han hecho los ratones en estudios anteriores.

La ciencia actual dice que se necesitan más estudios para determinar si el glutamato monosódico tiene algún efecto negativo durante el embarazo (Fuente: Biblioteca Wiley).

Hay quienes dicen que altas dosis de glutamato monosódico pueden contribuir al autismo, pero no hay evidencia científica que lo respalde.

Esta historia probablemente surgió de un estudio que mostró cambios cerebrales en los fetos de ratones preñados que recibieron cantidades muy grandes de glutamato monosódico, mucho más de lo que cualquiera podría consumir en una sola comida.

Cuando se añadió glutamato monosódico por primera vez a los alimentos en los EE. UU., la mayor preocupación fue su posible impacto en la obesidad y sus efectos en el cerebro de las ratas (fuente: IJFP).

Una vez más, la FDA considera seguro el consumo de glutamato monosódico. Puedes evitarlo si quieres, pero no es necesario.

¿Está bien la salsa de soja durante el embarazo?

La salsa de soja es segura para comer durante el embarazo siempre que la disfrutes como parte de una dieta equilibrada (Fuente: Servicio Nacional de Salud).

Cuando se trata de salsa de soja, lo más importante a considerar es el contenido de sodio. Aunque es bajo en calorías (8,5 calorías por cucharada), contiene 879 mg de sodio, que es el 37% del valor diario de una dieta de 2000 calorías (Fuente: Nutriciónix), por lo que debes usarlo con moderación.

Tenemos un artículo dedicado aquí sobre la salsa de soja durante el embarazo, que incluye los beneficios frente a los riesgos.

Aperitivos y guarniciones chinos durante el embarazo.

A continuación se ofrecen algunas pautas para los aperitivos y guarniciones chinos populares durante el embarazo:

Rollos de huevo

Los rollitos de huevo son seguros para comer, aunque como están fritos, tienen un alto contenido de grasa, con 223 calorías por rollo de huevo, 96 de las cuales provienen únicamente de la grasa (Fuente: Nutriciónix).

Puedes intentar hacerlos en casa y hornearlos para ser una opción más saludable, o simplemente comerlos con moderación. Tenga en cuenta que algunas de las salsas proporcionadas, como el chile dulce, también pueden contener mucha azúcar.

rollitos de primavera

Los rollitos de primavera chinos son otro alimento frito popular en el que las verduras y, a veces, la carne se envuelven en envoltorios de wonton frito.

Si estás en un restaurante y te ofrecen rollitos de primavera vietnamitas frescos, están hechos con papel de arroz blando y no se fríen. Si bien no son chinos, son una opción más saludable.

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Algas crujientes

A pesar del nombre, las algas crujientes son en realidad verduras fritas como la col rizada.

Después de freír, las verduras se espolvorean con sal y, a veces, un poco de azúcar.

Las algas crujientes a menudo se sirven como guarnición con otros aperitivos, pero también puedes encontrarlas solas con una salsa dulce. Puede leer más sobre las algas reales en nuestra guía aquí.

Sopa wonton

La sopa wonton es una sopa deliciosa y una opción saludable. Los envoltorios de wonton se rellenan con carne de cerdo o pollo picada (un poco como ravioles) y se sirven en un delicioso caldo, a menudo con trozos de algas y hongos shitake.

Dado que los wonton contienen carne, debes asegurarte de que te sirvan la sopa bien caliente.

Sopa de huevo

La sopa de huevo es segura para comer durante el embarazo porque los huevos se han cocinado en el caldo.

Si quieres que esta sopa sea más saludable, puedes prepararla en casa y evitar aditivos innecesarios.

Sin embargo, en general, las sopas chinas son la opción más saludable del menú en comparación con los platos fritos. Si le encanta la sopa de huevo, tenemos una guía completa para prepararla durante el embarazo.

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Albóndigas y wonton fritos

Tanto los dumplings chinos fritos como los wontons contienen mucha grasa, por lo que debes comerlos con moderación.

Las albóndigas y los wonton fritos se pueden rellenar no sólo con verduras, sino también con carne, pescado o queso. Por tanto, consúmelos lo antes posible después de freírlos.

A veces los ingredientes para las albóndigas se pueden mezclar con la masa y no como relleno, pero si se fríen, ¡aún tienen muchas calorías!

fideos al vapor

Las albóndigas al vapor son uno de los platos más saludables de un restaurante chino y ¡son igual de deliciosas!

Se pueden rellenar de carne, verduras o pescado. Asegúrate de comerlos recién preparados y de que todavía estén bien calientes cuando los lleves a tu mesa.

Para su salsa, elija salsa de chile en lugar de salsa de soja para reducir su consumo de sodio.

Arroz frito (incluido arroz frito con huevo)

El arroz frito suele ser arroz blanco con guisantes y verduras cortadas en cubitos, además de mucha salsa de soja, que tiene un alto contenido de sodio.

El arroz se fríe en aceite y por tanto tiene un alto contenido en grasas. Los huevos en arroz frito con huevo son buenos para comer porque se han cocinado bien con el arroz. Sin embargo, si controla su consumo de sodio y grasas, el arroz al vapor es una opción más saludable.

Camarones fritos

Se pueden comer camarones durante el embarazo siempre que estén completamente cocidos.

Los camarones fritos tienen un mayor contenido de grasa y, por lo tanto, no son tan saludables como otros platos, pero puedes comerlos con moderación.

Si eres fanático de los camarones, probablemente quieras consultar nuestra guía de camarones preñados aquí.

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

guardar costillas

Las costillas chinas se cocinan en una salsa barbacoa dulce con alto contenido de azúcar y sodio.

La carne utilizada también tiene un alto contenido en grasas. Entonces, si te encantan las costillas, también puedes comerlas de vez en cuando. Para obtener más información sobre barbacoas y carnes ahumadas, consulte nuestra guía aquí.

Sopa de pollo (incluido pollo y maíz dulce)

Al igual que otras sopas chinas, la sopa de pollo es una opción relativamente saludable, especialmente cuando se hace fresca.

Opte por sopas hechas con maíz dulce fresco o enlatado en lugar de crema de maíz, que tiene un alto contenido de azúcar y grasa.

Evite las sopas liofilizadas como Cup a Soup, que tienen un alto contenido de sodio.

Los platos chinos más importantes durante el embarazo

Para sus platos chinos favoritos durante el embarazo, aquí hay algunos consejos que debe tener en cuenta:

Platos agridulces

Como ya se mencionó, los platos agridulces chinos contienen mucha azúcar y sal, lo que les da su sabor dulce y salado.

Además, la carne se suele freír, como ocurre con el cerdo agridulce. Entonces comes carne frita en azúcar y sal (probablemente por eso es deliciosa pero no buena para ti).

Otro plato a tener en cuenta es la carne de res a la naranja: esta salsa de naranja está llena de azúcar.

Aunque estos platos son seguros, definitivamente no son saludables y, si es posible, deben consumirse con moderación.

Chow mein

El chow mein (platos chinos de fideos fritos) puede ser relativamente saludable cuando se fríe en aceite ligero y se elabora con muchas verduras y proteínas magras como pechuga de pollo.

Definitivamente es preferible el fresco y el hecho en casa es aún mejor porque puedes controlar la cantidad de grasa que usas.

Sin embargo, ten en cuenta que la salsa chow mein suele contener salsa de soja y azúcar moreno. Por lo tanto, utilice la salsa con moderación.

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Chop Suey

El chop suey es un clásico y una de las mejores elecciones que puedes hacer. Con muchas verduras como repollo, castañas de agua y brotes de soja, así como carnes magras y arroz al vapor, puedes acumular vitaminas mientras disfrutas de los sabores chinos.

Si estás en un restaurante, pide este plato con camarones o pollo y arroz integral para obtener los máximos beneficios para la salud y el sabor.

Pollo del General Tso

Aunque el pollo del General Tso es uno de los platos principales chinos más populares, también es uno de los platos menos saludables.

Los trozos de pollo se empanizan, se fríen y luego se sirven en una salsa azucarada. ¡Un pedido tiene hasta 1578 calorías!

También contiene 2327 mg de sodio, que es el 97% del requerimiento diario para una dieta de 2000 calorías (Fuente: Nutriciónix).

Como ocurre con todos los platos con alto contenido de azúcar y sal, proceda con precaución, o tal vez disfrute de media ración con una guarnición de verduras asadas.

Pollo al sésamo

El pollo con sésamo suele prepararse con trozos de pollo frito y se sirve con una salsa agridulce.

Si bien no es la opción más saludable, es mejor que el pollo General Tso ya que una porción tiene 581 calorías (Fuente: Nutriciónix).

Puedes hacer una versión más saludable de este plato usando pollo asado en lugar de frito y haciendo una salsa más ligera.

Platos con salsa de frijoles negros

Los platos con salsa de frijoles negros obtienen su sabor del chile en lugar del sodio, lo que los convierte en una opción más saludable que los platos agridulces.

Ma-Po Tofu es una buena opción: tofu en salsa de frijoles negros. Otros platos de frijoles negros con proteínas magras, como pollo, pescado o verduras asadas, son buenas opciones.

Si es posible, prepare estos platos frescos, ya que los alimentos enlatados o preparados contienen más sodio y otros aditivos.

Platos con salsa de ostras

Es posible que muchas marcas de salsa de ostras no contengan ostras, pero la salsa de ostras es segura para consumir durante el embarazo.

La salsa de ostras agrega sabor y es relativamente baja en calorías: 9 calorías por cucharada.

Platos como el pollo con salsa de ostras o el brócoli chino son platos populares.

Obtenga más información sobre el consumo de ostras (y salsa de ostras) durante el embarazo aquí.

Platos picantes, p. B. Estilo Szechuan

Si tiene antojo de comida picante, le alegrará saber que la comida picante es segura durante el embarazo. Algunos platos de Sichuan pueden ser increíblemente picantes.

Sin embargo, tenga en cuenta que la comida picante puede provocar una indigestión leve durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre.

Puede leer más sobre la seguridad y los efectos de la comida picante durante el embarazo aquí.

Foo Yung

Foo Young es un plato de tortilla y existen muchas variaciones.

Los ingredientes principales son huevos y verduras chinas, a veces también se añaden camarones, cerdo asado, pollo, ternera o langosta.

Aunque las hamburguesas están fritas, Foo Young es una opción bastante saludable ya que es rica en nutrientes debido al alto contenido de huevos y vegetales. Siempre que los huevos estén completamente cocidos (incluida la yema), es seguro comerlos durante el embarazo.

Sin embargo, el foo young a menudo se sirve con salsa, que quizás quieras omitir ya que la salsa tiene un alto contenido de grasa y sodio.

¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Comida casera versus comida para llevar y de restaurante chino

Si se le antoja la comida china durante el embarazo, ¡no está sola!

Este es un antojo muy común entre las mujeres embarazadas. Si bien algunas personas piensan que es el contenido de sulfato de magnesio lo que causa estos antojos, lo cierto es que los investigadores aún no conocen la verdadera causa.

Lo que sí saben es que el arroz y los fideos chinos encabezan la lista de los alimentos más anhelados, aunque los antojos varían de persona a persona (Fuente: MDPI).

La buena noticia es que puedes satisfacer tus antojos de forma saludable.

Como ocurre con muchos otros tipos de cocina, la comida china casera puede ser mucho más saludable que los platos que se consiguen para llevar, en un restaurante o incluso en el supermercado.

Aquí hay algunas ideas para preparar platos chinos más saludables pero abundantes:

  • Utilice salsa de ostras o salsa de chile como condimento o salsa en lugar de salsa de soja (para reducir el sodio).
  • Utilice aceites ligeros para sofreír y evite los alimentos fritos (para reducir el contenido de grasa).
  • Elija arroz integral al vapor, que es bajo en grasas y rico en nutrientes, a diferencia del arroz blanco, que es bajo en fibra y vitaminas.
  • Para platos fritos como dumplings, wontons y rollitos de huevo, prepare sus propias versiones horneadas.
  • Agregue muchas verduras chinas deliciosamente crujientes a sus platos: castañas de agua, brotes de frijol mungo, repollo (de todo tipo), champiñones, puerros, cebolletas, brócoli chino o normal, bok choy, maíz fresco o enlatado: ¡la lista es interminable!

Ahora ya sabes que, aunque la comida china es segura para comer durante el embarazo, conlleva algunas consideraciones importantes, como el contenido de grasa, sodio y azúcar.

Si a menudo te apetece la comida china, hay muchas maneras de preparar versiones más saludables de tus platos chinos favoritos para que puedas satisfacer tus antojos y disfrutar tu comida.


¿Estás seguro de que quieres salir a comer o pedir comida para llevar? Verificar:

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa


¿Es segura la comida china durante el embarazo? Guía de menú completa

Actualizado el 10 de abril de 2022

Introducción

El embarazo es una etapa en la que se requiere un mayor cuidado en la alimentación debido a que los alimentos que consumas afectarán directamente al desarrollo y bienestar tanto tuyo como del bebé. Entre las opciones culinarias que pueden generar dudas se encuentra la comida china, conocida por ser sabrosa y diversa en sabores y combinaciones. En esta guía completa, responderemos a las preguntas más frecuentes sobre si la comida china es segura durante el embarazo.

¿Es seguro comer comida china durante el embarazo?

Sí, en general, es seguro consumir comida china durante el embarazo. Sin embargo, es importante tomar precauciones y elegir cuidadosamente los platos y ingredientes para evitar riesgos innecesarios. Algunos puntos a considerar son:

  1. Calidad e higiene: Asegúrate de que el restaurante chino al que acudas cumpla con altos estándares de calidad e higiene en la preparación de los alimentos. Verifica que el lugar tenga una buena reputación y esté bien evaluado por las autoridades sanitarias.
  2. Ingredientes crudos: Evita consumir platos que contengan alimentos crudos o poco cocinados, como sushi, carne o mariscos crudos. Estos alimentos pueden representar un riesgo de infección por bacterias o parásitos que podrían afectar tu salud y la del bebé.
  3. Especias y condimentos: Algunas especias y condimentos utilizados en la comida china pueden ser intensos o picantes. Si tienes problemas digestivos o sensibilidad estomacal, es recomendable optar por platos menos condimentados y menos picantes.
  4. Recomendaciones médicas: Si tienes alguna condición de salud o restricciones dietéticas especiales, es importante consultar a tu médico antes de consumir comida china u otros tipos de cocina.

Recuerda que cada embarazo es único, y lo que funciona para una mujer puede no funcionar para otra. Lo más importante es escuchar a tu cuerpo, prestar atención a las señales que te envía y tomar decisiones informadas sobre tus elecciones alimenticias.

Opciones seguras en el menú chino para embarazadas

A pesar de las precauciones necesarias, la comida china ofrece una amplia gama de opciones seguras y deliciosas para las mujeres embarazadas. Algunas de las opciones recomendadas son:

  1. Vegetales al vapor: Los vegetales al vapor son una excelente opción, ya que mantienen su textura y nutrientes sin agregarle grasas innecesarias.
  2. Arroz frito con verduras: Un plato de arroz frito con verduras es una opción equilibrada y sabrosa. Asegúrate de que los vegetales estén bien cocidos y evita agregarle exceso de aceite o salsas.
  3. Tofu: El tofu es una excelente fuente de proteínas y puede ser una gran opción en platos chinos. Asegúrate de que esté bien cocido y evita las variantes crudas o poco cocinadas.
  4. Sopas: Las sopas chinas suelen ser nutritivas y reconfortantes. Elige sopas ligeras y evita las opciones con ingredientes crudos o poco cocidos.
  5. Pescado cocido: Si deseas consumir pescado, opta por las variedades cocidas en lugar de las crudas o poco cocinadas. Recuerda elegir opciones de pescado bajo en mercurio, como el salmón o la trucha.

Siempre es recomendable hablar con tu médico o nutricionista antes de hacer cambios significativos en tu dieta durante el embarazo.

Referencias externas

Para obtener información adicional sobre la seguridad alimentaria durante el embarazo y recomendaciones específicas, puedes consultar los siguientes recursos:

Siempre es importante contar con información confiable y actualizada al tomar decisiones sobre tu salud y bienestar durante el embarazo.


Deja un comentario