Crisis económica de México de 1994

Todo Sobre la Crisis económica de México de 1994

Al igual que el resto de los países en vías de desarrollo, México ha experimentado ciertos tropezones en lo que respecta a su economía. Principalmente debido a malas políticas administrativas y gubernamentales, que causan la desestabilización del poder productivo del país. La crisis de 1994, es un claro ejemplo de esto. A continuación, te contamos de qué se trata. ¡Sigue leyendo!

Crisis económica de México de 1994

¿Qué es la Crisis económica de México de 1994?

Esta crisis es reconocida como una de las más importantes en México, ganándose el nombre de “efecto tequila” o “error de diciembre” por hacer referencia al mes en que se desencadenarían los hechos que provocaría la caída de la economía mexicana. Ahora bien, como la mayoría de las crisis esto fue un proceso progresivo que abarcó dos mandatos presidenciales, siendo en el gobierno de Carlos Salinas que empiezan los errores y alcanzan su punto máximo en el gobierno de Ernesto Zedillo.

El principal detonante de esta crisis fue la devaluación del peso mexicano, orquestada por Ernesto Zedillo como respuesta a la gran falta de reservas internacionales a favor de México, por un mal uso de los recursos del estado por parte del anterior presidente Carlos Salinas.

regresar al menú ↑

¿Cómo comenzó la Crisis económica de México de 1994?

Como bien hemos mencionado, esta crisis se remonta a las malas políticas y al mal manejo económico por parte de Carlos Salinas, donde, aunque el país daba una impresión de que se encontraba en vías de convertirse en un país de primer mundo, en realidad, era una percepción maquillada por el mismo gobierno a costa de comprar deuda mexicana.

Por otro lado, los Tesobonos emitidos por el mismo presidente, frente a la gran demanda comercial y al gasto gubernamental provocado por las elecciones cercanas, fueron vendidos rápidamente por los inversionistas que veían venir la debacle de la economía, dejando sin liquidez al banco de México, que ya para la época se encontraba en niveles bastante bajos.

regresar al menú ↑

Causas de la Crisis económica de México de 1994

Es así que Ernesto Zedillo gana las elecciones y recibe la presidencia de México en un estado económico caótico e inestable, siendo una de sus principales tareas intentar solventar los errores realizados por la administración anterior, donde la primera medida implementada fue la devaluación del peso que estaba sobrevaluado.

Sin embargo, esta devaluación no fue bien recibida por los inversionistas extranjeros, que retiraron sus inversiones, empeorando la crisis. La mayoría de los analistas opinan que, aunque la devaluación era necesaria, el asunto no se manejó de la manera correcta desde el punto de vista político, ya que Zedillo anunció los planes que tenía y causó pánico y desconfianza en los inversores.

regresar al menú ↑

Consecuencias de la Crisis económica de México de 1994

La mayor parte de la población mexicana quedó bastante endeudada, sobre todo aquellos que tenían préstamos en dólares, llegando incluso a perder sus viviendas y automóviles. Por otro lado, también otros países de la región se vieron influenciados por esta crisis, siendo Argentina uno de ellos.

En general, la clase media mexicana desapareció, perdiendo las comodidades a las que estaban acostumbrados hasta entonces. En vista de esto, Estados Unidos, promovido por su presidente Bill Clinton envió un “paquete de emergencia” para intentar ayudar en la situación mexicana por 20.000 millones de dólares, así como otros 10.000 del FMI (Fondo Monetario Internacional) y otros países vecinos afectados por la situación.

regresar al menú ↑

Resumen de la Crisis económica de México de 1994

La crisis económica de México en 1994 se desencadena por una serie de acontecimientos que se remontan al mandato de Carlos Salinas, donde hubo un aumento de la deuda internacional mexicana, así como un descenso en las reservas internacionales y una sobrevaluación del peso, lo que estableció un ambiente de desconfianza con los inversores extranjeros y el sector empresarial.

Toda esta situación recayó en manos de Ernesto Zedillo y su nuevo gabinete, donde como medida de solución, tuvieron que devaluar el peso, no sin antes provocar la salida de gran cantidad de inversores extranjeros. Lo que, a su vez, generó la pérdida de empresas, ya sean medianas y grandes, impactando también al mexicano promedio que quedo con muchas deudas, renunciando a préstamos de viviendas y automóviles y sumiéndose en un ambiente bastante desfavorable para el desenvolvimiento económico.

Fuentes externas

[content-egg module=Youtube template=tile]