Almendras durante el embarazo: efectos secundarios, seguridad y beneficios

El embarazo es una etapa especial en la vida de una mujer, llena de cambios y decisiones importantes sobre su salud y la de su bebé. Una de estas decisiones tiene que ver con la alimentación, y es que durante esta etapa es fundamental cuidar lo que se come para garantizar el correcto desarrollo del feto. En este sentido, las almendras son un alimento que suele generar ciertas dudas en las mujeres embarazadas. En este artículo, hablaremos sobre los efectos secundarios, la seguridad y los beneficios de consumir almendras durante el embarazo, para que puedas tomar una decisión informada acerca de incluir o no este delicioso fruto seco en tu dieta durante esta etapa tan especial.

Última actualización el 24 de septiembre de 2022

Las almendras se consideran uno de los alimentos más ricos en nutrientes del mundo. ¿Las mujeres embarazadas pueden disfrutar de este snack saludable?

Las almendras son seguras para las mujeres embarazadas si están pasteurizadas o tostadas. Hace años, las almendras se convirtieron en el centro de atención por causar varios brotes de intoxicación alimentaria en todo el mundo, pero los métodos de pasteurización actuales las han hecho seguras para el embarazo.

¡Sigue leyendo para aprender cómo disfrutar las almendras de forma segura durante el embarazo, qué productos de almendras comprar, sus beneficios para la salud y más!

Si quieres saber más sobre la leche de almendras durante el embarazo, lee nuestro artículo dedicado. Este artículo le dirá todo lo que necesita saber sobre las nueces.

¿Es seguro comer almendras durante el embarazo?

La mayoría de las almendras y sus productos (incluidos los crudos) ahora son seguros para consumir durante el embarazo porque han sido pasteurizados.

Aunque las almendras son uno de los frutos secos más populares y apreciados del planeta, a principios de la década de 2000 fueron el centro de atención porque estaban contaminadas con salmonella, lo que provocaba intoxicación alimentaria.

Un brote de salmonelosis causada por almendras crudas y no pasteurizadas ocurrió en Canadá y Estados Unidos en 2000-2001 y en Estados Unidos en 2004, seguidos por Suecia en 2005-2006.

Almendras durante el embarazo: efectos secundarios, seguridad y beneficios

Salmonella enterica, la culpable, puede incluso sobrevivir durante largos períodos de tiempo en granos secos. Esto llevó a las autoridades a implementar técnicas de descontaminación para eliminar patógenos y preservar el sabor.

Algunos tratamientos incluyen radiación infrarroja (IR), óxido de propileno (mercado estadounidense) y dióxido de cloro (Fuente: Revista de protección de alimentos).

El vapor también se utiliza para descontaminar las almendras crudas. El USDA utiliza radiación infrarroja (fuente: Noticias sobre seguridad alimentaria).

Hoy en día, todas las almendras cultivadas con fines comerciales en los Estados Unidos (California) deben tratarse mediante vaporización, escaldado, tostado u óxido de propileno antes de su distribución (Fuente: FDA).

Las almendras son ideales como snack solas o como complemento de platos y postres. Están disponibles crudos (pasteurizados), escaldados, asados ​​(secos o con aceite), enteros, en rodajas, en rodajas o troceados (Fuente: Escuela de Salud Pública TC Chan de Harvard). Aquí hay información sobre los diferentes tipos de almendras disponibles:

¿Son seguras las almendras crudas durante el embarazo?

Almendras crudas Los productos que se venden en el mercado son pasteurizados y seguros para el consumo. Por esta razón no se consideran verdaderamente “crudos” (fuente: NPR). Por lo tanto, las almendras crudas son seguras para consumir durante el embarazo.

Almendras tostadas durante el embarazo

Lo mismo aplica almendras tostadas. Son seguros porque están tostados y ahora también vienen en variedades con sabores como salados, caramelo salado, miel, chocolate, coco y más.

Teniendo esto en cuenta, debes tener cuidado con el contenido de sodio y azúcar de las almendras tostadas.

Blue Diamond, por ejemplo, tiene una gran cantidad de deliciosas almendras tostadas y aromatizadas, incluida la popular línea Smokehouse. Desafortunadamente, estos contienen mucho sodio. Una dieta rica en sodio puede empeorar la presión arterial de la madre y el niño, así como la función renal (Fuente: NIH).

Las almendras también se pueden utilizar para elaborar productos deliciosos como mantequilla de almendras, leche de almendras, pasta de almendras, harina de almendras y mucho más.

Mantequilla de almendras durante el embarazo

La mantequilla de almendras es muy popular hoy en día. No hay duda Pasta de almendra o mazapán. La mantequilla de almendras está hecha de almendras, mientras que la pasta de almendras está hecha de almendras y azúcar, así que asegúrese de consumirla con moderación (Fuente: huella).

La mantequilla de almendras, tanto tostada como cruda, es segura durante el embarazo. Si come mantequilla de nueces cruda, asegúrese de almacenarla adecuadamente y evite la contaminación cruzada.

Harina de almendras durante el embarazo

La harina de almendras, también conocida como harina de almendras, se elabora a partir de almendras molidas. En comparación con la harina para todo uso elaborada con trigo, tiene un mayor contenido de humedad.

Esto significa que los productos pueden estropearse fácilmente durante la cocción. Si tienes harina de almendras, guárdala en un recipiente hermético en el refrigerador durante 6 a 9 meses (Fuente: Escuela de Salud Pública TC Chan de Harvard).

Además de estropearse o volverse rancia, la harina de almendras es segura para las mujeres embarazadas.

Almendras remojadas o germinadas durante el embarazo

Algunas personas remojan las almendras antes de consumirlas. Esto se basa en la creencia de que el remojo mejora la tolerancia en el tracto gastrointestinal y contribuye a una mejor absorción de nutrientes. Sin embargo, los estudios sugieren que el remojo no tiene ningún efecto (Fuente: PubMed).

Por el contrario, remojar las almendras podría promover el crecimiento de Salmonella, L. monocytogenes y E. coli O157:H7, especialmente si no se siguen los métodos adecuados de manipulación y preparación. Esto también se aplica a las almendras germinadas (fuente: Revista de protección de alimentos).

Si has remojado almendras antes y sabes mantener todo esterilizado, puedes seguir haciéndolo incluso durante el embarazo. Sin embargo, si eres nueva en el proceso, puede que sea mejor evitar las almendras remojadas durante el embarazo.

Y como ya sabrás, los brotes crudos no se recomiendan para mujeres embarazadas. Para obtener más información sobre el consumo de brotes durante el embarazo, consulte este artículo aquí. Si las almendras germinadas están cocidas, generalmente son seguras para el embarazo.

Almendras durante el embarazo: efectos secundarios, seguridad y beneficios

¿Cuáles son los beneficios de las almendras durante el embarazo?

Las almendras tienen una serie de beneficios para las mujeres embarazadas. Un estudio en India encontró que las almendras ayudan a reducir el LDL y mantener o aumentar el HDL, lo que tiene un efecto positivo en la prevención de enfermedades cardiovasculares (Fuente: NIH).

Las almendras son una rica fuente de ácidos grasos insaturados y también tienen propiedades antimicrobianas. Además, según un ensayo controlado aleatorio, tanto las almendras tostadas como las sin tostar aumentan las bacterias intestinales buenas (Fuente: nutritivo).

Un intestino sano es importante para las mujeres embarazadas porque permite que el cuerpo absorba los nutrientes de los alimentos, ¡y el bebé también se beneficia de ello!

Además de estos beneficios nutricionales, las almendras también son excelentes fuentes de vitamina E, calcio, magnesio, fósforo, biotina y fibra, por nombrar algunos.

vitamina e Es importante durante el embarazo porque protege las células del daño causado por los radicales libres, especialmente las especies reactivas de oxígeno (ROS). La vitamina E también ayuda a prevenir la preeclampsia (Fuente: Instituto Linus Pauling de la Universidad Estatal de Oregón).

calcio es importante para la salud ósea. Unos huesos fuertes durante el embarazo pueden ayudar a las mujeres a moverse mejor. También se ha descubierto que el calcio ayuda a prevenir el riesgo de cáncer de colon y cálculos renales (Fuente: Escuela de Salud Pública TC Chan de Harvard).

magnesio ayuda a mantener y regular las funciones del corazón, los nervios, los huesos, los músculos y más (Fuente: Escuela de Salud Pública TC Chan de Harvard). Como el magnesio, fósforo también ayuda a mantener sanos los huesos, músculos y vasos sanguíneos (Fuente: MedlinePlus).

Biotina Ayuda en la síntesis y degradación de glucosa, aminoácidos y ácidos grasos (Fuente: Instituto Linus Pauling de la Universidad Estatal de Oregón).

fibra Ayuda a regular el consumo de carbohidratos del cuerpo, mantiene a raya el hambre y previene la desagradable hinchazón durante el embarazo (Fuente: Escuela de Salud Pública TC Chan de Harvard).

¿Existen efectos secundarios de las almendras durante el embarazo?

No existe ninguna investigación científica sobre los efectos secundarios de las almendras durante el embarazo. Sin embargo, comer demasiadas almendras podría provocar un aumento de peso, ya que las almendras son ricas en proteínas y grasas saludables.

Una onza de almendras (23 granos) contiene 6 g de proteína y 14,1 g de grasa (Fuente: USDA).

Como la mayoría de los frutos secos, las almendras se deben consumir con moderación durante el embarazo. Lo que nos lleva al siguiente tema:

¿Cuántas almendras puedo comer al día durante el embarazo?

La dosis diaria recomendada para mujeres embarazadas aumenta durante el embarazo. Para las nueces, especialmente las almendras, la porción recomendada es media onza o 12 granos por día. (Fuente: Sistema de salud de UC Davis).

Almendras durante el embarazo: efectos secundarios, seguridad y beneficios

¿El aceite o extracto de almendras es seguro para el embarazo?

Un estudio encontró que el uso diario de aceite de almendras para reducir las estrías aumentaba significativamente la incidencia de parto prematuro (Fuente: Académico de Oxford). Por este motivo, recomendamos no utilizar aceite de almendras de forma tópica durante el embarazo.

Los sabores de almendras, por otro lado, son seguros si su concentración es inferior a la concentración tóxica. El sabor a almendra que se saborea en los dulces o bebidas contiene poco benzaldehído y cinamaldehído.

Esto significa que tienen baja toxicidad y se consideran seguros para el consumo durante el embarazo. Sin embargo, la inhalación y el contacto con los ojos pueden causar irritación (fuente: NIH).

Las almendras se recomiendan como snack saludable durante el embarazo. Esperamos que este artículo te haya ayudado a obtener más información sobre las almendras y los productos de almendras durante el embarazo.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Almendras durante el embarazo: efectos secundarios, seguridad y beneficios

El embarazo es una etapa de la vida en la que las mujeres deben prestar especial atención a su alimentación para garantizar un desarrollo saludable tanto para ellas como para sus bebés. En este sentido, las almendras se destacan como una opción nutritiva y sabrosa. En este artículo responderemos a las preguntas más frecuentes sobre el consumo de almendras durante el embarazo, teniendo en cuenta los efectos secundarios, la seguridad y los beneficios que aportan.

¿Es seguro comer almendras durante el embarazo?

Sí, es seguro comer almendras durante el embarazo siempre y cuando se consuman en cantidades moderadas. Las almendras son una excelente fuente de nutrientes esenciales como proteínas, grasas saludables, fibra, vitamina E, calcio y magnesio. Estos nutrientes son fundamentales para el desarrollo adecuado del bebé y para mantener la salud de la madre.

Es importante tener en cuenta que algunas mujeres pueden tener alergia a las almendras. En caso de ser alérgica, es recomendable evitar su consumo durante el embarazo.

¿Cuáles son los beneficios de comer almendras durante el embarazo?

El consumo regular de almendras durante el embarazo ofrece numerosos beneficios para la salud. Algunos de ellos incluyen:

  1. Incremento de energía: Las almendras son una excelente fuente de proteínas y grasas saludables, lo que ayuda a mantener los niveles de energía durante el embarazo.
  2. Favorecen el desarrollo cerebral del bebé: Las almendras contienen ácido fólico y vitamina E, ambos nutrientes esenciales para el desarrollo cerebral del bebé. El ácido fólico ayuda a prevenir defectos del tubo neural y la vitamina E promueve la salud del cerebro.
  3. Regulan el peso durante el embarazo: A pesar de contener grasas saludables, las almendras son bajas en calorías y ricas en fibra. Esto ayuda a controlar el peso durante el embarazo y prevenir el aumento excesivo de kilos.
  4. Fortalecen los huesos y dientes: Las almendras son ricas en calcio y magnesio, minerales esenciales para el desarrollo y fortalecimiento de huesos y dientes.

¿Existen efectos secundarios del consumo de almendras durante el embarazo?

En general, el consumo moderado de almendras durante el embarazo no tiene efectos secundarios negativos. Sin embargo, algunas mujeres pueden experimentar molestias estomacales o alergias si son sensibles a este fruto seco. Por esta razón, es importante prestar atención a las reacciones del cuerpo ante el consumo de almendras.

Si se presentan síntomas como hinchazón, picazón, dificultad para respirar o diarrea después de consumir almendras, se recomienda consultar al médico de inmediato.

En conclusión, el consumo de almendras durante el embarazo puede ser beneficioso siempre y cuando se realice en cantidades moderadas y teniendo en cuenta posibles alergias. Consultar con el médico siempre es la mejor opción para asegurarse de que el consumo de almendras no interfiera con el embarazo o represente algún riesgo.

Fuentes:

Deja un comentario