Albaricoques durante el embarazo: beneficios de los albaricoques secos o frescos

El embarazo es una etapa en la vida de una mujer en la que la alimentación juega un papel fundamental para garantizar el correcto desarrollo del bebé. Es importante consumir una amplia variedad de alimentos saludables para obtener los nutrientes necesarios, y los albaricoques son una excelente opción. Ya sea en su versión seca o fresca, los albaricoques ofrecen numerosos beneficios para las mamás embarazadas. Descubre en este artículo cómo pueden contribuir a tu bienestar y el de tu bebé. ¡No te lo pierdas!

Los albaricoques son una de las frutas más populares del mundo. Son dulces, jugosas y deliciosas. También son muy beneficiosos para las mujeres embarazadas.

Los albaricoques son una buena opción para las mujeres embarazadas, pero mucho depende de la forma: frescos, secos o incluso como parte de la «decocción de partera» que favorece el parto.

Explicaré por qué son seguros y la forma más saludable de incorporarlos a su dieta durante el embarazo sin agregar demasiada azúcar ni carbohidratos.

Los beneficios de los albaricoques para las mujeres embarazadas.

Los albaricoques son una de las mejores fuentes de vitamina E, necesaria para la división y el crecimiento celular. La vitamina E también es importante para el desarrollo del sistema nervioso de su bebé (Fuente: Revista de lipidología).

Los beneficios para la salud del consumo de albaricoques incluyen su capacidad para reducir el colesterol, estimular el sistema inmunológico, combatir las células cancerosas, reducir la inflamación, mejorar la digestión y más.

Los albaricoques también son una excelente fuente de cobre, ácido fólico, magnesio, fósforo, potasio y zinc. Estos minerales son importantes para la salud y el desarrollo de su bebé (Fuente: USDA).

Los albaricoques también son una buena fuente de vitamina B6, importante para el correcto desarrollo del cerebro fetal.

En general, los albaricoques contienen muchos nutrientes que benefician tanto a la madre como al niño. La clave, sin embargo, está en cómo se sirven. Por ejemplo, un albaricoque fresco y maduro es mucho mejor para usted y su bebé que una lata de almíbar fuerte, que aporta muchas calorías y carbohidratos adicionales.

¿Es seguro comer albaricoques al principio del embarazo?

Los albaricoques son seguros durante todas las etapas del embarazo siempre que se sigan buenas prácticas de higiene al preparar la fruta. Para obtener más información, consulte nuestra guía para preparar fruta fresca durante el embarazo.

Por lo general, se debe evitar la fruta prefabricada y precortada durante el embarazo, ya que el riesgo de contaminación bacteriana o cruzada es mayor si no la has preparado tú misma.

Albaricoques secos para el embarazo: ¿son buenos para usted?

Los albaricoques secos son una forma más concentrada de la fruta. Tienen los mismos beneficios para la salud que los albaricoques frescos o enlatados, pero es mucho más fácil comer muchos más.

Por lo tanto, preste atención a sus porciones: 50 g de orejones contienen más de 26 g de azúcar y alrededor de 118 calorías (fuente: Nutriciónix).

Albaricoques durante el embarazo: beneficios de los albaricoques secos o frescos

Aunque los orejones son completamente seguros para comer durante el embarazo, es mejor vigilar el contenido de azúcar para no exagerar. Si ya le han diagnosticado diabetes, pregúntele a su médico acerca del consumo de frutas secas, ya que algunas de ellas se endulzan aún más cuando se secan.

Para obtener más información sobre esto, consulte nuestro artículo sobre las mejores (y peores) frutas frescas y secas para comer durante el embarazo.

¿Cuántos orejones puedo comer durante el embarazo?

Si comes orejones en casa, asegúrate de prestar atención a la etiqueta nutricional. Debes limitarte a un máximo de 2 porciones al día; debido a que existen fluctuaciones naturales en el tamaño de las frutas, a veces es menos confiable contar los trozos de fruta para saber exactamente cuánta azúcar estás consumiendo.

Albaricoques durante el embarazo: beneficios de los albaricoques secos o frescos

Formas saludables de comer albaricoques durante el embarazo

Los albaricoques frescos son probablemente la forma más fácil de consumir estas delicias durante el embarazo. Pero si no te gusta comer fruta cruda, existen otras opciones.

Los albaricoques secos son un excelente refrigerio cuando se combinan con nueces y semillas. Simplemente mezcle 1/4 taza de almendras, semillas de girasol, semillas de calabaza, semillas de lino, semillas de chía, corazones de cáñamo o cualquier combinación de estos con 2 cucharadas de orejones.

Esto hace que una mezcla de frutos secos saludable sea perfecta como refrigerio durante todo el día. También es excelente con yogur o helado (asegúrate de que esté pasteurizado) y puede ser una buena fuente de energía cuando te sientes un poco flojo.

También puedes intentar hacer tu propia mermelada de albaricoque. Simplemente combine 3 tazas de albaricoques maduros picados con 6 tazas de azúcar hasta alcanzar la consistencia deseada. Deje reposar durante la noche antes de usar. Durará unas dos semanas en el frigorífico.

Si prefiere algo salado en lugar de dulce, considere agregar orejones a ensaladas o platos africanos como tagine o cuscús. Agregar una cucharadita de comino a su arroz o cuscús junto con algunos orejones picados es una manera fácil de darle sabor a su guarnición.

Jugo de albaricoque durante el embarazo.

El jugo de albaricoque es otra opción deliciosa durante el embarazo. Puedes hacer fácilmente tus propios albaricoques haciendo puré de 3 a 4 albaricoques frescos con la misma cantidad de agua en una licuadora; debes licuar hasta que quede suave y luego colar a través de un colador fino o una gasa para eliminar los trozos duros de fruta.

El jugo de albaricoque hecho en casa y servido inmediatamente suele ser seguro durante el embarazo; solo asegúrese de que la licuadora y otros equipos estén limpios. Para obtener más información, consulte nuestro artículo sobre los jugos durante el embarazo.

Si compra jugo de albaricoque comprado en la tienda (o una mezcla que lo contenga), entonces Es necesario pasteurizarlo para que sea seguro durante el embarazo. La pasteurización implica calentar el jugo a al menos 160 grados Fahrenheit durante al menos 15 segundos, lo que mata las bacterias dañinas.

Para asegurarse de obtener jugo pasteurizado, consulte la etiqueta. Si dice «Pasteurizado», «Tratado térmicamente» o algo similar, entonces debería estar bien.

Sin embargo, si ve las palabras «crudo» o, a veces, «recién prensado», es mejor evitarlas; aunque la etiqueta pueda decir «fresco», si no está pasteurizado, no es seguro durante el embarazo. Esto también se aplica a los jugos comprados en bares de jugos, mercados de agricultores y lugares similares.

Es importante no excederse al beber cualquier tipo de zumo de frutas durante el embarazo. Los jugos de frutas tienen un alto contenido de fructosa, que puede elevar los niveles de azúcar en sangre. Si tiene diabetes (incluida diabetes gestacional), comuníquese primero con su médico.

Los jugos de frutas se disfrutan mejor como parte de una dieta saludable durante el embarazo y no como reemplazo de otros alimentos saludables. Si deseas consumir más fibra, puedes probar con batidos en lugar de jugos.

Por último, el jugo de albaricoque suele figurar como uno de los ingredientes principales del brebaje de partera, un brebaje destinado a inducir el parto. ¡Lea más sobre esto (y obtenga la receta) aquí!

Albaricoques durante el embarazo: beneficios de los albaricoques secos o frescos
Aceite de semilla de albaricoque y semillas de albaricoque sobre fondo de madera.

¿Es seguro el aceite o el extracto de semilla de albaricoque durante el embarazo?

La semilla de albaricoque es un producto natural obtenido de los albaricoques. Se ha utilizado en la medicina tradicional durante siglos para tratar diversas dolencias, incluidos problemas de la piel y otras dolencias.

También se puede convertir en un aceite que a veces se toma para tratar diversas dolencias cuando se toma por vía oral, aunque esto no es seguro. El aceite de semilla de albaricoque contiene una sustancia química tóxica llamada amigdalina. Esta sustancia química puede convertirse en cianuro en el cuerpo, lo que puede provocar efectos secundarios graves, incluida la muerte. (webmd.com)

Por tanto, durante el embarazo, es mejor evitar la ingesta de productos de semilla de albaricoque, incluidos aceites o suplementos.

La fruta sola sigue siendo segura para comer durante el embarazo, pero evite tomar aceites o extractos por vía oral.

En general, los albaricoques son una fruta dulce y deliciosa que se puede integrar fácilmente en muchos platos y disfrutar durante el embarazo.

Este artículo fue revisado y aprobado para su publicación de acuerdo con nuestra política editorial.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Albaricoques durante el embarazo: beneficios de los albaricoques secos o frescos

Albaricoques durante el embarazo: beneficios de los albaricoques secos o frescos

Los albaricoques son unas frutas deliciosas y jugosas que se consumen ampliamente en todo el mundo. Tanto los albaricoques secos como los frescos son una excelente opción durante el embarazo debido a los múltiples beneficios que ofrecen para la salud de la madre y el desarrollo del bebé.

Beneficios de los albaricoques durante el embarazo

1. Fuente de vitaminas y minerales: Los albaricoques contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para el correcto desarrollo del feto. Son especialmente ricos en vitamina A, vitamina C, vitamina E, calcio, hierro y potasio.

2. Favorecen la digestión: Durante el embarazo, muchas mujeres experimentan problemas de digestión debido a los cambios hormonales. Los albaricoques son una excelente fuente de fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal y aliviar el estreñimiento.

3. Nutren la piel: La vitamina A presente en los albaricoques es beneficiosa para el mantenimiento de una piel saludable. Durante el embarazo, la piel puede volverse más sensible y propensa a sufrir resequedad. Consumir albaricoques puede ayudar a mantener una piel radiante y nutrida.

4. Refuerzan el sistema inmunológico: La combinación de vitamina C y vitamina E en los albaricoques ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de la madre durante el embarazo, ayudando a prevenir resfriados y otras enfermedades comunes.

5. Controlan la presión arterial: Los albaricoques son bajos en sodio y ricos en potasio, lo que los convierte en una excelente opción para controlar la presión arterial alta, un problema que puede surgir durante el embarazo.

¿Es mejor consumir albaricoques secos o frescos durante el embarazo?

Tanto los albaricoques secos como los frescos ofrecen beneficios para la salud durante el embarazo. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunas diferencias:

Albaricoques secos: Los albaricoques secos son una excelente fuente de fibra y antioxidantes. Además, concentran los nutrientes en una porción más pequeña debido a la pérdida de agua durante el proceso de deshidratación. Son fáciles de transportar y pueden ser un práctico refrigerio para las mujeres embarazadas.

Albaricoques frescos: Los albaricoques frescos contienen más agua y son una excelente fuente de vitamina C. Son más jugosos y refrescantes, lo que los convierte en una opción ideal para combatir la sed durante el embarazo.

  1. Se recomienda consumir albaricoques orgánicos para evitar la exposición a pesticidas y químicos.
  2. Siempre lávate los albaricoques antes de consumirlos para eliminar cualquier impureza.
  3. Evita consumir albaricoques en exceso, ya que pueden tener un efecto laxante debido a su contenido de fibra.

En conclusión, tanto los albaricoques secos como los frescos son una excelente opción para incluir en la dieta durante el embarazo. Ambos ofrecen beneficios para la salud y son una deliciosa forma de obtener nutrientes esenciales para el desarrollo del bebé.

Fuentes:


Deja un comentario