39 semanas de embarazo, estómago apretado todo el día

¡Bienvenida a nuestra guía para las futuras mamás! Si estás en la recta final de tu embarazo y te preguntas por qué tienes el estómago apretado todo el día, has llegado al lugar indicado. En este artículo, te explicaremos qué significa tener el estómago apretado en las 39 semanas de embarazo y cuáles pueden ser las causas más comunes. No te preocupes, ¡es completamente normal! Sigue leyendo para descubrir cómo aliviar esta sensación y qué esperar en esta etapa tan emocionante de tu vida. ¡Vamos allá!

Contenido

Contenido de salud confirmado médicamente por el Dr. Golam Rabbani

39 semanas de embarazo, estómago apretado todo el día

Especialista en ginecología y pediatría.

Comprenda que el estómago está apretado todo el día a las 39 semanas de embarazo

Sabes, a lo largo de los años, muchas de mis amigas y compañeras mamás se han acercado a mí con preguntas sobre sus embarazos. Una de las preguntas más comunes que escucho es: «¿Por qué siento tanto dolor en el estómago a las 39 semanas de embarazo?» Yo misma he pasado por esto y créanme, es una parte completamente natural del proceso.

A las 39 semanas, tu bebé está listo para conocer el mundo y tu cuerpo se está preparando para el gran momento. Esta sensación de tensión muchas veces se debe a varios factores, como por ejemplo: B. Contracciones de Braxton Hicks, la posición de su bebé y su preparación para el nacimiento. 🤰

39 semanas de embarazo, estómago apretado todo el día

Sumérgete más profundamente: ¿Por qué se contrae tu estómago?

1. Contracciones de Braxton Hicks

Estas “contracciones de práctica” son una parte normal del embarazo, especialmente a medida que se acerca la fecha del parto. Piense en ellos como calentamientos para el gran espectáculo. Puede hacer que su estómago sienta como si alguien lo estuviera apretando suavemente. Aunque pueden asustarte la primera vez, suelen ser inofensivos.

  • ¿Qué le pasa a Braxton Hicks? Estas contracciones comienzan ya en el segundo trimestre, pero son más comunes en el tercer trimestre. Ocurren de forma esporádica y pueden aparecer y desaparecer a lo largo del día, a menudo provocadas por deshidratación, fatiga o incluso cuando el bebé se mueve. Y aunque en ocasiones pueden resultar un poco incómodos, suelen ser indoloros.
  • ¿En qué se diferencian del trabajo real? Los Braxton Hicks son irregulares y no se acercan con el tiempo. También tienden a ser menos intensas que las contracciones reales y no siguen un patrón consistente. Las contracciones reales, por otro lado, ocurren a intervalos regulares, aumentan en intensidad y, de hecho, duelen más.

2. Posición y compromiso del bebé

Alrededor de esta época, la mayoría de los bebés se han acomodado en una posición con la cabeza hacia abajo y están listos para hacer su gran entrada. Este cambio puede hacer que su útero cambie de forma y cree una sensación de opresión.

  • Cabeza hacia abajo versus posición de nalgas: la presión y la tensión pueden variar según la posición de su bebé. La posición cabeza abajo ejerce presión sobre el cuello uterino y provoca una sensación de tensión en la parte inferior del abdomen. Sin embargo, si el bebé está en posición de nalgas (las nalgas o los pies primero), es posible que pueda sentir la tensión más arriba.
  • Momento de la participación: cuando usted participa, su bebé se hunde más profundamente en su pelvis, una señal de que el nacimiento está cerca. Es como si el bebé dijera: «¡Está bien, me estoy poniendo en posición!» Este ajuste puede hacer que su barriga se sienta como un insecto.

3. El crecimiento de tu bebé

¡Tu pequeño ya no es tan pequeño! A las 39 semanas, tu bebé está casi listo para nacer y ocupará bastante espacio allí. Con la presión adicional sobre tus abdominales, no es de extrañar que las cosas se sientan un poco… apretadas.

  • Opresión después de comer: Es posible que notes esta sensación más intensa después de comer una comida abundante o hacer ejercicio. En este caso, busque un lugar cómodo para tumbarse, cambiar de posición o incluso darse un capricho con un relajante baño caliente. Tu cuerpo trabaja duro; ¡Merece algunos cuidados!

4. Deshidratación

No beber suficiente agua durante el embarazo puede provocar una variedad de síntomas, incluido dolor de estómago. Es importante que se sigan administrando estos líquidos.

  • Elegir la bebida adecuada: El agua es siempre la primera opción. Pero también puedes recurrir a jugos o bebidas deportivas de vez en cuando, especialmente si has estado muy activo o es un día caluroso afuera. Solía ​​tener siempre una botella de agua a mi lado; ¡Es una manera fácil de recordarte que debes beber muchos líquidos!
  • Control de orina: ¿una forma rápida de controlar los niveles de líquidos? El color de tu orina. Si es de color amarillo pálido, estás bien. Cualquier color más oscuro puede significar que necesitas aumentar la ingesta de líquidos.

5. Trabajo de parto prematuro

Aunque la opresión estomacal suele ser inofensiva, es importante estar atento. Si siente tensión en el estómago con frecuencia y se presentan otros síntomas, podría ser un signo de parto prematuro.

  • Qué buscar: las contracciones regulares, los calambres estomacales (con o sin dolor), el sangrado vaginal o el flujo inusual deben hacer sonar la alarma. Recuerde estar siempre en el lado seguro. Si siente algo incómodo, no dude en llamar a su médico.
📌 Hecho versus hecho
contracciones de Braxton Hicks Contracciones reales del parto
Éstas son contracciones de práctica antes de que comience el trabajo de parto real. Son más dolorosos y regulares.
Se siente como si se tensaran los músculos abdominales; Puede ir y venir todo el día. Vuélvete más fuerte y más frecuente con el tiempo.
Generalmente es indoloro, pero a veces incómodo. Generalmente doloroso.
Una parte normal del embarazo. ¡Una señal de que tu pequeño está en camino!

Cuidando el estómago apretado

Descanso y relajación

¿Te sientes un poco agotado? No te esfuerces demasiado. Si estás cansado, está perfectamente bien tomarte un descanso. Levanta los pies, toma una manta cómoda y toma una siesta. Le da a tu cuerpo la oportunidad de recuperarse.

Mantente hidratado

¡Agua, agua por todos lados y muchas gotas para beber! Mantenga una botella de agua cerca para recordar beber con frecuencia. No sólo sacia tu sed, sino que también ayuda a reducir esas molestas contracciones de Braxton Hicks.

¡Muévelo!

Permanecer en una posición durante demasiado tiempo puede aumentar esta sensación de tirantez. No permanezca estacionario durante largos períodos de tiempo. Levántate, estira las piernas y cambia de posición de vez en cuando. Y si la sensación de tensión persiste, un paseo suave a veces puede hacer maravillas.

Baños calientes y compresas.

El calor es un remedio antiguo para el dolor y el malestar. Un baño tibio puede ayudar a relajar los músculos y brindar alivio. ¿No tienes ganas de darte un baño? No hay problema. Una compresa tibia o una almohadilla térmica sobre el estómago también pueden hacer maravillas. Solo asegúrate de que no esté demasiado caliente.

Distrae tu mente

A veces es mejor desviar la atención. Sumérgete en un buen libro, mira una película o piérdete en melodías relajantes. Antes de que te des cuenta, esa incomodidad será lo último que tendrás en mente.

Bueno, cuando se trata de contracciones de Braxton Hicks, pueden ser un poco complicadas. Aquí hay algunos consejos de mi propia experiencia:

Consejos para Braxton Hicks a las 39 semanas

  • Toma descansos: si te sientes agotado, descansa. En ocasiones, la fatiga puede aumentar la frecuencia y la intensidad de estas contracciones.
  • Los líquidos son tus amigos: beber muchos líquidos ayuda a mantener a raya la deshidratación, que de otro modo puede empeorar las contracciones de Braxton Hicks.
  • Cámbielo: a veces, simplemente cambiar de posición puede ayudar. Por ejemplo, si ha estado sentado durante un tiempo, ponerse de pie o caminar puede brindarle alivio.
  • Comodidad cálida: No puedo enfatizar esto lo suficiente: ¡los baños, duchas o compresas calientes pueden ser increíblemente relajantes!
  • Recuerde respirar: puede parecer un cliché, pero una respiración profunda y relajante puede ser de gran ayuda.

🚨 Cuándo llamar al médico

Aunque los sentimientos de tensión suelen ser una parte natural del embarazo, es importante estar atento a cualquier síntoma inusual. Si experimenta contracciones dolorosas y persistentes, sangrado, un aumento repentino de la secreción o una presión intensa en el área pélvica, es hora de llamar a su médico. Más vale prevenir que lamentar.

Tu cuerpo cambia en la semana 39 y te enfrentas a la sensación de tensión 🤰

Cuando tienes 39 semanas de embarazo y tu estómago está tenso todo el día, tu cuerpo tiene una forma única de señalar la cuenta regresiva final. Para algunas mamás puede parecer como si tuvieran una pelota de baloncesto debajo de la camiseta, para otras es más como una pelota de voleibol. De cualquier manera, mientras tu pequeño está casi listo para saludar, tu cuerpo está atravesando innumerables cambios en anticipación.

Cambios cervicales: preparando el cuerpo para el día D 🌼

¿No es el cuello uterino algo maravilloso? A las 39 semanas de embarazo, esta increíble parte de tu cuerpo comienza a ablandarse, adelgazarse (lo que se denomina «borrar») y abrirse (expandirse). ¡Piense en ello como la puerta de la gran entrada de su bebé! ¿La parte fascinante? Este cambio puede ser un proceso lento y metódico que se lleva a cabo durante semanas o, en algunos casos, un torbellino que ocurre casi de la noche a la mañana. ¡Pero esa es su magia! Cada viaje es único.

La pequeña rutina de baile de tu peso

Un pequeño regalo sorprendente para muchos es la pérdida de peso en estas etapas finales. Probablemente estés pensando: «He estado ganando peso todo este tiempo, ¿y ahora me dices que voy a perder algo?» ¡Sí, eso es cierto! 🍃 Tu pequeño munchkin se hunde más profundamente en tu pelvis y tu cuerpo excreta el exceso de líquido. Todo es parte del complicado baile que realiza su cuerpo mientras se prepara para el parto.

Mirando: aumento del flujo vaginal

Aquí está la parte no tan glamorosa del embarazo, pero bueno, es todo natural. A medida que se acerca la fecha de parto, es posible que notes un aumento en el flujo vaginal. Es posible que notes una tonalidad clara, blanca o ligeramente amarillenta. Aunque pueda parecer un inconveniente, es solo la forma que tiene tu cuerpo de prepararse y asegurarse de que todo esté en las mejores condiciones para el nacimiento de tu bebé.

Otros síntomas comunes a las 39 semanas 🦋

  • Fatiga: Es como si tu cuerpo te dijera que te abastecieras de unos cuantos Zzz antes de que tu recién nacido te ayude a seguir adelante.
  • Dolor de espalda: dado que su estómago actúa como una mochila con carga frontal, no es de extrañar que su espalda proteste un poco.
  • Insomnio: ¡Ah, la ironía! Especialmente cuando te dicen que descanses, muchas personas no duermen.
  • Ansiedad: La mezcla de emoción y nerviosismo que precede al gran día puede hacer que tus emociones se vuelvan turbulentas.
  • Pérdida de apetito: Como tu pequeño ocupa tanto espacio, no queda mucho espacio para una comida grande. Pero bueno, las comidas pequeñas y frecuentes están a la orden del día.

Ejercicio: La clave para aliviar a una mujer embarazada de 39 semanas que tiene el estómago apretado todo el día 🧘‍♀️

¡No pongas los ojos en blanco ahora! Sé que lo último que te apetece hacer es hacer ejercicio cuando tienes el estómago tenso todo el día. Pero lo creas o no, algunos movimientos suaves pueden hacer maravillas con esa sensación de tensión.

  • Ejercicios del suelo pélvico: Bien, aclaremos esto: no sólo son beneficiosos para el parto. También ayudarán a largo plazo. Simplemente tensa los músculos del suelo pélvico, mantenlos brevemente (unos 5 segundos) y luego descansa. Apunta a 10-15 repeticiones.
  • Ejercicios de Kegel: Estos son los mejores ejercicios para el suelo pélvico. Son de gran ayuda para mejorar la circulación sanguínea y prevenir la incontinencia después del parto. Contrae de nuevo, mantén, relájate. Es muy fácil.
  • Caminar: ¡Mueve las piernas! Esto ayuda a liberar tensiones y te da un poco de aire fresco. ¡Gana, gana! 🚶‍♀️
  • Nadar: Imagínate sentirte ligero como una pluma. La natación es una opción de ejercicio fantástica y de bajo impacto y el agua soporta tu peso, lo que se siente como pura felicidad.
  • Yoga para embarazadas: flexibilidad, fuerza y ​​preparación para el parto, todo en un solo paquete. Encuentra una clase de yoga para embarazadas que se adapte a tu estado de ánimo y estarás feliz.
🧘‍♀️ Ejercicio 🌼 Beneficio
suelo pélvico Fortalece los músculos de soporte.
cono Promueve la circulación sanguínea y ayuda después del nacimiento.
Ir Suave y eficaz.
Bañarse Bajo impacto y sensación de ingravidez.
yoga durante el embarazo Mejora la flexibilidad y la fuerza y ​​prepara para el parto.

The Real Deal: Distinguir el trabajo falso del trabajo real

Navegar por el laberinto del parto puede resultar un poco difícil. En un momento te preguntas si es hora de hacer las maletas para ir al hospital, y al siguiente todo vuelve a estar en silencio. La clave es conocer la diferencia entre Braxton Hicks (trabajo falso) y el trabajo real.

  • Frecuencia: Las falsas contracciones son como ese amigo impredecible: aparecen de vez en cuando, sin regularidad. ¿Trabajo de verdad? Es constante y aumenta con el tiempo.
  • Intensidad: Braxton Hicks suele permanecer relajado y suave. El trabajo real, por otra parte, significa negocios. Estas contracciones parecen fuertes y se vuelven más fuertes.
  • Ubicación: Las falsas contracciones pueden provocar sensaciones en todo el abdomen. Las verdaderas contracciones centran la mayor parte de sus esfuerzos en la parte inferior del abdomen y la espalda.
  • Duración: Los Braxton Hicks son de corta duración, duran menos de medio minuto. Las contracciones reales tienden a durar, normalmente entre 30 y 60 segundos.
💡Factor 🍃 Falsas Contracciones (Braxton Hicks) 🌼 Trabajo real
frecuencia Irregular Sucede con más frecuencia con el tiempo.
intensidad Menos intenso Intensidad creciente
Ubicación Por todo el estomago Bajo abdomen y espalda
Período de tiempo <30 segundos 30-60 segundos

Finalmente, si tienes 39 semanas de embarazo y sientes calambres en el estómago durante todo el día, considera esto como la forma en que tu cuerpo se prepara para el gran evento. Significa hacer lo que mejor sabe hacer: prepararse para traer una nueva vida al mundo. Recuerda tomarte las cosas con calma, confiar en tu cuerpo y siempre, siempre escuchar lo que te dice. Pronto tendrás tu pequeño paquete de alegría en tus brazos y estos días de anticipación seguirán siendo gratos recuerdos. ¡Mantente fuerte mamá, tú hiciste esto! 🌟❤️

Recuerda, ¡tu cuerpo es increíble! 🌟Ha sido el hogar de tu bebé durante nueve meses y ahora se prepara para la gran final. Respira hondo, confía en tus instintos y disfruta de estos momentos finales. Tu hermoso bebé estará en tus brazos antes de que te des cuenta.

¡Te deseo lo mejor! ❤️

Preguntas frecuentes

👣 ¿Con qué frecuencia las mujeres embarazadas llegan a las 39 semanas o más?

Para muchas mujeres embarazadas, llegar a la semana 39 es bastante común. De hecho, los embarazos a término se categorizan entre las 39 y 40 semanas y el día 6. Este período se considera óptimo para la mayoría de los bebés, ya que permite que el cerebro y los pulmones maduren por completo. Si has cumplido las 39 semanas, ¡estarás en buena compañía con la mayoría de las mujeres embarazadas!

🤔 ¿Por qué se suele mencionar la semana 40 de embarazo y qué significa?

¡Ah, el gran 4-0! La marca de las 40 semanas es más una pauta promedio que una fecha límite exacta. Tiene sus raíces en la historia, cuando los expertos en salud calcularon que la duración promedio de un embarazo humano era de aproximadamente 280 días (o 40 semanas) a partir del último período menstrual. Sin embargo, debido a que cada embarazo es único, algunos bebés pueden optar por nacer un poco antes o quedarse un poco más.

🌡️ ¿Debo preocuparme por mi temperatura corporal en las últimas etapas del embarazo?

Un ligero aumento de la temperatura corporal durante el embarazo es natural debido al aumento del flujo sanguíneo y los cambios hormonales. Sin embargo, si nota un aumento repentino o su temperatura supera los 38°C (100,4°F), es importante que se comunique con su médico. La fiebre podría indicar una infección que requiere tratamiento inmediato.

🥑 ¿En qué alimentos debo centrarme en las etapas finales del embarazo?

Estás alimentando a dos personas, ¡por lo que la nutrición es de suma importancia! Considera lo siguiente:

  • Proteínas: Piense en carnes magras, tofu, frijoles y lentejas.
  • Ácidos grasos omega-3: el salmón, las nueces y las semillas de chía son las mejores opciones.
  • Calcio: El yogur, la leche y las verduras de hojas verdes te mantendrán activo.
  • Hierro: Consuma muchas espinacas, carne de res y cereales fortificados.
  • Ácido fólico: Los aguacates, las legumbres y los espárragos son la elección correcta.

¡Una dieta equilibrada garantiza que usted y su bebé obtengan todos los nutrientes importantes para un final saludable!

💦 ¿Es cierto que la ruptura del agua significa que ha comenzado el parto?

No siempre. Cuando el saco amniótico se rompe y libera líquido, comúnmente se lo denomina «saco amniótico». Para algunas mujeres, esto indica el inicio del parto en unas pocas horas. Para otras, es posible que el parto no comience hasta dentro de uno o dos días. Si rompe fuente y no siente las contracciones, es importante que se comunique con su médico.

🧠 ¿Es el “cerebro del embarazo” algo real en esta etapa?

¡Oh, absolutamente! “Cerebro de embarazo” o “cerebro de mamá” se refiere a los lapsos de memoria y momentos de olvido que muchas mujeres experimentan durante el embarazo. Aunque puede parecer un poco frustrante, suele ser inofensivo. Las fluctuaciones hormonales y las alteraciones del sueño pueden contribuir a esta niebla cognitiva, pero tenga la seguridad de que todo es parte del viaje.

🚗 ¿Cuándo debo preparar mi bolsa de hospital?

¡Gran pregunta! Es una decisión inteligente tener su bolso del hospital empacado y listo para la semana 36. Para la semana 39, asegúrese de que sea de fácil acceso. Recuerda incluir elementos esenciales como:

  • DNI y todos los documentos requeridos.
  • Ropa cómoda
  • Aperitivos
  • Artículos de cuidado personal
  • Elementos básicos para el bebé: pañales, ropa y un asiento para el automóvil.

⚖️ ¿Cuánto peso suele ganar el bebé en las últimas semanas?

¡En las últimas semanas, los bebés tienden a aumentar de peso! Por lo general, ganan alrededor de media libra (227 gramos) por semana durante el último mes. ¡Así que a las 39 semanas tu bebé podría pesar casi medio kilo más que a las 35 semanas!

👩‍⚕️ ¿Con qué frecuencia deben ser mis visitas prenatales en el último mes?

Una vez que llega a las 36 semanas de embarazo, sus visitas prenatales suelen convertirse en asuntos semanales. Su médico tendrá gran interés en controlar la posición de su bebé y el estado de su cuello uterino, asegurándose de que todo esté encaminado para el gran debut.

🧘 ¿Cuál es la mejor posición para dormir durante esta fase?

Para la mayoría de las mujeres embarazadas, el lado izquierdo es el punto dorado. Dormir sobre el lado izquierdo promueve una circulación sanguínea óptima y garantiza que su bebé reciba los nutrientes óptimos. También ayuda a los riñones a eliminar los desechos de manera eficiente, reduciendo la posible hinchazón. ¡Así que toma una almohada, ponte cómodo y consigue esos Zzz!

💗 ¿Cambian los movimientos del bebé a las 39 semanas?

Absolutamente. A medida que su bebé crece y se siente más cómodo en el útero, es posible que note un cambio de patadas notables a una sensación de balanceo o movimiento. Es importante controlar los movimientos de su bebé; Si hay una disminución notable, comuníquese con su médico.

🚀 ¿Cómo puedo inducir el parto de forma natural?

Si bien es importante consultar a su médico, se cree que existen varios métodos que promueven el parto natural:

  • Caminar: La atracción puede animar a tu bebé a descender.
  • Alimentos picantes: Algunos creen que estimulan el sistema digestivo y pueden estimular el parto.
  • Piña: Contiene bromelina, que algunos sugieren que puede ayudar a suavizar el cuello uterino.
  • Relajación: A veces, simplemente relajarse puede ayudar a su cuerpo a hacer la transición al trabajo de parto.
  • Estimulación del pezón: puede liberar oxitocina, una hormona que puede desencadenar contracciones.

🌙 ¿Cómo afronto el insomnio en las últimas semanas de embarazo?

El insomnio puede ser una molestia al final del embarazo. Para combatirlo:

  • Mantenga un horario de sueño regular.
  • Cree un ritual tranquilo antes de acostarse: lectura, música suave o un baño tibio.
  • Evite la cafeína, especialmente en la segunda mitad del día.
  • Utilice almohadas para apoyo y comodidad.
  • Limite la ingesta de líquidos antes de acostarse para evitar ir al baño durante la noche.

🥤 ¿Es importante beber suficientes líquidos en la semana 39?

¡Oh, puedes apostar! La ingesta adecuada de líquidos favorece los niveles de líquido amniótico y ayuda al cuerpo a prepararse para el aumento del volumen sanguíneo durante el parto. Intente consumir aproximadamente 10 tazas (2,3 litros) de líquido al día y siempre escuche a su cuerpo. Si tienes sed, ¡bebe!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

39 semanas de embarazo, estómago apretado todo el día

El embarazo es un momento emocionante y lleno de cambios para una mujer. A medida que llegas a las 39 semanas de embarazo, es normal experimentar una serie de síntomas y sensaciones diferentes. Una de las quejas comunes que muchas mujeres tienen en esta etapa es la sensación de tener el estómago apretado todo el día. En este artículo, exploraremos más a fondo esta molestia y proporcionaremos algunas respuestas a las preguntas frecuentes al respecto.

¿Por qué siento mi estómago apretado todo el día en las 39 semanas de embarazo?

El estómago apretado durante las últimas semanas de embarazo es una sensación común que puede ser causada por varias razones. Uno de los principales factores es el crecimiento del bebé en el útero. A medida que tu bebé continúa desarrollándose, ocupa más espacio dentro del útero, lo que puede hacer que tu estómago se sienta apretado y abultado. Además, es posible que experimentes contracciones de Braxton Hicks con más frecuencia en esta etapa, lo que también puede contribuir a esa sensación.

Otra posible causa del estómago apretado es la posición del bebé. Si tu bebé está encajado en la pelvis o si está en una posición que ejerce presión sobre tu estómago, es probable que experimentes esa sensación de apretamiento.

¿Cómo aliviar la sensación de estómago apretado durante las últimas semanas de embarazo?

Aunque no puedes evitar por completo la sensación de estómago apretado durante las últimas semanas de embarazo, hay algunas cosas que puedes hacer para aliviar la molestia:

  1. Practicar la respiración profunda: Aprende técnicas de respiración profunda que te ayudarán a relajarte y reducir la tensión en tu estómago.
  2. Hacer estiramientos suaves: Realiza suaves estiramientos para aliviar la presión y mejorar la circulación.
  3. Tomar baños tibios: Un baño tibio puede relajar tus músculos y proporcionar alivio temporal.
  4. Usar ropa cómoda: Opta por ropa suelta y cómoda que no ejerza presión adicional en tu estómago.
  5. Descansar y relajarte: Asegúrate de descansar lo suficiente y tomar momentos para relajarte durante el día.

Recuerda siempre hablar con tu médico si la sensación de estómago apretado se acompaña de dolor intenso, sangrado u otros síntomas preocupantes. Ellos podrán brindarte la orientación adecuada para tu situación específica.

Si deseas obtener más información sobre el tema, puedes visitar los siguientes enlaces:

Esperamos que esta información te haya sido útil y que te sientas más tranquila al comprender mejor la sensación de tener el estómago apretado durante las últimas semanas de embarazo. Recuerda que cada embarazo es único, y si tienes alguna preocupación, siempre es mejor consultar con un profesional de la salud.

Deja un comentario