Combinaciones y recetas de papillas de mango para bebés

Bienvenidos a nuestro artículo sobre combinaciones y recetas de papillas de mango para bebés. ¿Sabías que el mango es una fruta deliciosa y nutritiva que los más pequeños pueden disfrutar desde muy temprana edad? En este artículo, vamos a compartir contigo algunas ideas creativas y deliciosas para preparar papillas de mango que no solo satisfarán el paladar de tu bebé, sino que también le proporcionarán los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable. ¡Prepárate para descubrir nuevas combinaciones y recetas irresistibles!

Una vez que tu bebé tenga 6 meses, es importante alimentarlo con alimentos sólidos para cubrir sus necesidades nutricionales diarias. (Fuente: Pautas dietéticas para los estadounidenses) Las frutas y verduras ricas en vitaminas y minerales suelen ser la primera opción de los padres.

Los mangos son frutas tropicales ricas en nutrientes y fáciles de presentar a sus bebés. Están llenos de vitamina C para el sistema inmunológico, fibra para la salud digestiva, vitamina A para una vista saludable y antioxidantes para proteger las células. (Fuente: WebMD, Datos nutricionales)

Como siempre, tome las precauciones adecuadas a la edad y etapa de desarrollo de su bebé, especialmente en lo que respecta al riesgo de asfixia.

Puré de mango maduro

Combinaciones y recetas de papillas de mango para bebés

Preparar tu puré de mango casero es muy fácil y sólo podrás utilizar sencillos utensilios de cocina.

Instrucciones:

1. Lave bien el mango. Corta el mango en rodajas y luego saca la pulpa.

2. Retire la pulpa del mango y colóquelo en un procesador de alimentos/licuadora. Revuelve todo hasta que quede suave.

Observaciones:

  • Los mangos son dulces cuando están maduros y contienen mucha azúcar en comparación con otras frutas. (Fuente: Datos nutricionales)

    Dado que los bebés prefieren naturalmente los sabores dulces, aceptarán fácilmente este nuevo alimento cuando se les presente. Aliméntelo con moderación para que el bebé se acostumbre a otros gustos. (Fuente: Revista de gastroenterología y nutrición pediátrica)

  • Los mangos maduros tienen una pulpa suave y tierna, lo que los hace perfectos para los bebés destetados. Simplemente corte el mango en palitos o cubos que el bebé pueda sostener.

Puré de calabaza y mango

Esta receta es fácil de combinar con otras frutas o verduras para combinar con mango. Con su sabor delicadamente dulce, puede complementar varias verduras suaves o dulces.

1 pieza mango maduro
1 taza calabaza

Instrucciones:

1. Lavar, pelar y cortar en dados la calabaza. Cocine al vapor o hierva durante 20-25 minutos hasta que estén tiernos. Poner a un lado.

2. Lave bien el mango, córtelo en rodajas y luego saque la pulpa con una cuchara.

3. Coloque la calabaza y el mango al vapor en un procesador de alimentos o licuadora. Revuelve todo hasta que quede suave.

Observaciones:

  • La adición de calabaza, que es rica en caroteno, que se convierte en vitamina A, tiene una excelente función de apoyo a nuestro sistema inmunológico y protección ocular. También es una buena fuente de fibra, que favorece la salud intestinal y la digestión. (Fuente: WebMD)
  • También puedes utilizar otras verduras como zanahorias, calabacines y boniatos.

Paletas de yogur de mango

Combinaciones y recetas de papillas de mango para bebés

¡Estas paletas heladas definitivamente serán un éxito en tu próximo día en el parque después de jugar bajo el sol! Procese en paletas heladas o mezcle en un batido en una licuadora.

3 piezas mango maduro
1 taza yogur
1 cucharada jugo de limon

Instrucciones:

1. Lave bien el mango, corte las mejillas y luego saque la pulpa del mango con una cuchara.

2. En una licuadora o procesador de alimentos, agregue el mango, el yogur y el jugo de limón y mezcle hasta que quede suave.

3. Vierta la mezcla en moldes para paletas y colóquela en el congelador para que cuaje durante al menos seis horas.

4. Descongele las paletas o páselas por agua caliente para aflojarlas cuando estén listas para servir.

Observaciones:

  • Es seguro darles yogur a los bebés desde los 6 meses de edad o cuando estén listos para comer alimentos sólidos. Asegúrese de tomar notas y leer las etiquetas. Evite el yogur endulzado con azúcar y opte por el yogur natural.

    El yogur es una gran fuente de proteínas y calcio, los cuales son importantes para favorecer el crecimiento de los músculos y los huesos y el desarrollo del bebé. El yogur también contiene probióticos que favorecen la salud intestinal. (Fuente: WebMD, Datos nutricionales)

mango asado

Esta receta de mango asado se puede servir sola para bebés lactantes o como guarnición en comidas familiares.

3 piezas mango maduro
½ cucharadita Canela
Una pizca de nuez moscada

Instrucciones:

1. Lave bien el mango, corte las mejillas y luego saque la pulpa del mango con una cuchara.

2. Cortar la pulpa del mango en trozos y espolvorear con canela y nuez moscada. Revuelve para cubrir el mango con especias.

3. Colocar en una fuente o bandeja apta para horno. Hornee en horno precalentado a 200°C durante 8-10 minutos o hasta el punto deseado. Retirar del horno y dejar enfriar un poco antes de servir.

Observaciones:

  • Agregar una pequeña cantidad de canela puede ayudar a realzar el sabor ligeramente dulce de los mangos u otros alimentos con los que les dé sabor. Asegúrese de utilizar sólo una pequeña cantidad para no dominar el sabor.

    La canela contiene trazas de diversos minerales como hierro y calcio e incluso puede tener propiedades antimicrobianas, glucémicas y antioxidantes. (Fuente: Medicina y terapias complementarias de BMC.)

Gachas de melocotón y mango

Combinaciones y recetas de papillas de mango para bebés

Esta receta de papilla es perfecta para el desayuno y le dará energía a tu mañana.

¼ de taza avena
1 pieza mango maduro
1 pieza durazno maduro
2 – 3 tazas agua o leche

Instrucciones:

1. Lavar el mango y la pera, cortarlos en rodajas, luego poner la pulpa en una licuadora o procesador de alimentos y procesar hasta que quede suave.

2. Agrega agua y avena a una olla. Calienta la mezcla hasta que hierva y luego reduce el fuego a fuego lento. Cocine hasta que la avena esté suave.

3. Agrega el puré de frutas. Mezclar para combinar.

4. Ajustar el líquido a la consistencia deseada. La mezcla se espesará a medida que se enfríe.

Observaciones:

  • La avena es un grano integral que puedes darle a tus bebés cuando comienzan a comer alimentos sólidos a los seis meses de edad. (Fuente: Pautas dietéticas para los estadounidenses) Opte por copos de avena integrales en lugar de avena instantánea muy procesada para obtener el máximo de nutrientes que la avena puede proporcionar. Lee nuestra guía sobre bebés y avena.

    Son ricos en fibra para una buena digestión y salud del corazón, reducen el riesgo de obesidad y otras enfermedades, y son ricos en vitaminas y minerales que apoyan los procesos corporales. (Fuente: Diario de nutrientes, Límites en la nutrición)

Los mangos son una fruta extremadamente versátil que se puede utilizar tanto en recetas dulces como saladas. Combina bien con otras frutas como manzanas, plátanos, melones y cocos, así como con comidas saladas como carne de cerdo, pepinos, jengibre y lima.

Ya sea cortado en cubitos, en puré o en puré en platos, toda la familia puede disfrutar de su sabor agridulce y de sus numerosos beneficios y nutrientes para la salud.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Combinaciones y recetas de papillas de mango para bebés

Papillas de mango para bebés: ¡Una delicia nutritiva!

El mango es una fruta tropical deliciosa y nutritiva que se puede introducir en la alimentación de los bebés a partir de los 6 meses. Su dulzura natural y su textura suave lo convierten en un ingrediente ideal para las papillas caseras. A continuación, responderemos a algunas preguntas frecuentes sobre las combinaciones y recetas de papillas de mango para bebés.

1. ¿Cuándo puedo comenzar a darle mango a mi bebé?

De acuerdo con los pediatras, el mango se puede introducir en la alimentación complementaria de los bebés a partir de los 6 meses. Asegúrate de que tu bebé ya haya probado otros alimentos básicos como cereales y papillas de verduras antes de ofrecerle mango.

2. ¿Cómo preparo una papilla de mango para mi bebé?

Preparar una papilla casera de mango para tu bebé es muy sencillo. Aquí tienes una receta básica:

  1. Lava, pela y corta un mango maduro en trozos pequeños.
  2. Coloca los trozos de mango en una licuadora y tritúralos hasta obtener una consistencia suave.
  3. Si deseas, agrega una pequeña cantidad de agua o leche materna para ajustar la consistencia de la papilla.
  4. ¡Listo! Sirve la papilla de mango a temperatura ambiente o ligeramente refrigerada.

3. ¿Puedo combinar el mango con otros ingredientes en las papillas?

Sí, definitivamente puedes combinar el mango con otros ingredientes nutritivos para hacer papillas más completas. Aquí tienes algunas ideas de combinaciones:

  • Papilla de mango y plátano: mezcla partes iguales de mango maduro y plátano maduro en la licuadora.
  • Papilla de mango y pera: mezcla partes iguales de mango maduro y pera madura en la licuadora.
  • Papilla de mango, espinacas y yogur: mezcla mango maduro, espinacas cocidas y yogur natural en la licuadora.

4. ¿Puedo congelar las papillas de mango?

Sí, puedes congelar las papillas de mango en pequeñas porciones para tener siempre a mano. Solo asegúrate de utilizar recipientes aptos para congelador y etiquetar cada porción con la fecha de preparación. Las papillas de mango congeladas pueden durar hasta 2-3 meses en el congelador.

5. ¿Existen precauciones al introducir el mango en la alimentación del bebé?

Al introducir el mango en la alimentación de tu bebé, ten en cuenta las siguientes precauciones:

  • Asegúrate de que el mango esté completamente maduro y suave antes de ofrecérselo a tu bebé. El mango verde o demasiado duro puede ser difícil de digerir.
  • Siempre supervisa a tu bebé mientras come y busca signos de alergias o intolerancias.
  • No añadas azúcar, sal o especias a las papillas de mango para bebés. Deja que el sabor natural del mango brille por sí solo.

Recuerda que cada bebé es único, por lo que es importante consultar a un pediatra antes de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu pequeño. ¡Disfruta de las deliciosas papillas de mango y fomenta una alimentación saludable en cada etapa de su crecimiento!

Fuentes:

  1. BabyCenter México
  2. Guía Infantil


Deja un comentario