¿Cómo contornear rostros mayores?

A medida que envejecemos, nuestros rostros cambian y necesitamos adaptar nuestras técnicas de maquillaje para resaltar nuestra belleza de la mejor manera posible. El contorneado es una técnica maravillosa que puede ayudarnos a realzar nuestros rasgos y a lograr un rostro más joven y definido. En este artículo, te contaré todo lo que necesitas saber sobre cómo contornear rostros mayores. Descubrirás consejos y trucos, así como productos recomendados para lograr un contorneado impecable. ¡No te lo pierdas!

1 de octubre de 2023 por Marjorie RogersMA (inglés), consultor certificado

Contornear rostros mayores requiere la aplicación estratégica de maquillaje para resaltar los rasgos faciales y crear una apariencia juvenil. A medida que envejecemos, nuestra piel experimenta cambios naturales como flacidez y pérdida de elasticidad.

Estos cambios pueden afectar la estructura del rostro y requerir ajustes en nuestras técnicas de maquillaje. El contouring es una técnica de maquillaje popular que utiliza tonos claros y oscuros para crear sombras y luces para esculpir el rostro.

Sin embargo, al contornear rostros mayores, es importante tener en cuenta algunas consideraciones clave. Este artículo lo guiará a través del proceso de contornear rostros mayores y le ofrecerá consejos y trucos para lograr un efecto natural y juvenil. Así que si quieres realzar tus rasgos faciales y sacarle el máximo partido a tu rostro, sigue leyendo para descubrir los secretos del contorneado de rostros mayores.

Contenido

Los cambios en los rostros mayores.

A medida que envejecemos, nuestro rostro sufre diversos cambios debido a factores naturales como la pérdida de elasticidad y colágeno, el adelgazamiento de la piel, la reducción del volumen facial y la formación de líneas finas y arrugas. Estos cambios pueden afectar la forma en que funcionan las técnicas de aplicación de maquillaje, como el contorno, en rostros mayores. Para lograr un contorno impecable en un rostro anciano, es importante comprender estos cambios y adaptar nuestras técnicas en consecuencia. En este artículo, analizaremos más de cerca estos cambios y le mostraremos cómo contornear eficazmente los rostros mayores.

Pérdida de elasticidad y colágeno.

Uno de los principales cambios que se produce en los rostros mayores es la pérdida de elasticidad y colágeno en la piel. El colágeno, proteína que da fuerza y ​​estructura a la piel, disminuye gradualmente con la edad, provocando flacidez y flacidez en determinadas zonas. Además, la pérdida de elasticidad reduce la capacidad de recuperación de la piel, resultando en pérdida de firmeza y un aspecto más cansado.

Para combatir este problema, el contorno de rostros mayores debe centrarse en realzar y definir los rasgos faciales. Al aplicar específicamente tonos más oscuros en áreas que necesitan realce, como la línea de la mandíbula y los pómulos, y aplicar tonos más claros en áreas que necesitan resaltar, como la frente y debajo de los ojos, podemos lograr una apariencia más joven y tonificada.

Adelgazamiento de la piel

Otro cambio que se produce con la edad es el adelgazamiento de la piel. A medida que envejecemos, la piel se vuelve más fina y delicada, haciéndola más propensa a sufrir hematomas y daños. Esto puede hacer que las técnicas de contorneado que implican mezclas intensas o líneas nítidas sean menos adecuadas para rostros mayores.

Para adaptarse a este cambio, opte por un enfoque más suave al contornear. Utilice productos de contorno en crema o líquidos que se mezclen perfectamente con la piel y eviten las líneas marcadas. Un toque ligero y una mezcla suave crean un contorno de apariencia natural sin enfatizar la piel fina.

Disminución del volumen facial

A medida que envejecemos, el rostro va perdiendo volumen paulatinamente, especialmente en zonas como las mejillas y las sienes. Esta pérdida de volumen facial puede resultar en una apariencia más plana y menos definida.

Para combatir este problema, restaurar el volumen del rostro debe ser una prioridad a la hora de contornear rostros mayores. Opta por productos de contorno en base crema o líquida que tengan una consistencia ligeramente más espesa. Aplica estos productos en las zonas que han perdido volumen, como: B. los huecos de las mejillas o las sienes, y difumine con cuidado para crear una apariencia más definida y elevada.


Formación de líneas finas y arrugas.

A medida que envejecemos, aparecen líneas finas y arrugas en el rostro debido a una combinación de factores como la reducción de la producción de colágeno y los movimientos faciales repetitivos. Estas líneas finas y arrugas se pueden enfatizar mediante técnicas de contorno tradicionales que utilizan polvos intensos o líneas marcadas.

Para afrontar estos cambios conviene utilizar productos con una fórmula más ligera e hidratante. Opte por productos de contorno en crema o líquidos que no formen líneas finas ni arrugas. Aplique estos productos con una mano ligera y una brocha o esponja pequeña y difumine bien para crear un contorno de apariencia natural que no acentúe las líneas finas ni las arrugas.

Contornear rostros mayores requiere comprender los cambios que ocurren con la edad. Adaptando nuestras técnicas para compensar la pérdida de elasticidad y colágeno, el adelgazamiento de la piel, la reducción del volumen facial y la formación de líneas finas y arrugas, podemos lograr un contorno juvenil y de aspecto natural. Recuerde concentrarse en realzar y definir los rasgos faciales, utilizar enfoques y técnicas más suaves y priorizar agregar volumen. Estos ajustes le permiten contornear con confianza un rostro anciano y realzar su belleza natural.

¿Cómo contornear rostros mayores?

Crédito de la foto: www.pinterest.com

Elija los productos adecuados

El contouring es una técnica de maquillaje popular que agrega definición y dimensión al rostro. Cuando se trata de contornear rostros mayores, es importante elegir los productos adecuados que funcionen bien para la piel madura. Al elegir los productos de contorno adecuados, puedes lograr una apariencia natural y juvenil.

Productos de contorno a base de crema versus productos de contorno a base de polvo

Una de las primeras decisiones que debes tomar a la hora de contornear un rostro anciano es utilizar productos de contorno a base de crema o polvo. Ambas opciones tienen sus ventajas, por lo que, en última instancia, todo se reduce a las preferencias personales y al tipo de piel. Esto es lo que necesita saber:

Productos de contorno a base de crema

Los productos de contorno a base de crema son una buena opción para la piel madura porque se mezclan perfectamente y brindan un acabado más natural. Suelen tener una textura más suave, lo que hace que sea más fácil trabajar con ellos, especialmente en pieles más secas. Los productos de contorno a base de crema también se pueden aplicar, permitiéndole alcanzar la intensidad que desea. Al aplicar productos a base de crema, considere usar una esponja cosmética húmeda o una brocha densa para una aplicación impecable.

Productos de contorno en polvo

Los productos de contorno en polvo, por otro lado, ofrecen un efecto más duradero y son ideales para personas con piel grasa. Estos productos son versátiles y se pueden superponer fácilmente para lograr una apariencia más dramática. Al aplicar productos de contorno a base de polvo, opte por una brocha esponjosa y realice movimientos suaves para mezclar el producto perfectamente con la piel.

Tonos que complementan los tonos de piel madura.

Para lograr un resultado natural y favorecedor, es fundamental elegir los tonos adecuados para contornear rostros mayores. A continuación se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a encontrar el tono perfecto:

  • Para tonos de piel claros o claros, busque tonos de contorno con un matiz frío, como: B. Gris pardo o marrón claro. Evite oscurecer demasiado, ya que puede parecer antinatural.
  • Para tonos de piel medios, opte por tonos de contorno con matices neutros o cálidos. Los tonos como el cacao tibio o el caramelo pueden agregar profundidad sin parecer ásperos.
  • Para tonos de piel más profundos, elija tonos de contorno con matices intensos, como: B. marrón oscuro o caoba. Evite que sea demasiado claro, ya que puede parecer ceniciento o grisáceo.

Evite las fórmulas brillantes y relucientes.

Al contornear rostros mayores, es mejor evitar las fórmulas con brillo y brillantina. Este tipo de productos pueden llamar la atención sobre las líneas finas y las arrugas, haciéndolas más notorias. En su lugar, opta por acabados mate o satinados, ya que proporcionan un aspecto más natural y juvenil. Los productos de contorno mate crean sombras, mientras que los acabados satinados añaden un brillo sutil sin enfatizar la textura.

Al contornear rostros mayores, elegir los productos de contorneado adecuados es fundamental. Ya sea que prefieras productos en crema o en polvo, elegir tonos que complementen tu tono de piel madura y evitar las fórmulas con brillo te ayudará a lograr un contorno natural y favorecedor. Experimente con diferentes técnicas y productos para encontrar cuál funciona mejor para sus rasgos faciales únicos.

Preparando la piel

La clave para un contorno impecable en rostros mayores es asegurarse de que la piel esté preparada adecuadamente. Si te tomas el tiempo para limpiar, hidratar tu piel, aplicar base y usar un spray fijador hidratante, puedes crear una base suave y uniforme para tus productos de contorno. En esta sección examinaremos cada paso en detalle, comenzando por el proceso de limpieza e hidratación.

Limpiar e hidratar

Antes de aplicar maquillaje, es importante comenzar con un lienzo limpio. Primero, use un limpiador suave para eliminar la suciedad, la grasa y las impurezas de la piel. Busque un limpiador que sea adecuado para su tipo de piel específico, ya sea seca, grasa o mixta.

Después de la limpieza, aplique una crema hidratante rica e hidratante. Este paso es especialmente importante para la piel más vieja, ya que tiende a ser más propensa a la sequedad. Elija una crema hidratante que contenga ingredientes como ácido hialurónico o ceramidas para rellenar y nutrir la piel.

Aplicar una base para una base suave.

Una vez que tu piel esté limpia e hidratada, es hora de aplicar la base. La prebase no solo ayuda a prolongar la duración del maquillaje, sino que también crea una superficie suave para que se adhieran los productos de contorno. Al elegir una base, opta por una que tenga una base de silicona, ya que ayudará a rellenar las líneas finas y las arrugas y le dará a tu piel una apariencia más juvenil.

Para aplicar la prebase, toma una pequeña cantidad y extiéndela uniformemente por todo el rostro. Preste especial atención a las áreas donde desea aplicar contornos, p. B. Mejillas, frente y mandíbula. Deje que la imprimación se seque durante unos minutos antes de continuar con el siguiente paso.

Usar un spray fijador humectante

Una vez que hayas terminado de contornear, es importante fijar el maquillaje para que dure todo el día. Sin embargo, en lugar de un spray fijador normal, debes optar por un spray fijador humectante. Esto no solo ayuda a fijar tus contornos, sino que también hidrata tu piel, dándole un aspecto fresco y radiante.

Para usar el spray fijador hidratante, sostenga la botella con el brazo extendido y rocíelo por todo el rostro. Asegúrate de cubrir todas las áreas donde has aplicado el contorno. ¡Deja que el spray fijador se seque naturalmente y estarás listo para lucir tu rostro bellamente contorneado!

Mapear la cara

El contouring es una poderosa técnica de maquillaje que puede resaltar y definir los rasgos naturales de cualquier rostro. Sin embargo, cuando se trata de contornear rostros mayores, el mapeo facial se vuelve aún más importante. Al comprender la estructura facial y ósea individual, determinar las áreas a resaltar y contornear, y adaptar la técnica a cada forma de rostro individual, puede lograr una apariencia glamorosa y que desafíe la edad. En esta publicación de blog, te guiaremos a través de estos pasos esenciales para ayudarte a dominar el arte del contorno en rostros mayores.

Identificar la estructura facial y la estructura ósea.

El primer paso para contornear rostros mayores es identificar la estructura facial y la estructura ósea. A medida que envejecemos, nuestra piel pierde elasticidad y nuestra estructura facial puede cambiar. Es importante tener en cuenta estos cambios para lograr una apariencia más juvenil a través del contorno. Para identificar la estructura facial, primero mire su rostro en un ambiente bien iluminado y observe las líneas y curvas naturales. Presta atención a las zonas que pueden haber perdido volumen, como: B. Mejillas o sienes, ya que estas áreas se beneficiarían de un contorno con un tono más oscuro.

Una buena forma de identificar la estructura ósea es palpar suavemente la cara con las yemas de los dedos. Con un toque suave, podrás localizar los huesos prominentes que forman la base de tu estructura facial. Suelen ser los pómulos, la mandíbula y la frente. Al resaltar y contornear estas áreas específicas, puedes crear la ilusión de rasgos faciales más definidos y esculpidos y hacer que tu rostro parezca más juvenil.

Determinar las áreas a resaltar y contornear.

Una vez que haya identificado la estructura facial y ósea, es hora de determinar las áreas a resaltar y contornear. Resaltar implica usar un tono de maquillaje más claro para resaltar rasgos faciales específicos, mientras que contornear implica usar un tono más oscuro para crear sombras y agregar profundidad. Para rostros mayores, es importante equilibrar las luces y el contorno para lograr un resultado de apariencia natural.

Las áreas a resaltar suelen incluir el centro de la frente, el puente de la nariz, el área de los ojos y la parte superior de los pómulos. Al centrarse en estas áreas, puedes iluminar y tonificar el rostro, dándole una apariencia más juvenil. Sin embargo, las áreas que necesitan contorno a menudo incluyen las sienes, los huecos de las mejillas, la línea de la mandíbula y los lados de la nariz. Contornear estas áreas ayuda a crear una apariencia más definida y esculpida.

Técnica de ajuste para cada forma de cara individual.

Cada forma de rostro es única y la técnica de contorno debe ajustarse en consecuencia. Hay diferentes formas de cara, p. B. ovalada, redonda, cuadrada, en forma de corazón y en forma de diamante. Para determinar la forma de tu rostro, comienza tirando tu cabello hacia atrás y mirándote en el espejo. Presta atención a la parte más ancha de tu rostro y a las proporciones de tus rasgos faciales.

Por ejemplo, si tienes una forma de cara ovalada, puedes concentrarte en realzar tus pómulos y definir tu mandíbula. Por otro lado, si tienes una forma de cara redonda, es posible que desees contornear los lados de tu cara para crear una apariencia más alargada. Conociendo la forma de tu rostro y ajustando tu técnica de contorno, podrás resaltar tus mejores rasgos y lograr una apariencia más juvenil.

Contornear rostros mayores requiere un mapeo cuidadoso del rostro para identificar la estructura facial y la estructura ósea. A partir de ahí, puedes determinar las áreas a resaltar y contornear, adaptando la técnica a cada forma de rostro individual. Si sigue y practica estos pasos, podrá dominar con confianza el arte del contorno y lograr una apariencia naturalmente glamorosa a cualquier edad.

Técnicas mixtas para un look natural.

Cuando se trata de contornear rostros mayores, la clave es lograr una apariencia natural que resalte los rasgos faciales sin que parezca demasiado áspero o antinatural. Las técnicas de mezcla juegan un papel crucial para lograr este objetivo. Al difuminar adecuadamente las líneas de tu contorno, puedes crear una apariencia sutil y juvenil que realza y define tu rostro. En este artículo, exploraremos tres técnicas de combinación clave para ayudarte a lograr un contorno impecable y natural.

Pulir y difuminar líneas de contorno.

Para lograr un contorno de aspecto natural en rostros mayores, pulir y difuminar las líneas del contorno son técnicas esenciales que hay que dominar. Pulir es el proceso de aplicar el producto de contorno sobre la piel mediante un movimiento circular con un cepillo o una esponja. Esta técnica ayuda a suavizar los bordes de las líneas del contorno para que se mezclen perfectamente con la piel para una apariencia más natural.

Al difuminar, es importante difuminar el contorno con la base o base de maquillaje mediante movimientos ligeros y suaves. Esta técnica garantiza que no haya líneas nítidas ni bordes claros y le da a su contorno un efecto sutil y fluido. Tómate tu tiempo y mézclalo con cuidado. Concéntrese en las áreas en las que desea lograr definición, como por ejemplo: Por ejemplo, pómulos, mandíbula y sienes.

Construcción gradual del producto

Evite usar una mano pesada al contornear rostros mayores. En su lugar, opte por una acumulación gradual del producto para lograr una apariencia más natural. Comienza aplicando una pequeña cantidad de producto de contorno y luego aumenta la intensidad según desees. Este enfoque le brinda más control sobre el resultado final y evita que su contorno parezca demasiado intrusivo o poco natural.

Recuerda: menos es más cuando se trata de contornear la piel madura. Es mejor comenzar con un contorno sutil y luego agregar más producto según sea necesario, en lugar de aplicar demasiado producto desde el principio. Aplicando el producto de forma gradual, podrás conseguir fácilmente un contorno juvenil y de aspecto natural que resalte tus rasgos faciales sin sobrecargarlos.

Evite líneas y bordes afilados

Para lograr un contorno natural en rostros mayores, es importante evitar líneas y bordes afilados. Las líneas gruesas pueden hacer que tus contornos parezcan pesados ​​y poco favorecedores y acentuar las líneas finas y las arrugas. Para evitar esto, como se mencionó anteriormente, asegúrese de difuminar bien las líneas del contorno.

Además de difuminar correctamente, utilizar las herramientas adecuadas también puede ayudarte a lograr un contorno más suave y perfecto. Elija una brocha o esponja diseñada específicamente para difuminar y garantizar una aplicación suave y uniforme. Estas herramientas ayudan a distribuir el producto y combinarlo perfectamente con su base, creando una apariencia impecable y con un contorno natural.

Además, considera utilizar un producto de contorno en crema o líquido en lugar de un polvo. Las formulaciones en crema y líquidas tienden a mezclarse mejor con la piel, lo que reduce el riesgo de líneas y bordes afilados. Estas formulaciones también brindan un acabado más natural y húmedo, ideal para pieles maduras.

Las técnicas de difuminado son esenciales para dar a los rostros mayores un contorno natural y juvenil. Al pulir y difuminar las líneas del contorno, aumentar el producto gradualmente y evitar líneas y bordes afilados, puede crear un contorno difuminado perfecto que realce sus rasgos faciales. Recuerda tomarte tu tiempo, tener cuidado con la aplicación y elegir las herramientas y productos adecuados para un look impecable y natural.

Destacando características clave

Resaltar los rasgos clave es una técnica esencial cuando se trata de contornear rostros mayores. Al apuntar los reflejos a áreas específicas, puedes lograr una apariencia más joven y radiante. En este artículo, exploraremos tres características clave que pueden beneficiarse al resaltar: levantar los pómulos, iluminar debajo de los ojos y enfatizar el hueso de la ceja.

Levantando los pómulos

Una de las formas más efectivas de lograr una apariencia juvenil es levantar los pómulos. A medida que envejecemos, nuestros pómulos tienden a perder definición y a volverse menos prominentes. Sin embargo, con la técnica de contorno adecuada, puedes crear la ilusión de pómulos levantados.

Para realzar los pómulos, comience usando un tono de contorno que sea ligeramente más oscuro que su tono natural de piel. Aplica el tono de contorno a lo largo de los huecos de las mejillas y difumina hacia las sienes. Esto crea una sombra sutil que ayuda a levantar visualmente los pómulos. Para mejorar aún más el efecto, aplique un tono iluminador en los pómulos. El tono de iluminación debe ser más claro que el tono natural de tu piel y aplicarse en los puntos más altos de los pómulos. Esto llama la atención sobre el área levantada, lo que resulta en una apariencia más juvenil.

Iluminar debajo de los ojos

El aclarado debajo de los ojos es otra característica importante en la que centrarse al contornear rostros mayores. Los círculos oscuros debajo de los ojos pueden hacer que el rostro luzca cansado y envejecido. Al iluminar esta área, puedes rejuvenecer instantáneamente tu apariencia.

Para iluminar el área de los ojos, use un corrector que sea uno o dos tonos más claro que su tono natural de piel. Aplique el corrector en forma de triángulo invertido, con la base del triángulo debajo de los ojos y la punta apuntando hacia las esquinas exteriores de los ojos. Esta técnica ayuda a iluminar y levantar el área de los ojos. Para un acabado perfecto, difumina suavemente el corrector con una esponja cosmética húmeda o con las yemas de los dedos. Si es necesario, fija el corrector con un polvo transparente para asegurar una fijación duradera.

Mejora del hueso de la ceja

El aumento del hueso de la ceja es una técnica sencilla pero eficaz para añadir estructura y definición al rostro. A medida que envejecemos, el hueso de la frente puede volverse menos prominente, lo que da como resultado una apariencia flácida. Sin embargo, con un contorno adecuado, puedes enfatizar el hueso de la ceja y lograr una apariencia más tonificada.

Para resaltar el hueso de la ceja, use un tono de resaltado mate que sea más claro que el tono natural de su piel. Aplica el tono de iluminación justo debajo del hueso de la ceja y difumina hacia la cola de la ceja. Esta técnica crea un levantamiento sutil y llama la atención sobre el hueso de la ceja. Para definir aún más las cejas, rellene las áreas escasas con un lápiz o polvos para cejas y déles forma a las cejas según el aspecto deseado.

Al centrarse en estas características clave y utilizar técnicas de contorno adecuadas, puede transformar su rostro anciano y lograr una apariencia más juvenil. Recuerde mezclar bien y usar tonos que complementen su tono natural de piel para obtener el resultado más uniforme y natural posible.

Contorno para agregar definición

El contorno es una poderosa técnica de maquillaje que puede hacer maravillas en rostros mayores. Al sombrear y resaltar selectivamente diferentes áreas del rostro, puedes crear la ilusión de una apariencia más juvenil y esculpida. Uno de los principales objetivos del contouring para rostros mayores es agregar más definición al rostro para contrarrestar la pérdida natural de volumen y suavidad que viene con la edad.

Definir la línea de la mandíbula y el cuello.

La mandíbula y el cuello son zonas que tienden a perder definición a medida que envejecemos. Sin embargo, con las técnicas de contorno adecuadas, puedes restaurar la nitidez juvenil y el aspecto esculpido. Para definir la línea de la mandíbula, es importante elegir un tono de contorno que sea ligeramente más oscuro que el tono natural de tu piel. Con una brocha pequeña en ángulo, aplique el tono de contorno a lo largo de la línea de la mandíbula, comenzando por las orejas y difuminando hacia abajo. Esto crea un efecto de sombra que da la impresión de una mandíbula más prominente.

Para el cuello, aplique una línea delgada del tono de contorno a lo largo de donde la línea de la mandíbula se une al cuello. Mézclalo bien para crear una transición perfecta entre el rostro y el cuello y evitar líneas marcadas. Esta técnica ayuda a levantar visualmente el cuello y crear una apariencia más definida.

Haz tu nariz más delgada

La nariz es otra área donde el contorno puede marcar una diferencia significativa en la definición facial. Si quieres adelgazar tu nariz, elige un tono de contorno fresco que sea ligeramente más oscuro que tu tono de piel natural. Comience aplicando el tono de contorno a los lados del puente de la nariz con una brocha pequeña o una esponja de maquillaje. Difumina bien por los lados, asegurándote de mantener el centro de la nariz más claro. Esto crea profundidad y la ilusión de una nariz más delgada.

Además, puedes aplicar un tono de iluminación en el centro de la nariz, concentrándote en el puente y la punta de la nariz. Esto dirige la atención hacia el centro del rostro y potencia aún más el efecto adelgazante. Recuerde mezclar perfectamente el tono de iluminación con el tono de contorno para obtener un resultado de apariencia natural.

Suavizado de la frente

La frente es un área que puede mostrar signos de envejecimiento como líneas y arrugas. El contorno puede ayudar a suavizar la apariencia de estas líneas y crear una apariencia más juvenil. Para contornear la frente, elige un tono ligeramente más oscuro que tu tono natural de piel. Con una brocha esponjosa, aplique el tono de contorno en las sienes y a lo largo de la línea del cabello, difuminando bien para lograr un efecto perfecto.

Además de contornear, resaltar el centro de la frente también puede crear una apariencia más firme y brillante. Elige un tono de iluminación que combine con tu tono de piel, aplícalo en el centro de la frente y difumínalo con el tono del contorno. Esta técnica ayuda a llevar luz al centro del rostro y reducir la apariencia de líneas en la frente.

Recuerda que el contouring se trata de crear equilibrio y resaltar tus rasgos faciales naturales. Practica diferentes técnicas y encuentra la que funciona mejor para la forma de tu rostro y el aspecto deseado. Con un poco de práctica y los productos adecuados, puedes lograr un rostro bellamente contorneado que agregue definición y juventud a tu apariencia general.

El toque final para un look impecable

Lograr un contorno impecable en rostros mayores requiere atención especial al detalle y los toques finales adecuados. Con las técnicas y productos adecuados, puedes realzar tus rasgos faciales y crear una apariencia esculpida de forma natural. En esta sección, veremos los pasos importantes para perfeccionar su contorno y lograr un acabado impecable. Desde determinar las áreas a contornear hasta elegir el rubor y el iluminador adecuados, cubrimos todos los elementos esenciales que mejorarán tu juego de contorneado.

Establecer las áreas contorneadas

Definir las áreas contorneadas es un paso crucial para garantizar que su arduo trabajo dure todo el día. Después de aplicar el producto de contorno, use una brocha esponjosa para espolvorear ligeramente un polvo translúcido sobre las áreas contorneadas. Esto ayudará a fijar los productos en crema o en polvo y evitará que se desvanezcan o se corran a lo largo del día. Asegúrate de concentrarte en las áreas donde aplicaste el contorno, como por ejemplo: B. en los huecos de las mejillas, la zona del mentón y la frente. Con este sencillo paso conseguirás un contorno duradero e impecable.

Elige el rubor y el iluminador adecuados

Elegir el rubor y el iluminador perfectos puede marcar la diferencia a la hora de lograr un brillo natural y juvenil. Para rostros mayores, es mejor optar por productos a base de crema en lugar de fórmulas en polvo, ya que tienden a mezclarse mejor y brindar una apariencia natural. Elige un tono de rubor que combine con tu tono de piel, aplícalo en los pómulos y difumina suavemente hacia las sienes. Cuando se trata de iluminadores, elige un tono sutil que dé un brillo suave en lugar de un brillo intenso. Aplícalo en los puntos más altos de tu rostro, como los pómulos, las cejas y el puente de la nariz, para lograr un brillo radiante y juvenil.

Dale a la piel un brillo natural.

Para realzar el brillo general de su contorno, el toque final es agregar un brillo natural a la piel. Primero, asegúrese de que su piel esté bien hidratada, ya que esto creará una base suave para aplicar el maquillaje. Luego, elige una prebase ligera y luminosa o un iluminador líquido con un tono sutil que combine con tu tono de piel. Aplícalo en los puntos más altos de tu rostro antes de la base y difumina suavemente para obtener un brillo perfecto. Esto ayudará a crear una base juvenil y radiante para tu contorno, mejorando el efecto general y asegurando una apariencia impecable y brillante desde adentro.

¿Preguntas frecuentes sobre el contorno de rostros mayores?

¿Cómo ayuda el contorno a los rostros mayores?

El contorno ayuda a definir y resaltar los rasgos faciales y da a los rostros mayores una apariencia más juvenil.

¿Cuáles son los mejores productos para contornear la piel madura?

Los productos a base de crema son ideales para contornear la piel madura, ya que se mezclan perfectamente para crear un acabado de apariencia natural.

¿Qué áreas del rostro debo contornear para lograr una apariencia más vieja?

Contornear los pómulos, la mandíbula y las sienes puede ayudar a levantar y dar forma al rostro para lograr una apariencia más juvenil.

¿Cómo puedo evitar contornos grumosos o de apariencia pesada en pieles maduras?

Usar una mano ligera y difuminar bien es clave para evitar un contorno grumoso o pesado en la piel madura. Para un aspecto natural, aplique el producto gradualmente.

¿Puede el contouring hacer que mis arrugas sean más visibles?

Un contorno realizado correctamente puede minimizar la aparición de arrugas al crear sombras que dan la ilusión de una tez más suave.

Diploma

Contornear rostros mayores requiere un enfoque personalizado que mejore los rasgos faciales naturales y al mismo tiempo minimice los signos del envejecimiento. Al usar tonos más claros para resaltar áreas como los pómulos y las cejas y tonos más oscuros para crear profundidad, puedes lograr una apariencia más juvenil.

Recuerda difuminar bien y elegir productos que se adapten a tu tipo de piel. Con estas técnicas y un poco de práctica, podrás darle a tu contorno una apariencia radiante y resistente al envejecimiento con confianza.

Sobre el autor (Marjorie R. Rogers)

La inspiradora madre de seis hijos que dedica su tiempo a apoyar a los demás. Mientras lucha con sus propios demonios, sigue siendo la voz de otros que no pueden hablar. La enfermedad mental casi la destruye, pero aquí ella se defiende y te enseña todo lo que ha aprendido. Empieza a leer…

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded


¿Cómo contornear rostros mayores?

El contorno de rostro es una técnica de maquillaje que busca resaltar y realzar los rasgos faciales, logrando un equilibrio y una armonía visual en el rostro. Esta técnica es muy popular entre mujeres de todas las edades, pero es especialmente útil para las personas que tienen una edad avanzada.

¿Qué es el contorno de rostro?

El contorno de rostro consiste en jugar con las sombras y las luces para crear dimensiones y definición en el rostro. A través de la aplicación estratégica de productos de maquillaje más oscuros y más claros, se pueden resaltar los rasgos deseados y disimular los que no se quieren resaltar.

Para las mujeres mayores, el contorno de rostro puede ser una técnica muy útil para disimular los signos de envejecimiento y resaltar la belleza natural del rostro. A continuación, te contamos algunos pasos clave para realizar un contorneado de rostro efectivo en personas mayores.

1. Preparación de la piel

Antes de comenzar con el contorneado, es esencial preparar la piel adecuadamente. Limpia e hidrata tu rostro utilizando productos específicos para tu tipo de piel. De esta manera, podrás asegurarte de que el maquillaje se aplique de manera uniforme y tenga una duración óptima. Además, considera aplicar una prebase de maquillaje para suavizar las líneas finas y los poros.

2. Selección de productos adecuados

Es importante elegir los productos de maquillaje adecuados para un contorno de rostro en personas mayores. Opta por bases de maquillaje de cobertura ligera a media y texturas cremosas, ya que las bases líquidas y en polvo pueden resaltar las arrugas y las líneas de expresión. Asimismo, selecciona polvos para contorno en tonos más oscuros y resaltadores luminosos para crear un contraste suave y natural.

3. Contorneado sutil

En el caso de personas mayores, es recomendable optar por un contorneado sutil y natural. Evita aplicar cantidades excesivas de producto y enfoca el contorno en las áreas que deseas resaltar o disimular. Por ejemplo, si quieres definir tus pómulos, utiliza un polvo de contorno ligeramente más oscuro justo debajo de los pómulos y difumina suavemente hacia la sien. Recuerda difuminar bien los productos para lograr un resultado más natural.

4. Iluminación precisa

La iluminación también es clave en el contorno de rostro. Utiliza un resaltador en tonos claros para iluminar el centro de la frente, el arco de las cejas, el puente de la nariz, la parte superior de los pómulos y el arco de Cupido (parte superior del labio superior). Estas áreas de luz atraerán la atención y enfocarán los rasgos más atractivos de tu rostro.

5. Mezcla y difuminación

Uno de los secretos para un contorno de rostro exitoso es la mezcla y difuminación adecuada de los productos. Utiliza una esponja o una brocha de maquillaje para difuminar suavemente los productos y lograr una apariencia más natural. El objetivo es que no se vean líneas o bordes marcados, sino una transición suave entre las zonas contorneadas y las zonas iluminadas.

Recuerda practicar tu técnica de contorno de rostro y experimentar con diferentes productos y técnicas hasta encontrar lo que mejor se ajuste a las características de tu rostro. ¡No tengas miedo de jugar con el maquillaje y resaltar tu belleza atemporal!

Fuentes:


Deja un comentario